Historia clínica única, mejoraría atención a los usuarios

La iniciativa fue una propuesta de los congresistas vallecaucanos Carlos Fernando Motoa y Juan Fernando Reyes, quienes con el proyecto buscan garantizar la eficiencia en el sistema de salud y calidad en la prestación del servicio, con un proceso de modernización a través de la digitalización de las historias clínicas, garantizando un mejor diagnóstico y atención a los usuarios.

“Este es un tema que se ha venido trabajando en Colombia desde hace unos 10 años, ya que se quiere llegar a la sistematización de la historia clínica individual. Hay unos beneficios tanto para el usuario como para los médicos, pues tendrán un acceso más directo acerca de sus datos clínicos y lo más importante es que estarán articulados a las diferentes instituciones donde recibe atención, para que no incurramos en una doble utilización de algunos servicios que llevó a cabo en otro centro médico”, dijo Eduardo Dueñas, subgerente de riesgos de la SOS.

Uno de los retos de la digitalización tiene que ver con la interoperabilidad, es decir, que a partir de establecerse la norma, los datos más relevantes del paciente sin importar si hace parte de la red pública o privada, cualquier entidad prestadora de salud podrá acceder inmediatamente a la historia clínica del usuario. “Una cosa es la historia clínica digitalizada y otra es la historia clínica unificada interoperable, la cual quedaría cargada en la nube y sería accesible a todas las instituciones prestadoras de salud”, agregó Dueñas.

Así pues, cada vez que el usuario cambie de sistema de salud, los médicos podrán saber qué tipo de procesos o exámenes estaba llevando a cabo, y así no tendrán que empezar de cero sino que se les va a garantizar una continuidad en la atención, mejorando la accesibilidad, pero también impactará positivamente los costos de salud, porque muchas de las ineficiencias que se presentan en el sistema tiene que ver con la reposición de exámenes.

Finalmente, el médico al tener un acceso más directo a la historia clínica del paciente, va a tener una visión del estado clínico y de los antecedentes del individuo para la toma de decisiones, y así brindarle un tratamiento oportuno, pues hay pacientes que requieren tratamientos inmediatos debido a su condición médica.

Nueva cédula, un aliado
Colombia también se encuentra en el proceso de implementar la cédula digital, que no solo contará con la información básica de cada persona, sino que también tendrá la historia clínica de acuerdo a estándares internacionales.

Esto será posible gracias a un chip que vendrá en el nuevo documento.
Ahora bien, las cédulas existentes no se anularán, y quienes desean podrán solicitar un duplicado del documento que saldrá con las nuevas especificaciones. La Registraduría espera que esta actualización del documento se genere en el primer trimestre de este año.

Proceso de digitalización

Uno de los retos, es que la ley tendrá que garantizar el tema de la privacidad de los datos del usuario, tendrá que definir quiénes van a tener acceso a esos datos de salud.

“La ley tiene que determinar cómo modificar la ley 23 de 1981 ‘ley de ética médica’, donde hay una regulación con respecto a la historia clínica, entonces deben establecer cuáles serán los mecanismos de control, cómo va a ser el tema del archivo documental, de quién será responsabilidad fiscalizar, entre otros mecanismos”, dijo el subgerente de riesgos de la SOS.

Debe haber un trabajo articulado entre el Ministerio de Salud y todas las instituciones territoriales, las aseguradoras y los prestadores de servicios de salud, para así garantizar más acceso y continuidad a los procesos de los ciudadanos.

Las ventajas

El Senado indicó cuáles serían las ventajas del proyecto que sólo espera la sanción presidencial.

– Permitirá a los usuarios del sistema de salud recibir una mejor atención. Al momento de requerir una cita médica o con especialista, los usuarios no tendrán que tener la historia clínica a la mano para recibir atención.

– Se garantizará, además, agilidad en la prestación del servicio, pues las IPS tendrán disponibles los datos relevantes y antecedentes médicos en cualquier parte del país.

– Ayudará a combatir la corrupción en el Sistema de Salud. Se podrán controlar los procedimientos y tratamientos relacionados directamente con las patologías de los usuarios, mitigando el riesgo de repetir sucesos de corrupción como el denominado “cartel de la hemofilia”.

– Contribuirá en la identificación de alergias provocadas por la medicación como sus contraindicaciones, antes que se ocasionar el daño. En los últimos años, han venido aumentando las muertes causadas por reacción alérgica a medicamentos, lo cual puede ser en gran causa, por no tener la información completa de la persona o paciente al ser atendido, riesgo que se mitiga con la creación de la HCE.

– Se disminuyen de los costos del Sistema de Salud. La interoperabilidad mejorará la gestión de los servicios de salud, permitiendo un ahorro neto del 5 % del gasto total en el Sistema.

Dato

A partir de la sanción presidencial, habrá un plazo de 12 meses para determinar los aspectos técnicos que deban cumplir las EPS para implementar la historia clínica electrónica y en máximo cinco años todo el país contará con esta herramienta

IPS cuentan con historias clínicas digitalizadas

En la actualidad, son varios institutos prestadores de servicios de salud los que implementan un modelo de historia clínica electrónica.

Según la norma, la responsabilidad del archivo documental de las historias clínicas son de las IPS, por consigueinte, muchas de las clínicas empezaron a migrar al mundo digital a través de un software, y aunque hay un ejercicio exitoso en las subredes de Bogotá, donde los archivos se conectan con otras instituciones, no es una historia clínica única.  Por tanto, el Gobierno debe pensar de qué manera todos los software queden en una sola interfaz.

Tiempo de implementación

Con la aprobación definitiva del proyecto de ley, hay una disposición para que en cinco años esté operando dicho sistema en todo el territorio. El Estado deberá velar porque este tipo de servicios lleguen a todos los rincones del país, puesto que hay zonas del país que no tienen interconexión ni acceso a internet.
Por otro lado, esta iniciativa ha sido bien recibida por parte de los colombianos, quienes ven en el proyecto la oportunidad de recibir atención de manera eficaz, sin tener que empezar de cero. Al momento de requerir una cita médica o con especialista, los colombianos no necesitarán cargar con la historia clínica debajo del brazo para ser atendidos y las entidades autorizadas podrán observar el proceso de cada paciente.

Dato

Los ministerios de Salud y de las TIC han acogido este proyecto que, entre otras, fue aprobado en ocho meses.