En riesgo especies animales en Risaralda, tras autorización para cacería de fomento

La Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) otorgó permiso a la sociedad Tesoros de Colombia, para la cacería de fomento en diferentes regiones del país, entre ellas Risaralda. La Cárder demandó la resolución por la que se aprobó esta actividad.

Las acciones legales que instauró la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Cárder) ante la sección primera del Consejo de Estado, para frenar la cacería de fomento en el departamento, autorizada recientemente por la ANLA, contarán con el acompañamiento jurídico y técnico de la Procuraduría Nacional.

La autorización mencionada afecta 5 especies que tienen presencia en el departamento, se trata de dos especies de aves y otras de ranas. El permiso para que se pueda efectuar cacería de fomentos, significa que la sociedad mencionada podrá tomar algunos ejemplares de cada especie directamente de su hábitat natural, para ser conducidos a zoocriaderos y allí empezar con procesos de reproducción, para finalmente, al parecer, comercializar estas especies.

Ante este panorama y el riesgo que representa esta actividad para la fauna silvestre, la Cárder efectuará acciones legales con el fin de ´tumbar’ la resolución que permite esta cacería de fomento.

Así lo manifestó Julio César Gómez, director de la Corporación, quien además señaló que el caso será socializado con los integrantes de la Asociación de Corporaciones Autónomas Regionales (Asocar), teniendo en cuenta que en varios departamentos del país se efectuaría este tipo de actividad.

La autorización que entregó la ANLA, no solo generó revuelo en Risaralda, también a nivel nacional. El procurador nacional delegado para asuntos Ambientales y Agrarios, Diego Fernando Trujillo Marín, estuvo ayer en Pereira, donde se comprometió a ayudar con las acciones legales para frenar este tipo de cacería.

Trujillo Marín se mostró preocupado por el hecho de que las demás Corporaciones, donde se permite dicha cacería de fomento, no hayan recurrido a acciones legales para frenar esa autorización, teniendo en cuenta que el permiso cubre 23 especies animales contando las 5 de Risaralda.

Afectación

La bióloga de la Cárder, Natalia Carrillo, aseguró que en la licencia otorgada por la ANLA, no se contemplaron las afectaciones ambientales que puede causar la misma, ya que las especies animales que se podrían cazar, están en riesgo y la sacada de su hábitat natural podría llevar a su desaparición total.

Inclusive dentro de las especies, hay una que es endémica de Risaralda, es decir solo se encuentra en el departamento, más exactamente en el sector de Santa Cecilia de Pueblo Rico . Se trata de una rana que esta catalogada en peligro crítico de extinción.

Señaló la Bióloga que después de que estas especies sean llevadas al zoocriadero y tengan descendencia, empezarían a comercializarse a otros países.

Hay que tener en cuenta que las especies animales que serán extraídas de Risaralda, cada vez son menos abundantes en los bosques, ya que la pérdida de sus hábitats ha hecho que se reduzcan considerablemente la población de esta fauna.

Deja un comentario