Cuenca alta del río Otún busca ser destino turístico sostenible

La riqueza hídrica, de flora y fauna de la cuenca alta del río Otún, merece ser conservada de la mejor manera, pero también ser admirada por propios y extraños.

Precisamente con el propósito de avanzar en su conservación y de que más personas puedan visitar esta zona, la administración municipal de Pereira, esta trabajando para que en junio de este año, se logre la certificación de la Cuenca como destino turístico.

El río Otún no solo es vital para los animales y vegetación que hay allí, también juega uno de los papeles fundamentales en la vida cotidiana de los pereiranos y dosquebradenses, porque es de ahí desde donde se capta el agua para las actividades diarias en la capital risaraldense.

Diana María Ramírez Mesa, secretaria de Desarrollo Económico y Competitividad, manifestó que “vamos a potenciar el turismo sin descuidar la sostenibilidad ambiental; debemos tener un control para que el turismo no exceda la capacidad de la zona en cuanto a servicios y atención que se le debe brindar al visitante; debe ser un turismo amigable con el territorio”.

Lograr dicha declaratoria beneficiaría enormemente a especies como la pava caucana y otras variedades de aves.

Protección ancestral

La conservación de la Cuenca del Otún, no es algo que se haga solo por la posibilidad de que se convierta en un destino turístico sostenible, sino que desde hace 70 años, se busca preservar esta riqueza natural.

Por ejemplo, en 1951 se decretó que el río Otún fuera una zona de utilidad pública, con lo que se protegía el río y los bosques. Acciones de reforestación, la compra de predios, la creación del Parque Nacional Natural Los Nevados, la declaración de santuario de Flora y Fauna Otún Quimbaya y el inicio de la formación de intérpretes ambientales en la zona son pasos que han ayudado a su conservación.

Gladis Noreña, directora de Turismo de Pereira, afirmó que “De los resultados que más rescato desde la Oficina de Dirección de Turismo es haber logrado llevar a una mesa a todos los actores que estamos trabajando por un territorio, y que la verdad no lo sabíamos; cada uno estaba haciendo tareas muy importantes, pero cada uno por su lado. Gracias a este ejercicio todos nos pusimos la camiseta para fortalecer el territorio como destino turístico sostenible”.

Y es que entidades como Aguas y Aguas, Yarumo Blanco, entre otras, han realizado importantes esfuerzos, por lograr que la cuenca del río Otún se conserve de la mejor manera y se consolide como un santuario para la flora y la fauna.