Construcción de la nueva cárcel, sin reversa, pero con muchos cuestionamientos

Nuevamente en la Asamblea de Risaralda, se llevó a cabo un debate sobre la construcción de la cárcel La Concordia en el sector de El Pílamo en el corregimiento de Combia en Pereira.

La principal conclusión de dicho debate, según mencionó la persona delegada por la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec) para participar del debate, Eliana Margarita Cerón, es que el centro penitenciario se va a construir si o si, inclusive el proyecto ya fue adjudicado al contratista que se encargará de la construcción de esta cárcel.

Esta afirmación se hizo en medio del rechazo y la aprobación de algunos diputados de Risaralda, quienes aseguran que no es conveniente la construcción de La Concordia en El Pílamo.

Este es un proyecto que superará los $ 132.000 millones y que tendrá un plazo de ejecución de 28 meses, pero del cual no hay claridad de cuando iniciarán las obras físicas del mismo.

Y es que si bien ya se tienen estudios y diseños actualizados y como se dijo anteriormente ya fue adjudicada la construcción, todavía hace falta la aprobación de algunos permisos por parte de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Cárder).

Inconvenientes

La construcción de La Concordia ha tenido varios traspiés en los cinco años. Aunque el proyecto se planteó, prácticamente, desde el 2014, hasta el momento no se a comenzado con las obras físicas.

El primer inconveniente que tuvo este proyecto, fue el rechazo de los habitantes del corregimiento de Combia, quienes aseguran que durante años les ha tocado vivir con el relleno sanitario en la zona y ahora también les van a colocar una cárcel.

Otro de los problemas que se han presentado en este proyecto, fue la disponibilidad del servicio de agua. A pesar de que en principio esta situación generaba grandes dudas sobre el desarrollo de la obra, en la Asamblea funcionarios de Aguas y Aguas de Pereira, aseguraron que tienen la capacidad de suministrar el líquido vital para el centro penitenciario.

Igualmente esta el inconveniente de la vía de acceso hasta el sector de El Pílamo. Y es que gran parte de la vía esta despavimentada y es angosta, lo que dificultaría el traslado de internos al lugar, así como el desplazamiento de las familias a las visitas.