Concierto en lengua de señas, apuesta a la educación

La entidad se ha caracterizado por ser pionera en generar espacios de inclusión. Uno de ellos es el concierto en lengua de señas con el que buscan recolectar útiles escolares para niños en condición de vulnerabilidad.

“Este es uno de nuestros eventos abanderados el cual realizaremos el sábado 25 de enero en el Gran Café, las personas que asistan sólo deben llevar un útil escolar que beneficiará a niños que tengan algún tipo de condición de discapacidad, menores que vivan en zonas rurales o que se encuentren en algún tipo de situación de vulnerabilidad”, expresó Ana María Vélez Cardona, secretaria de la Fundación.

El concierto reúne a diferentes intérpretes en lengua de señas tanto regionales como nacionales en donde buscan crear un espacio bilingüe o bicultural, pues es un momento propicio para la interacción entre la comunidad oyente y la sorda.

Posterior al evento, los voluntarios clasifican los diferentes elementos como cuadernos, lapiceros, colores y demás útiles con los que crean los kits escolares para que los niños próximos a iniciar clases no tenga limitaciones a la hora de ir a recibir clases. Los lugares focalizados son la Escuela La Palabra, Institución Educativa Nuestra señora de Guadalupe (Dosquebradas), además se han dirigido a sectores como el Alto del Nudo, veredas La Cima, La Fría, entre otras.

 

Dato

El concierto en lengua de señas es un evento que realiza la fundación hace cinco años y busca beneficiar a niños en situación de vulnerabilidad. A la fecha son más de 3000 kits los que han logrado recolectar en sus cuatro versiones

La fundación

Ricardo Valencia López, voluntario y presidente de Somos Uno Para Todos, indicó que la fundación nació hace cuatro años aproximadamente y que surgió gracias a la unión de varias personas que desde la parte individual ayudaban a comunidades vulnerables; fue entonces por medio de una natillada, que decidieron trabajar de manera colectiva.

“Antes éramos generadores de acciones de manera individual, pero decidimos consolidarnos con el deseo de constituir un grupo que promueve diferentes acciones centrándonos en dos apuestas: la natillada de fin de año, un espacio bilingüe donde las personas sordas se acercan a las tradiciones navideñas como los villancicos, los cuales disfrutan a través de la lengua de señas colombiana, y es que vemos que este tipo de población es a la que más aíslan de las tradiciones orales; además la comunidad se une y lleva los elementos para realizar la natilla, este es uno de los eventos que tenemos institucionalizados “, precisó Valencia.

La segunda apuesta es trabajar para comunidades en riesgo de exclusión, es decir, ayudar a la población con discapacidad, por tanto su junta directiva está constituida por personas sordas, de movilidad reducida, intérpretes de lengua de señas, pedagogos con enfoque de inclusión educativa, entre otros.

Con respecto al tema de los recursos, Hamilton Ramírez Vargas, tesorero de la organización, explicó que estos los adquieren por medio de autogestión. Además, precisó que la fundación tiene un plus muy interesante basado en la entrega de resultados, los cuales al generar credibilidad, hacen de que cada vez sean más las personas las que apoyen este tipo de iniciativas con donativos en especie.

Dato

Cuando se hace entrega de los útiles escolares, hay acompañamiento por parte de personas en condición de discapacidad. Esto lo hacen para que los jóvenes vean que con la educación pueden superar cualquier tipo de discapacidad, pues ven en ellos un ejemplo o modelo a seguir