Aves, patrimonio natural que peligra

Las aves son muy importantes para el medio ambiente, según Juan Carlos Noreña, biólogo y director del Risaralda Bird Festival, dichas especies son propagadoras de semillas y son las protectoras de los ecosistemas. No obstante, muchas están en peligro, amenazadas o vulnerables, debido a la fragmentación de los ecosistemas a través de la deforestación a grandes rasgos, la expansión de la frontera agrícola, la ganadería, la siembra de aguacate hass, entre otras.

“Todos quieren convertir los bosques en potreros porque son rentables, pero tenemos que empezar a mirar otras alternativas para que éstos, generen recursos, y es que pueden ser aprovechados a nivel de turismo de contemplación o turismo científico”, explicó Noreña.

Para el biólogo, es necesario que las instituciones vuelquen su mirada a las aves, pues éstas tienen gran potencial para incrementar el turismo no sólo a nivel país, sino que además, Risaralda sería uno de los departamentos más beneficiados en cuanto al tema del aviturismo.

Aves en peligro

Colombia cuenta con 24 especies endémicas que están con cierto grado de amenaza o estado crítico como el caso del Lorito de Fuertes (peligro a nivel mundial), ave emblemática de Santa Rosa de Cabal, el Doradito Lagunero en Santuario (ha sido vista en unos puntos muy específicos del país), el Gorrión de Anteojos, la Bangsia de Tatamá, entre otras.

“Estamos trabajando con la fundación Loro Parque, ya que están interesados en proteger al Lorito de Fuertes, por tanto se está caracterizando su hábitat y posteriormente esperamos crear estrategias para sacarlo de dicho peligro”, precisó Noreña.

Ahora bien, es importante recordar que varios municipios de Risaralda cuentan con su ave emblemática como: La Celia con el Saltarín Rayado, ave que hace parte de las 20 especies de saltarines (o manaquines) de Colombia; Mistrató tiene a la Bangsia Aurinegra, el ave emblemática de Santuario es el Doradito Lagunero, su clasificación de amenaza para el país está en estado de “Peligro Crítico” (CRI); Pereira tiene a la Pava Caucana, esta especie se distribuye en un área muy pequeña de los Andes Centrales en los departamentos de Risaralda, Quindío, Valle y Cauca; y Santa Rosa de Cabal cuenta con el Lorito de Fuertes.

De igual forma, el ave de Risaralda es el Águila Real de Montaña, especie en categoría de peligro a nivel mundial, pues debido a la reducción de su área, se acerca a las fincas y ataca a las gallinas, esto genera que los campesinos las golpeen o incluso las matan. Por tanto, es importante que los ciudadanos conozcan sobre estas aves y ayuden a su protección, porque además el Águila Real de Montaña se reproduce cada dos años.

Los número uno

Colombia ocupa el primer lugar con más aves en el mundo, y aunque el país no ha participado en ningún concurso para ocupar dicho puesto, el reconocimiento se debe a la posición geográfica del país.

Ahora bien, con respecto al Global Big Day, Colombia lleva tres años consecutivos ocupando el primer lugar. La actividad es un campeonato de conteo de aves en 24 horas. Anteriormente, el país quedaba en segundo o tercer lugar debido a que había unas zonas prohibidas por el conflicto armado, con los acuerdos de paz han podido llegar a diferentes sitios.