25.4 C
Pereira
domingo, octubre 2, 2022

¿Cómo lograr un equilibrio entre diversión y protección?

En octubre y en especial el último día del mes es una fecha donde los seres humanos y hasta los animales participan y generan consumo de ropa, dulces, regalos, comidas y servicios; y es una buena oportunidad para cuestionarse ¿cómo equilibrar la diversión y la protección en esta época de Halloween en pandemia?.

Es recomendable que padres y madres de familia que van a celebrar esta fecha, busquen lugares ventilados para la celebración, integren el tapabocas a los disfraces, reutilicen los disfraces y hagan un plan de consumo de dulces. Según especialistas de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz, usted debe considerar seguir estos consejos para hacer de esta fecha algo inolvidable donde prime la alegría de las familias en especial de los menores de edad que viven Halloween con mucha emoción.

  1.  Integrar el tapabocas como parte del disfraz: es sabido que el tapabocas sigue siendo un medio de protección en la propagación del Covid-19, por esto, más que verlo como una barrera en estas festividades, se puede buscar la manera de optimizar su uso como parte de algún disfraz o también minimizar su apariencia con pinturas o máscaras por encima. Se puede invitar a los niños a hacer diseños en sus tapabocas alusivos a la celebración del Halloween para que luzcan orgullosos sus creaciones.

Hoy es un día que se caracteriza por ser un espacio para pedir dulces, asistir a reuniones, participar en concursos y, en general, salirse de la rutina en estos tiempos de pandemia.

  1. Buscar lugares abiertos o con amplia ventilación: es importante buscar lugares al aire libre donde los niños puedan divertirse, correr y recibir dulces de amigos o familiares sin tener que estar expuestos a aglomeraciones o lugares cerrados que no garanticen una buena ventilación. Este tipo de espacios ayudaría a tener actividades físicas y recreativas en donde se pueden integrar miembros de las familias, amigos y hasta las mascotas.
  2. Celebrar entre adultos: más allá de tener una celebración con disfraces se podría pensar en tener un espacio para hablar de mitos, de música que genere miedo, de cosas que de niños asustaban, entre otros. Hacer una fiesta temática relacionada con la historia de rituales en otros lugares o con una fantasía particular para que la gente pueda contar la historia del personaje del que están disfrazados, ¿de dónde nacen?, ¿cuáles son sus características?, no quedarse en la trivialidad de una ropa o maquillaje diferente, sino crear condiciones que lo relacionen con otros, que incrementen los encuentros desde el diálogo y el aprendizaje bajo condiciones de seguridad controlada.
  3. Elegir un disfraz familiar o grupal: pedir dulces de manera familiar donde los niños se sientan acompañados y participen del concepto relacionado con la magia y la fantasía que ellos tienen en su cabeza, así se sentirán más apoyados y también puede ser un elemento sorpresa o de admiración por parte de las demás personas. Los adultos además de tener un espacio lúdico pueden estar pendientes de que los niños se mantengan con los protocolos de bioseguridad establecidos en esta pandemia y que siguen siendo vigentes.
  1. Compartir con niños con recursos limitados: donar los disfraces y elementos que ya se no usan a niños de recursos limitados para enseñar a reflexionar sobre cómo se puede compartir con otras personas, así como invitar a los niños a crear un disfraz que puedan compartir con otros acompañados de algunos elementos de protección personal como tapabocas, gel o alcohol para ayudar a que estas personas desfavorecidas también tengan elementos para su cuidado.

Plan de consumo de dulces

Si bien, no se recomienda recoger dulces en la calle, sino más bien reemplazarlos por algunos dados por amigos o familiares, se invita a explicar a los niños cuáles se pueden comer y guardar para compartir. De esta manera enseñarles desde pequeños a no crear prácticas compulsivas, mal relacionadas con el consumismo. Los niños necesitan modelamiento para temas como la solidaridad y la colaboración las cuales pueden darse tanto para las golosinas como para elementos de protección personal, más en este momento en que se debe ejercer un cuidado personal y de las personas de los entornos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

Oasis

El Rito

Del afán solo queda el cansancio

- Advertisement -