23.4 C
Pereira
viernes, agosto 12, 2022

Esperaron por dos años una solución

Liliana Cardona Marín

El martes al comenzar la tarde, los grupos de whatsapp y portales de noticias informaban sobre unas mujeres que se habían tomado la avenida San Mateo, frente a los barrios El Plumón. Las primeras y obviamente falsas versiones informaban sobre un accidente en el que un bus del Mega había atropellado a una niña, cuando en realidad fue un motociclista.

 

En medio del caos muchos aprovecharon para pescar en río revuelto, entonces se escuchaba que desde Megabus, no las querían atender y no hacían las obras que ellas solicitaban, pero pocos se detuvieron a averiguar a quién realmente le tocaba la solución. Desde Megabus respondieron que no se habían pronunciado, porque no eran autoridad en transporte y que el tema le correspondía al Instituto de Movilidad. Se consultó a Infraestructura si ellos tenían alguna obra pendiente o petición al respecto en el lugar y contestaron lo mismo, el tema es de Movilidad.

 

En los comentarios de las redes sociales llegaron a asegurar que eran mujeres venezolanas pidiendo mercados. Es ahí donde el periodismo responsable entra para marcar la diferencia. En la mañana de ayer el director del Instituto de Movilidad de Pereira entregó declaraciones sobre el suceso y en la tarde el periódico llegó hasta el barrio Nueva Esperanza, donde residen las mujeres que taparon la Avenida en favor de la vida de sus hijos.

 

Punto de vista del director

Herman Calvo comentó que “El cierre nos tomó por sorpresa y hay que comenzar por contar cómo sucedió todo. Una moto invadió el carril Solo Bus y por eso tomó por sorpresa a la estudiante. Esta situación ya es repetitiva y a pesar del seguimiento los infractores continúan. Los habitantes que se tomaron la vía exigen que se les construya un puente peatonal para cruzar al Aquilino Bedoya”.

La salida del barrio, como explicó el director Calvo, se encuentra en medio de dos semáforos uno ubicado al occidente a 70 metros y otro al oriente a 120 metros aproximadamente, razón por la cual al momento de hacer la vía no se tomó en cuenta la necesidad de un puente peatonal. En cuanto a este tema la comunidad manifiesta la existencia de unas escalas justo al frente y el colegio al terminar de subirlas, de ir hasta el semáforo tendrían que caminar más para devolverse.

 

Ayer desde las 6:00 a.m., comenzó una parte de la solución por parte del Instituto, para el segundo turno a la hora de salir del colegio, están unos jóvenes identificados con gorras y camiseta roja que pertenecen a la Secretaría de Gobierno, quienes les harán acompañamiento a padres y estudiantes para cruzar mientras resulta una solución definitiva que se evaluará la próxima semana en conjunto con la Secretaría de Infraestructura. Hoy desde el Instituto de Movilidad se desplazarán al colegio para organizar las patrullas viales escolares y en la comunidad en campaña de seguridad vial.

 

La comunidad

Las madres de familia del barrio Nueva Esperanza, protagonistas del cierre atendieron la visita del periódico y expresaron con preocupación que el caso de anteayer no es el primero, ni el único, que corrieron y han corrido con la fortuna de que los accidentes dejan moretones y golpes, pero que tampoco quieren esperar a que suceda algo peor.

Desde que comenzó la construcción de la avenida San Mateo les prometieron que iban a tener mejoramiento vial, pero de eso hace ya dos años y medio, tiempo en el que solo les dejaron como muestra de ese compromiso siete metros de asfalto a la entrada del barrio y con un ‘repecho’ maluco, como se dice popularmente, el resto es carretera destapada.

 

Los habitantes tienen en sus manos un papel hecho a mano que funge como compromiso por parte del subsecretario de Gobierno Milton Bello, en el que dice que la reunión para concertar una solución definitiva “no puede pasar del 9 de agosto”, quien lo lee entiende que de este año. En el improvisado documento también quedaron establecidos los horarios de acompañamiento y los vecinos esperan que les cumplan todo y no solo mientras pasa la novedad.

Cifra

50 niños del barrio Nueva Esperanza deben atravesar a diario la avenida San Mateo. 

Dato

La avenida tiene cerca de tres años de haberse construído y varias familias afirman vivir en Nueva Esperanza, hace 30 años.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -