Carretilleros, una labor histórica que hoy incomoda a muchos

 

Desde hace muchos años en Pereira, hay personas que venden diferentes alimentos en las denominadas carretas. Con el propósito de reivindicar esta labor, se elaboró un enorme mural en pleno centro de la ciudad.

Antes de la llegada de las grandes superficies comerciales, antes de las centrales mayoristas y minoristas, muchas familias pereiranas adquirían los alimentos para el almuerzo de los vendedores ambulantes que en sus carretas llevaban el revuelto, las frutas, entre otros.

Hoy en día esta labor se mantiene, sin embargo para muchas personas las carretas se convirtieron en un problema, ya que su tránsito por las calles céntricas de la ciudad genera afectaciones a la movilidad y a esto hay que sumarle que muchos de los carretilleros utilizan megáfonos que en muchos casos perturban la tranquilidad de los ciudadanos.

Hay que recordar que desde hace algunos años, debido a los inconvenientes que generaban las carretas en el centro, se puso en marcha el denominado Plan Candado, por medio del cual se prohíbe el tránsito de las carretas por esta zona de la ciudad.

Con el propósito de reivindicar esta histórica labor, el artista urbano pereirano, Julián Malagón conocido como Ventus, está realizando un enorme mural en la carrera 9ª. entre calles 13 y 14, en el que se apreciar a dos carretilleros.

Habla el artista

En entrevista con El Diario, el artista aseguró que “el mural es producto de una beca ganadora del proyecto de Estímulos de este año. Esta obra de arte urbano se centra en la estética de los carretilleros de la ciudad, de alguna manera busca visibilizar a quienes se dedican a esta tarea y como el paso del pueblo a la ciudad los ha ido desplazando”.

El mural muestra características propias de los carretilleros de hoy en día, como es el caso de la gorra y la camisa de equipos de fútbol, además de las carretas.

La obra está pintada en vinilo con acabados en aerosol. Tiene unos fondos muy coloridos con los que se busca darle más felicidad a una zona deprimida de la ciudad. Es un  mural en gran formato en el que ya se ha trabajado por 9 días y que la próxima semana estaría completamente terminado.

A pesar de las problemáticas que generan en la actualidad los carretilleros, miles de familias en Pereira dependen de esta labor, la cual también ha tenido cambios en los últimos años, ya que muchos de ellos no solo venden las frutas, verduras y tubérculos que se consumen en los hogares pereiranos, también se pueden ver unos vendiendo elementos para celulares (estuches, cargadores, vidrios protectores, entre otros), también quienes pasan por los barrios comprando los electrodomésticos dañados o la chatarra. 

A esta iniciativa de visibilizar a los carretilleros de la ciudad, se sumó el colectivo La Querendona, quienes se encargan de pintar las carretas que son llevadas hasta el lugar, poniéndolas más coloridas y atractivas a la vista.

Pie de foto: Los peatones levantan su mirada para ver el imponente mural que se está pintando en la carrera 9ª. entre calles 13 y 14