19.4 C
Pereira
viernes, diciembre 2, 2022

Buscan frenar la mendicidad infantil

Liliana Cardona Marín

La Policía Nacional a través del grupo de Infancia y Adolescencia de las diferentes ciudades entre ayer y hoy está en una avanzada en contra de la instrumentalización de los menores de edad a través de la limosna. 

 

Esta actividad ya se había realizado bajo la iniciativa ‘Ángel de la guarda’, que consiste en desplegar acciones de control en todo el campo de acción de la Policía Metropolitana de Pereira, con el fin de identificar, intervenir y ahora erradicar cualquier tema que vulnere los derechos de los niños en cuanto a la explotación con fines lucrativos.

 

El intendente Arnaldo José Julio Mercado jefe Grupo protección a la Infancia y Adolescencia de la Meper explicó: “La Policía Nacional de manera diaria realiza planes de prevención y esporádicamente realiza acciones interinstitucionales como ayer y hoy, en las que también están presentes ICBF, Personería, y Secretaría de Gobierno”.

 

Se le preguntó al servidor por la incidencia de este problema y contestó que en comparación con otros años en lo que refiere a Pereira, ha disminuido. Esto no quiere decir que se haya acabado. Es que en realidad con lo que se encuentran los agentes del orden público es con adultos que tienen al lado niños para generar lástima y no con niños recibiendo dinero directamente.

 

Cómo se hace la intervención

En el manejo de los planes policiales de prevención, y vigilancia y control, como lo explica el intendente es identificar a través de la denuncia ciudadana, los puntos donde se focaliza la mendicidad, que para el caso de Pereira es la iglesia de San Antonio de Padua en La Catedral, El Lago, la Terminal de Transporte, Mercasa y la glorieta de Corales, en Dosquebradas está la glorieta de Servientrega.

 

Al identificar a las personas se les solicita la documentación que les acredite la patria potestad o custodia sobre los niños. Si no porta ningún papel, el menor es entregado en protección a Bienestar Familiar para el restablecimiento de derechos y el adulto es conducido a la URI para la judicialización. 

 

Cuando presentan los documentos se les brinda asesoría sobre la situación de riesgo a la que están expuestos estos menores, como puede ser un accidente vehicular o los peligros inherentes al sector. Pero si los policiales sorprenden a los chicos ejerciendo la mendicidad propiamente para entregarla a un adulto se hace captura del explotador.

 

¿Cuando son indígenas qué pasa?

“Si bien la población indígena tiene un fuero especial, este no les da para ellos ejercer la mendicidad. El tratamiento es el mismo que se hace con cualquier persona, porque los Derechos de los Niños son universales, independientemente que sean mestizos, afro, raizal o palenquero hay que garantizarlos”, comentó el intendente Julio.

 

¿Un problema de colombianos?

Según el uniformado, la población mayoritariamente observada en este tema es extranjera. En las labores de ayer se interceptaron tres familias, ninguna colombiana. Dos de las familias presentaron documentación que los acreditaba como padres y madres de los pequeños, a ellos se les hicieron recomendaciones. La tercera se dejó en verificación del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. 

 

Invitación

La mayor Olga Lucía Martínez Medina jefe seccional de Protección y Servicios Especiales de Meper, comentó: “Invitamos a denunciar en la línea 141.  Queremos invitar a la ciudadanía a que no les den dinero, porque lo que hacemos es hacer crecer el arca de los explotadores. Hemos establecido que en la instrumentalización drogan a los menores para que estén todo el día dormidos y lograr el cometido. La idea es prevenir el uso de los menores de edad generalmente en la población extranjera”. 

 

Cifra

80 a  100 mil pesos diarios recaudan con la mendicidad o en su defecto el dinero suficiente para pagar la habitación y mantenerse a diario.

 

Dato

Ley 1453 y la Sentencia C-464 son claras: ‘El que utilice, instrumentalice, comercialice o mendigue con menores de edad directamente o a través de terceros incurrirá en prisión de 3 a 7 años y el menor será conducido al ICBF’.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -