Cada vez más cerca el ‘sueño’ de tener un río Otún con aguas negras tratadas

El río Otún es el que suministra el agua que se consume en los hogares pereiranos, y en una buena parte de Dosquebradas, pero el pago por prestar este servicio vital para la sostenibilidad de la región y sus gentes, es recibir las aguas residuales de la capital risaraldense y el Municipio Industrial.

Desde hace varios años, se planteó un proyecto para mitigar los impactos ambientales sobre el río más importante de los pereiranos. Se trata de la construcción de una PTAR y así pagar una deuda ambiental de vieja data con este afluente.

Ayer este megaproyecto dio un paso más para convertirse en una realidad, con la realización de una audiencia pública ambiental, uno de los requisitos para obtener la licencia ambiental para llevar a cabo esta obra, en la que participaron todos los actores involucrados como las alcaldías de Pereira y Dosquebradas, la Gobernación de Risaralda, las empresas que prestan el servicio de acueducto y alcantarillado en ambas localidades (Aguas y Aguas y Serviciudad), la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Cárder), el Gobierno nacional a través del viceministerio de Aguas y Saneamiento Básico, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales y la comunidad de la vereda La Siria del corregimiento de Combia.

Es importante resaltar que la mayoría de las entidades mencionadas anteriormente, a excepción de la ANLA, aportarán millonarios recursos para la construcción de la PTAR de Pereira y Dosquebradas.

En dicho evento no solo se expusieron los estudios ambientales del proyecto que se han efectuado, también se habló de los beneficios ambientales que traería la obra y también se escucharon los reparos de la comunidad sobre el proyecto.

 

Impacto nacional

En entrevista con El Diario, José Luis Acero, viceministro de Agua y Saneamiento Básico, aseguró que “la PTAR en Risaralda, es uno de los proyectos más importantes del sector de agua potable y saneamiento básico en el país. No solo tendrá un impacto positivo en el área metropolitana de Pereira, también a nivel regional por los beneficios para la cuenca Otún- Consota y los municipios aguas abajo de estos ríos, igualmente a nivel nacional porque va a aportar varios puntos a la consecución del objetivo de tener más aguas residuales tratadas en Colombia y así contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Hay que tener en cuenta que el río Otún descarga sus aguas, por ahora sin un tratamiento adecuado, al río Cauca.

Sobre la relevancia de la licencia ambiental, el Viceministro afirmó que “La audiencia pública ambiental es un espacio muy importante para que la comunidad se apropie del proyecto, para poderles aclarar todas las dudas, por eso vinimos a Pereira a participar de este evento en el que se busca obtener la licencia ambiental por parte de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA). La idea es que podamos obtener la licencia ambiental, posteriormente hacer el cierre financiero, para que en abril podamos salir a licitación pública”.

Teniendo en cuenta la importancia de la PTAR para el departamento, el Gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo, ratificó su compromiso de aportar $ 11.000 millones por parte de la administración departamental y otros $ 20.000 millones de la Cárder, entidad en donde se desempeña como Presidente del Consejo Directivo.

 

Dudas sobre el proyecto

Durante la audiencia pública ambiental, algunas personas y representantes de la vereda La Siria, hicieron reparos al proyecto de la PTAR. Aunque todos se mostraron de acuerdo con la necesidad de construir una PTAR y ‘limpiar’ las aguas del Otún, hay parte de la comunidad mencionada que considera que el terreno donde se va a construir esta obra, no es el más apto y podría traer consecuencias para la vereda.

Leandro Jaramillo, gerente de Aguas y Aguas, destacó que “La PTAR es un proyecto ambiental importantísimo para la región y el país, porque genera enormes beneficios para el saneamiento hídrico, pero no podemos desconocer que una infraestructura de este tamaño, estamos hablando de una zona de intervención de 11 hectáreas, trae impactos. Ya hemos puesto a disposición de todos los pereiranos y dosquebradenses el estudio de impacto ambiental de la PTAR, ya está en las Personerías de ambas de localidades, también se puede consultar en físico en el local 42 del edificio El Diario de Otún, así como en la Cárder y en la página web de Aguas y Aguas”.

Las dudas de la comunidad, se centran en lo que podría generar una obra de esta magnitud en los suelos de la zona, así como en las rondas hídricas, entre otros aspectos. Ante este panorama, solicitaron a la ANLA, no entregar la licencia ambiental hasta que no se subsanen los reparos al proyecto que manifestaron en la audiencia pública.

 

Destacado I

Más de $ 250.000 millones costaría la construcción y puesta en funcionamiento de la PTAR de Pereira y Dosquebradas.

 

Destacado II

Se espera que la construcción de la PTAR en la capital risaraldense, genere alrededor de 1.300 empleos, según manifestó el Viceministro de Aguas y Saneamiento Básico.

 

Destacado III

El río Otún será el más beneficiado con la PTAR, porque se calcula que se le quitaría alrededor de 60 toneladas diarias de contaminantes, según mencionó el Gerente de Aguas y Aguas.

 

Cuadro

Colombia, un país rezagado en tratamiento de aguas residuales

A pesar de los beneficios ambientales de realizar el tratamiento de las aguas residuales, el país presenta un significativo retraso en la materia. El viceministro de Agua y Saneamiento Básico, José Luis Acero, señaló que “en el país estamos un poco rezagados en este aspecto, nosotros tenemos cerca de un 48 % de tratamiento de aguas residuales. Solamente tenemos PTAR en Medellín, Cali, Bello y en Bogotá hay unos pretratamientos. Hay que decir que en esta década hemos alcanzado un avance importante en esta materia, van a entrar en funcionamiento 2 PTAR en la capital del país (Salitre y Canoas), además están en proceso de estructuración la de Neiva, Duitama, también se inició la estructuración de la de Bucaramanga y Cúcuta, así como la de Manizales y por supuesto la de Pereira”.

 

Cuadro II

Licitación internacional

La complejidad para construir una PTAR, hace que la escogencia del contratista para ejecutar los trabajos de la misma, tenga que hacerse a nivel internacional. Así lo indicó Leandro Jaramillo, gerente de Aguas y Aguas, quien resaltó que “La licitación pública para la construcción de la PTAR, es un proceso complejo que no tarda menos de 4 meses porque es una licitación internacional. Esperamos que en septiembre de este año o en los meses siguientes a esa fecha, podamos empezar con los trabajos físicos. Es un megaproyecto que tendría un tiempo de ejecución de tres años y medio”.

 

Pie de foto 1: Así se proyecta que quedaría la PTAR para Pereira y Dosquebradas, como se puede ver en la imagen, la obra tendría dos partes que estarían en cada una de las márgenes del río Otún.

Pie de foto 2: El viceministro de Agua y Saneamiento Básico, José Luis Acero y los alcaldes de Pereira, Carlos Alberto Maya y Dosquebradas Diego Ramos, participaron activamente de la audiencia pública ambiental que realizó la ANLA en la capital risaraldense.

Compartir

Deja un comentario