25.4 C
Pereira
jueves, diciembre 1, 2022

Buscan seguridad ciudadana en todo los sentidos

Liliana Cardona Marín

La comunidad de Bocacanoa, un barrio aledaño a Bosques de La Acuarela y Los Pinos en Dosquebradas, ha sentido un temor reciente ante esta temporada invernal por la amenaza que representa un talud que se encuentra a mano derecha en la vía de entrada al barrio.

 

Lo que les genera un poco de tranquilidad es contar con una alarma comunitaria ubicada en el poste frente a la manzana 1 al lado del gimnasio al aire libre y que está conectada al kiosko donde se venden golosinas. En un principio fueron dos alarmas asignadas a este barrio, pero una de ellas hacía cortocircuito y la Chec debió retirarla.

 

Hace tres meses, la Secretaría de Gobierno optó por poner en funcionamiento 140 alarmas comunitarias que se encontraron cuando llegaron a administrar. Si bien en un principio el propósito fue atacar la delincuencia, las autoridades también le sugirieron a los habitantes de los diferentes barrios que tuvieran presente la funcionalidad del dispositivo en caso de deslizamiento, incendio o crecida de una quebrada.

 

Las alarmas y la administración

Juan Carlos Sepúlveda secretario de Gobierno del Municipio Industrial indicó que cuando llegaron a la administración encontraron muchos de estos sistemas instalados, pero sin funcionar, por eso se dieron a la tarea de recuperarlos, para beneficio en las comunidades”.

 

Además, explicó Sepúlveda: “Estas alarmas al ser multipropósito indican una alerta de algo desde una persona sospechosa, hasta un incendio. Cada alarma tiene 12 obturadores y una sola sirena para que la comunidad salga y hasta ahora nos ha dado muy buen resultado. Le hemos hecho mantenimiento a 140 y hemos instalado 120 podemos decir con toda seguridad que en este momento en Dosquebradas hay 260 alarmas en funcionamiento. La Policía comunitaria le da capacitación a la comunidad para que sepan cuando se obtura la alarma y sobre la reacción de los uniformados”.

 

En unión con la energía

El origen de estas alarmas se debió a los problemas de inseguridad presentados en el puente peatonal entre Bombay y Santa Teresita, por lo que desde la Secretaría de Gobierno se hizo intervención de limpieza, mantenimiento de luminarias e instalación de las mismas.

 

Y es que la iluminación es un factor que va muy de la mano con la sensación de seguridad que perciben los ciudadanos y no están equivocados, porque en el mismo Bocacanoa, han visto cómo con la instalación de una lámpara sobre la vía destapada hizo que los raponazos disminuyeran.

 

Cifra

80 alarmas más están pendientes por instalar.

 

Dato

Los barrios beneficiados en este segundo semestre son Girasol, Bocacanoa, La Romelia y el barrio La Divisa.

Artículo anteriorLa ONU y el embargo a Cuba
Artículo siguienteTriunfazo risaraldense

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -