25.4 C
Pereira
martes, septiembre 27, 2022

Batalla de Boyacá, el final de una larga lucha por la independencia

Han trascurrido 203 años desde la consolidación de la libertad colombiana

Por: Andrea Ramírez M.

En la actualidad 3.000 personas es una cantidad mucho menor que la asistencia promedio a un concierto o partido de fútbol, para ilustrar mejor esta cifra, basta con mencionar que el estadio Hernán Ramírez Villegas tiene espacio para 30.247 espectadores, dicho así, los cerca de 3.000 hombres que combatieron contra 2.670 soldados realistas (de la corona española) en la que es considerada una de las más importantes batallas por la libertad en Latinoamérica, eran apenas un puñado en comparación con la hinchada de Lobo Sur cuando el Deportivo Pereira juega, no obstante esta cantidad que hoy parece insignificante definió la historia patria y marcó el inicio de celebraciones como el día del Ejercito Nacional.

Hoy se conmemora  la gesta definitiva del ejército independentista liderado por Simón Bolívar el 7 de agosto de 1819

El grito de la independencia se lanzó el 20 de julio de 1810, pero el proceso por medio del cual se libera un país no es inmediato, precisamente, diferentes momentos y batallas llevaron hasta la tarde histórica en que sobre un pequeño puente se cambió para siempre la historia de la nación.

 

Otoniel Arango

Otoniel Arango, abogado e historiador pereirano y Coronel Comandante del COAMI de la Octava Brigada (Comando de Apoyo a la Misión) narra respecto a esta batalla que “No se trata de una batalla de un solo día, todos los acontecimientos relacionados iniciaron el 23 de mayo y tuvieron por fecha final el 7 de agosto del año 1819 es decir, estamos hablando de una batalla que duró 78 días y terminó en el puente sobre el río Teatinos, el cual es muy visitado en el departamento de Boyacá; la importancia de esta batalla se conmemora porque con ella fue posible dar fin al virreinato de la nueva granada y se tiene como fecha cierta de la independencia de estas tierras del yugo español, igualmente se estableció como la fecha de aniversario del Ejercito de Colombia” también cabe destacar que el ejecito formal contó con el apoyo de campesinos, zambos, negros, criollos, mestizos y mulatos, todos aquellos que el virreinato consideraba como inferiores e insurgentes.

Precisamente, Carlos Iván Moreno Ojeda, Comandante del Ejército Nacional confirma que el ejército de los colombianos luchó desde el grito de independencia y manifiesta que “desde hace 212 años la vocación y servicio de hombres y mujeres patriotas contribuyeron al nacimiento de esta gran nación y por esto siempre mi gratitud a mis soldados de todas las épocas” igualmente el líder de los encargados de proteger la soberanía del país desde que este se declaró como una patria libre considera que “Los años pasan y los tiempos evolucionan y como siempre hemos entendido que cada a integrante del Ejército Nacional debe ir a la vanguardia de retos y enfrentar los desafíos que el país demanda” unas palabras optimistas que buscan alentar a los uniformados que hasta hoy se encuentran buscando un mejor futuro para sus coterráneos.

Implicaciones políticas

Debido a la pérdida de la batalla de Boyacá y todos los acontecimientos propios de la campaña libertadora el Virrey Juan de Sámano quien residía en Santa Fe de Bogotá debió abandonar rápidamente el país, los historiadores dan cuenta de cómo se embarcó en Honda para huir hacia Cartagena de Indias desde donde navegó hasta Jamaica y posteriormente Panamá, al perder todo su poder e investiduras y no ser reconocida su autoridad debió dimitir del cargo que ostentaba, su muerte se registró en 1821, apenas 2 años después de los sucesos que acabaron con su dominio sobre las tierras colombianas.

Un dato curioso es que el comandante de las tropas que enfrentó a Bolívar en la Batalla de Boyacá (Barreio) era inexperto, mientras que en la capital al lado del Virrey se encontraba un oficial experto (José de Canterac) quien se presume que de haber comandado las tropas hubiese tenido oportunidad contra el libertador, finalmente se tuvo que posterior al momento cúspide de la libertad colombiana inició un proceso de formalización de la democracia que tampoco sería inmediato, precisamente aún hoy continúa evolucionando el ejercicio de los derechos propios de la ciudadanía libre.

Ejército y soberanía

Si bien hoy no se celebra el día del nacimiento del Ejército, como ya se mencionó, si cabe resaltar la importancia del mismo en la búsqueda de la libertad, al igual que la democracia las fuerzas armadas han sufrido un proceso de evolución, Otoniel Arango comenta que “Apenas en 1907 salió la primera promoción de oficiales de la escuela militar de cadetes, hasta entonces, los generales ascendían por las batallas que desarrollaban, no existían escuelas de formación todo era por méritos, esa primera promoción graduó 8 cadetes, los primeros de escuela del Ejército Colombiano” una entidad que continúa creciendo hasta hoy y que actualmente está cerca de los 250.000 activos de los cuales en el Eje Cafetero se encuentras al menos 3.500 (poco más de la cantidad que aseguró la libertad en Boyacá)

Coronel Pedro Iván Gonzáles

Respecto a esta celebración el Coronel Pedro Iván Gonzáles Corredor, Comandante de la 8va Brigada comenta “Son 212 años con nuestros soldados y sus capacidades en pro de la seguridad de los colombianos, precisamente en Risaralda contamos con 7 unidades tácticas tanto en la parte rural como urbana garantizando la seguridad de la población, estamos trabajando para mejorar la calidad de vida de nuestra gente, tenemos diferentes capacidades y cada día mejoramos más” recordando que la vocación militar hace parte del mismo espíritu de servicio a la patria que luchó bajo las consignas de Bolívar por la libertad.

 

La batalla de Boyacá finalizó a las 4 de la tarde del 7 de agosto de 1819

Orden de Boyacá

Simón Bolívar dictó el decreto de la Orden de Boyacá para enaltecer a todos los batallones y escuadrones que participaron en la decisiva batalla, en la actualidad es la máxima condecoración que el Gobierno de la República de Colombia concede a militares y ciudadanos destacados por su servicio a la patria.

 

En qué estaba Pereira

De acuerdo con la página oficial del Concejo de Pereira, para la época de la Batalla de Boyacá la tierra que hoy es la Perla del Otún se había convertido en espacio de refugio para sus fundadores “Entre 1816 y 1819 José Francisco Pereira y su hermano Manuel hallaron en estos pasajes, refugio seguro, poniéndose a salvo de una avanzada del ejército español, luego de que las huestes patriotas fueran derrotadas en Cachirí (Santander), donde Pereira estuvo involucrado. Aquí construyó un tosco rancho pajizo que le servía de albergue. Aquí estudió el bosque secular que cubría la colina que separa las aguas del Otún y el Consota.”

Igualmente, Otoniel Arango comparte que para esta época “estaba en pleno furor la llegada de colonizadores de Antioquia que buscaban tierras para sus cultivos” demarcando que para ese entonces lo que hoy conocemos como Pereira, e incluso Risaralda no existía. Arango también explica que “En aquella época no existían unidades militares formales en la región”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -