Bares en Pereira estarían tomándose el último ‘trago amargo’

Es importante señalar que este permiso no abarca las discotecas, establecimientos que seguirían sin poder abrir, según señaló el alcalde de Pereira, Carlos Maya López.

Como ha ocurrido con la reactivación de otros sectores, los propietarios o administradores de los bares deberán habilitarse ante la Alcaldía para posteriormente comenzar a funcionar, con la aplicación estricta de protocolos de bioseguridad.

La Alcaldía ya había solicitado semanas atrás, la autorización para reabrir los bares de la ciudad, no obstante el incremento diario en los contagios de Covid- 19, habría echado para atrás esa posibilidad.

La autorización para la reapertura de bares, también permitiría el consumo de bebidas embriagantes en restaurantes, los cuales vienen funcionado desde hace varias semanas, pero sin la posibilidad del consumo de licor en sitio.

El secretario de Gobierno de Pereira, Álvaro Arias Vélez, aseguró que estarán prestos para acompañar a los comerciantes del sector de los bares y los restaurantes, para que esta reactivación se pueda dar lo más pronto posible.

 

Protocolos

Aunque la autorización para la reapertura de bares en Pereira con consumo de bebidas alcohólicas en sitio, apenas se confirmó ayer, desde septiembre el Ministerio de Salud estableció los protocolos de bioseguridad que deben emplear estos negocios.

Dentro de las medidas de adecuación se establece el instalar un punto de control en la entrada del establecimiento para hacer registro de ingreso de clientes, así como toma de temperatura, autodeclaración de estado de salud, verificación del uso correcto de tapabocas y la realización de la desinfección de manos. Además es importante garantizar la circulación natural del aire para disminuir el riesgo de propagación, así como el distanciamiento físico de dos metros entre personas en las barras en caso de que aplique y entre mesas o grupos de personas.

Se debe eliminar el uso de cartas en físico, servir en vasos individuales los productos que sean para compartir, así como informar a los clientes sobre la prohibición de compartir comidas, bebidas, tragos, cigarrillos y narguilas. Es importante también desinfectar las botellas de licor antes de ser entregadas a los clientes y poner a disposición los elementos necesarios para su consumo individual.

En el lineamiento también se contiene la prohibición de baile en el interior del establecimiento y en las áreas que tenga habilitadas para prestar este servicio. Las pistas de baile deberán ser utilizadas para la adecuación de mesas y debe haber un distanciamiento de 2 metros entre persona y persona en las barras y las mesas o grupos.

También se prohíbe el lanzamiento de papeletas, espuma, confeti, agua y otros elementos o sustancias que puedan convertirse en fuente de contagio y compartir elementos como los micrófonos.

Compartir