La reincidencia no sería argumento para enviar delincuentes a la cárcel

Aunque aún no es oficial la sentencia, la noticia sobre la no privación de la libertad de manera preventiva a los delincuentes reincidentes durante las investigaciones previas, ha causado revuelo en la ciudadanía que califica la posible decisión de la Corte como una determinación que agravaría los problemas de seguridad y convivencia ciudadanas.

Según informó en días pasados la Corte Constitucional mediante comunicado de prensa, el modelo penal que permitía enviar a la cárcel, de manera preventiva a los delincuentes reincidentes, estaba basado en el pasado de las personas y no se tenía en cuenta que los individuos pueden “progresar, mejorar y crecer”; y que la prisión preventiva debe darse por el delito presente y no por circunstancias de procesos que no son actuales.

Parte de la norma que al parecer será derogada, fue promovida por la Fiscalía como una alternativa para combatir la reincidencia de los delincuentes y conseguir que las personas vinculadas a delitos que tuvieran antecedentes, fueran enviadas a prisión de forma preventiva, mientras avanzaban los procesos penales en su contra, ello con el objetivo de sacar de las calles a los sujetos que pudieran afectar la seguridad por la comisión de delitos.

En el año 2017 el Congreso de la República aprobó el artículo de la norma que señalaba que si una persona era detenida o llevada a imputación de cargos y tres años antes de esto ya había sido capturada por cualquier delito, se podía entender que “la libertad del capturado representa peligro futuro para la sociedad”.

 

 

La Fiscalía

Sandra López Vásquez, directora seccional de Fiscalías de Risaralda, mencionó que como no se conoce el texto definitivo de la sentencia, desconoce “cuáles fueron los argumentos centrales que tuvieron los magistrados para tomar tal determinación y ello pues obviamente implica que emitir un concepto respecto de tal decisión resulta de alguna manera imprudente”. Sin embargo, la funcionaria señaló que espera que esta decisión resulte a tono con decisiones anteriores y agregó que “en Colombia la prevención preventiva nunca se ha determinado única y exclusivamente por el tema de reincidencia”.

 

Sandra López Vásquez

 

“Cuando la Fiscalía General de la Nación solicita una medida de aseguramiento de detención preventiva, de cualquier índole, sea privativa o no de la libertad, lo que en principio se establece y se acredita es la inferencia razonable de autoría y adicionalmente se debe establecer la necesidad desde los fines constitucionales… dentro de todos esos criterios, uno de ellos, no el único, es la posible reincidencia o las anotaciones o antecedentes que tenga la persona frente a quien se está solicitando la medida de aseguramiento, por tanto; definitivamente la reincidencia, reitero, no es el parámetro único que debe tener en cuenta un juez de la República para tomar una decisión”, puntualizó López Vásquez.

La directora de Fiscalías de Risaralda, comentó a El Diario, que de darse el fallo espera que resulte a tono con la realidad judicial y criminal que hoy se presenta en el país.

 

En Libertad

Miguel Capador Sánchez, especialista en derecho procesal y magíster en derecho penal, comentó que según la Constitución Nacional de 1991, lo único que constituye antecedentes judiciales son las sentencias emitidas por un juez de la República y que estas queden ejecutoriadas, (se haya cumplido condena), o las sentencias condenatorias vigentes por delitos dolosos o preterintencional, argumentos que serán invalidados para la detención preventiva.

 

Miguel Capador Sánchez

 

Capador Sánchez hizo énfasis en que de ser aprobada la sentencia, la Fiscalía deberá centrarse única y exclusivamente en el proceso actual y deberá argumentar la solicitud de privación de la libertad si el imputado representa un peligro futuro a la víctima, hace parte de una red criminal o si se establece que no comparecerá ni colaborará con la justicia como lo indica la norma.
Según el abogado penalista, a las personas judicializadas se les debe aplicar la norma que esté en vigencia con el fin de conservar el debido proceso; y de ser aprobada la norma, los abogados defensores deberán estudiar los casos en los que fiscales y jueces, hayan proferido medida de aseguramiento contra un procesado basando su argumento en el pasado y de ser así; los defensores podrían aplicar el principio de la norma de favorabilidad y podría pensarse en una libertad para estos.

De darse el fallo, para la detención preventiva los jueces deberán analizar aspectos como la gravedad de la conducta y las probabilidades que tiene el imputado de evadir la justicia y no cooperar con el proceso judicial.

 

La Policía

El coronel Juan Carlos Morales, comandante de la Policía Metropolitana de Pereira, manifestó que desde la institución se acogen a la decisión que tomen las autoridades judiciales, en este caso, la Corte Suprema; y que además continuarán velando por la seguridad de los ciudadanos poniendo a los capturados a disposición de las autoridades competentes las veces que sea necesario.

 

Los reincidentes

– Risaralda
Según informó la alta funcionaria, en Risaralda la reincidencia tiene una marcada connotación; para el tema del microtráfico desde el año 2017 hay un aproximado de 62 reincidentes y en tema de hurtos el listado aproximado es de 25 reincidentes que están establecidos y claramente determinados en la seccional.

– Panorama nacional
Conforme a cifras del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario-Inpec, 1752 mujeres y 21.818 hombres, se encuentran privados de la libertad por ser delincuentes que reincidieron en algún tipo de delito.

23.570 delincuentes reincidentes se encuentran recluidos en las cárceles del país.