40 años de la toma del M-19

Ayer 27 de febrero se conmemoraron 40 años de la “Operación Libertad y Democracia”, acción armada en la que integrantes del grupo guerrillero M-19 (Movimiento 19 de abril), se tomaron las instalaciones de la Embajada de la República Dominicana en Bogotá y secuestraron, entre otros, a diplomáticos internacionales que se encontraban departiendo en el lugar.

Rosemberg Pabón, conocido entonces con el alias de “Comandante Uno” de dicha guerrilla y aparente invitado a la recepción, aprovechó el festejo de la independencia Dominicana; para con un tiro al aire, causar a las 12:10 del mediodía, pánico entre la diplomacia que se encontraba reunida allí.

Cuatro grupos integrados por cuatro guerrilleros cada uno, fueron los encargados de realizar el asalto a la sede de la embajada; el Comandante Uno estaba armado con una pistola 9 milímetros. Los hombres amenazaron a los presentes, con matar a dos rehenes cada 10 minutos.

 

Exigieron

El M-19 ordenó al presidente colombiano, Julio César Turbay, liberar a 311 compañeros y prisioneros políticos que se encontraban privados de su libertad, quienes según ellos, habían sido arrestados por las autoridades de manera violenta; también exigieron al gobierno el pago de US$50 millones de dólares.

 

Diálogos

Iniciaron el 2 de marzo de 1980, cuatro días después de la toma; Carmenza Cardona Londoño, alias “La Chiqui”, fue la portavoz designada por el M-19.

La Chiqui se reunió con representantes del gobierno como Ramiro Zambrano Cárdenas y Camilo Jiménez Villalba. En calidad de testigo, el embajador mexicano también estuvo presente en los diálogos.

Durante los días que duró la toma guerrillera, se realizaron alrededor de 24 reuniones entre los representantes del gobierno y los representantes del M-19.

El “Comandante Uno” y los representantes del Gobierno, acordaron que guerrilleros y secuestrados viajarían a Cuba; estando allí, los embajadores de los respectivos países serían dejados en libertad.

Rosemberg Pabón declaró que el gobierno nacional les dió US$3 millones de dólares antes de salir hacia Cuba.

Lo más de 300 presos políticos por los que el M-19 reclamaba, no fueron dejados en libertad; sin embargo fueron amnistiados dos años después en el gobierno de Belisario Betancur.​

En 1990, a través de tratado de paz y la nueva Asamblea Nacional Constituyente, la guerrilla del M-19 se convirtió en un partido político.

 

El final

El 25 de abril de 1980, luego de realizadas 24 reuniones entre la guerrilla y representantes del presidente Turbay, el día 61; secuestradores y rehenes fueron enviados a Cuba, los secuestrados fueron liberados y los guerrilleros quedaron aislados y desmovilizados.

 

Los rehenes

Entre los 50 secuestrados, se encontraban 16 diplomáticos de alto rango, quienes eran los embajadores en Colombia de Austria, Brasil, Costa Rica, Egipto, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Israel, México, República Dominicana, Suiza, Uruguay, Venezuela y el nuncio Apostólico de El Vaticano; además de cónsules, secretarios, asistentes y personal de servicios.

Fernando Gómez Fynn, embajador uruguayo, fue el único retenido que logró escapar; el hecho ocurrió durante acción temeraria y en un descuido de los guerrilleros, saltó por una ventana y corrió hacia las tropas del Ejército que acordonaban el lugar.

Durante un tiroteo, el embajador de Venezuela resultó herido.

 

Como acción humanitaria, el M-19 dejó en libertad a un niño y a las mujeres con cargos de embajadoras.

 

Las cifras

  • 61 Días duró la toma del M-19 en la embajada Dominicana.
  • 52 días duraron las negociaciones entre el Gobierno Nacional y la guerrilla del M-19 .
  • 25 de abril de 1980 fue el día en que los rehenes quedaron en libertad.