Unidades productivas de Risaralda se fortalecen durante la pandemia

En Risaralda y el resto del país, nacen cientos de emprendimientos día a día, pero lograr que tantas iniciativas económicas se conviertan en empresas sostenibles en el tiempo, implica muchos retos y apoyo gubernamental, más aún si estas organizaciones productivas están en la zona rural. Es por esto que fortalecer este tipo de negocios es fundamental para promover la generación de empresa y de empleo y de esta manera lograr recuperar la economía.

Es así como 34 organizaciones productivas del departamento, se han beneficiado a través del programa Innova Social para La Paz, logrando impactar impactar a asociaciones vulnerables y con procesos productivos que van desde la pisicultura, la ganadería, caficultura, el procesamiento del cacao y la panela; el cultivo de plátano hasta la orfebrería o el sector textil.

“Los beneficiarios del programa: Risaralda Innova Social Para La Paz fueron seleccionados a través de convocatoria pública, con el fin de identificar, caracterizar y seleccionar organizaciones productivas que beneficiarán a poblaciones en condición de vulnerabilidad y en condiciones especiales”, explicó la secretaria de Desarrollo Económico y Competitividad, Ana María Valencia Gómez.

Estas asociaciones  beneficiadas se ubican en  Apía, Balboa, Belén de Umbría, Dosquebradas, Guática, La Celia, Marsella, Mistrató, Pereira, Pueblo Rico, Quinchía, Santa Rosa de Cabal y Santuario.

Risaralda Innova Social Para La Paz permitió una cofinanciación en especie no reembolsable de planes de negocio orientados a incrementar la productividad donde la inversión de los recursos se realizó en el suministro de materiales, equipos e insumos para el fortalecimiento de las asociaciones.

Compartir