20.5 C
Pereira
sábado, noviembre 26, 2022

Un 10% incrementaría el salario mínimo según Gobierno

Teniendo en cuenta la inflación anual de septiembre y la productividad del país, expertos en materia económica aseguran que si hoy se definiera el incremento del salario mínimo, este debería ser del 13%, sin embargo desde el Gobierno se contempla un 10%.

El viceministro técnico de Hacienda, Diego Guevara, manifestó recientemente a través de un medio de comunicación nacional, que el salario mínimo para el 2023 podría quedar entre $1.110.000 y $1.150.000, sin embargo se trata solo de una posibilidad, pues será hasta fin de año que se defina el incremento en mesa de concertación.

“Las proyecciones del gobierno están en que la inflación terminará alrededor del 10% 0 10,5%. Así las cosas, el aumento tendrá que ser de eso, más un punto de productivas, que es producto de la dinámica económica y el buen desempeño que se registró este año”, dijo el funcionario.

Jhon Alexánder Portilla, especialista en economía y docente universitario de la ciudad de Pereira, explica que los incrementos de los salarios mínimos siempre tienen que ir ajustados al proceso inflacionario, lo que permite al trabajador que devenga un salario mínimo, recuperar el poder adquisitivo que perdió durante el año anterior, no obstante debe tratarse de un aumento mesurado, pues de tratarse de una medida populista, podría generar que la inflación siga creciendo aún más y los colombianos seguirán por el contrario perdiendo poder adquisitivo y empobreciendo a medida que los precios suben.

“Si se aumenta más de lo normal vamos a presionar al mercado a que siga aumentado los precios, pero ya no solamente por la escasez de la oferta, también por la demanda porque cuando la gente tienen más dinero en los bolsillos, lo que hace es aumentar los gastos, esto está comprobado técnicamente, si ya estamos presionado el mercado porque hay escasez, si se aumenta el salario de una manera desproporcionada, le vamos entregar más poder adquisitivo entrecomillas a las personas y ellos van a presionar el mercado a que aumente la demanda y eso puede generar un proceso inflacionario más alto del que estamos viviendo”, manifestó el docente.

Ideal
Teniendo en cuenta la inflación anual de septiembre que registró una cifra del 11,44%, y el índice de productividad del país, Portilla asegura que sí se definiera en este momento el incremento del salario mínimo, tendría que ser entre el 12,94% o el 13% aproximadamente, de allí la importancia de no precipitarse a las posibilidades, pues el proceso inflacionario que vive el país no es vía oferta y viene además en crecimiento significativo. “No es porque estemos consumiendo más, es porque no hay productos o los suficientes productos en el mercado para poder suplir esa demanda, por lo tanto cuando se desajusta la oferta, es decir se disminuye la oferta en el mercado inmediatamente los precios se aumenta, es algo técnico”, agregó.

El especialista explica que de hacerse aumentos por populismo iría en contra de la población: “Al hacer eso le estaríamos dando un boomerang a la gente para que lo lance y se les devuelva y les golpee, esa es la realidad que estamos viviendo ahora”.

Es importante reconocer que el incremento del costo de vida es materia global, pues la escasez de producto en gran proporción es a causa de la guerra entre Ucrania y Rusia, que aún no cede: “La mitad de la urea del mundo y del trigo viene de allí…eso traduce en un aumento de los precios en los alimentos”, agregó el docente quien además explicó que por tal motivo la inflación vía oferta no se puede controlar, solo con la producción de alimentos de manera interna en el país, y aún así estos requieren de tiempo en cosecha.

Artículo anteriorNacer mujer
Artículo siguienteLa confianza

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -