Sector turismo en Risaralda, listo para la temporada de fin de año

Es en las vacaciones de fin de año cuando muchos prestadores de servicios turísticos, que incluyen agencias de viajes, hoteles y aerolíneas, entre otros empresarios del sector turístico en Risaralda, se encuentran con todos los preparativos, entre calidad de servicio y aplicación estricta de los protocolos de bioseguridad, para ofrecer a los visitantes la mejor de las experiencias.

Para Paula Arango, directora ejecutiva de Cotelco Risaralda, las esperanzas están puestas en esta época de fin de año y aunque argumenta, no esperan generar utilidades, si pretenden tener un menor impacto negativo en las operaciones del sector. Además de esto el departamento cuenta con un buen antecedente de visitantes en la etapa de reactivación, acorde a la semana de receso escolar que se vivió hace poco y en donde la región tuvo una ocupación hotelera por encima del promedio nacional, alcanzado una ocupación hotelera de más del 20%.

“Desde los diferentes actores del sector creemos que la tendencia se va a mantener para fin de año, para nadie es un secreto que nuestro sector fue la industria más afectada con  la pandemia, pero esperamos que la temporada sea buena. Sabemos que no vamos a tener un cierre de año satisfactorio, pero seguramente vamos a tener una menor pérdida para los empresarios” expresó la vocera del sector hotelero.

 

Equilibrio

De acuerdo con la funcionaria aunque el sector ha tenido una buena acogida en la reapertura, las pérdidas fueron incalculables y estima que el otro será igualmente un reto para la industria hotelera y turística ya que según análisis que se han hecho desde el sector, se estima ver señales de recuperación tan solo hasta el año 2022, mientras que el próximo año estarán trabajando por llegar a un punto de equilibrio.

Hasta la fecha la ocupación hotelera en el departamento llega al 19% y para el cierre de año pretenden llegar a niveles de 20 ó 25%, teniendo la mayor de las operaciones este año. Sin embargo para que la operación de un hotel llegue a su punto de equilibrio se debe contar con una ocupación del 35%.

“Nosotros somos un sector resiliente, tenemos unos empresarios que están haciendo el esfuerzo porque continúen sus operaciones y esperamos que continúen todos. Hoy más que nunca hay que trabajar en el tema de los protocolos de bioseguridad, que siempre han existido, esta industria se caracteriza por tener muy buenos estándares de limpieza, pero ahora se volvieron más exigentes y hay que tener unos cuidados adicionales y esta tiene que ser la apuesta de valor con los viajeros” agregó Arango.

 

Promoción

El objetivo principal en este cierre de año es lograr atraer la mayor cantidad de turistas, por lo que hacer la promoción adecuada del destino y destacar todos los atractivos turísticos del departamento es vital, el cual se caracteriza por el verdes de sus montañas y principalmente por la cultura cafetera que ha sido uno de los principales motivos por los que cada vez más visitantes nacionales e internacionales se interesan en la región para pasar sus días de descanso.

Risaralda es el tercer departamento en extensión dentro del corredor turístico del Eje Cafetero y del Paisaje Cultural Cafetero (PCC), el cual además que abarcar los departamentos de Caldas y Quindío, también acoge algunas regiones del norte del Valle.

Cuenta con cinco pisos térmicos que van desde cálido, en los valles de los ríos San Juan, Cauca y Risaralda, pasando por páramo, en el cerro Tatamá en la cordillera Occidental, a 4.200 m s.n.m. (metros sobre el nivel del mal), hasta las nieves perpetuas en el nevado Santa Isabel en la cordillera Central, con 4.950 m s.n.m.

El 60% del territorio risaraldense está ubicado en el piso térmico templado, con temperaturas que oscilan entre 18 y 24°C. Su mayor atracción para los visitantes son las reservas y los santuarios de flora y fauna.

 

Cómo disfrutarlos

Se presentan varias opciones para disfrutar del corredor: una en familia, grupos de amigos o parejas interesados en la diversión al aire libre y actividades de aventura; otra diseñada para todos los públicos, enfocada a visitar lugares que expresan la cultura y están relacionados con los oficios auténticos, las artesanías, la gastronomía y la arquitectura; y una última dirigida a grupos numerosos de familiares o empresariales que requieran de espacios amplios para sus jornadas de integración y descanso

El PCC no solo tiene espacios para la observación de la naturaleza, también para interactuar con ella mediante actividades de aventura en las escarpadas tierras cafeteras o simplemente participando en las atracciones de los parques temáticos rodeados de agradables espacios naturales. El corredor cuenta con fincas intrincadas en las montañas andinas en las que por un siglo se ha mantenido la producción de café, y de ciudades como Manizales, orientadas hacia la conservación de los ecosistemas, de sus fuentes de agua y de sus espacios

 

Caldas

Caldas, el más grande de los departamentos del Eje Cafetero, se encuentra entre los 200 y los 5.200 m s. n. m, y presenta temperaturas que van de 10 a 35 °C. Lo bañan los ríos Cauca y Magdalena, es hogar del espléndido Parque Nacional Natural de los Nevados, en donde se erigen los nevados del Ruiz, Cisne, Santa Isabel y Quindío, que atraen numerosos montañistas expertos y practicantes de trekking para conocer las nieves perpetuas.

 

Quindío

El Quindío se halla en las estribaciones de la cordillera Central y es el más pequeño de este corredor. Posee una topografía montañosa y ondulada, con altitudes entre 1.800 y más de 4.500 m s.n.m. en el nevado del Quindío. Los páramos de Chili y Don Simón tienen altitudes intermedias. La zona que concentra los mayores atractivos turísticos presenta un agradable clima medio durante todo el año. Sus principales ríos son escenarios de actividades de aventura: La Vieja (balsaje) y Barragán (rafting).

Compartir