Sector hotelero y turístico no logra levantar cabeza

El sector hotelero, junto con las actividades de entretenimiento, sin duda alguna ha sido el más afectado con la llegada de la pandemia, cuándo tuvieron que parar de manera intempestiva sus operaciones y cerrar durante aproximadamente siete meses, situación que dejó pérdidas incalculables para el sector.

Desde su apertura la actividad turística y hotelera ha venido mostrando un buen comportamiento, aunque no a los niveles que se tenían pre pandemia, los empresarios se mostraban optimistas y esperaban en el 2021, el año en el cual se pudiera alcanzar un punto de equilibrio y empezar a generar utilidades en el 2022. Sin embargo, el paro ha sido otro palo en la rueda para el desarrollo de la actividad.

Aunque desde el sector se ha dicho que los cierres como medida de contención del virus, afecta de manera importante su recuperación con esta situación estarían al borde una quiebra en caso de no solucionarse en los próximos días.

Según lo expresa Alejandra sánchez, directora ejecutiva de Cotelco Capítulo Risaralda, los bloqueos en las vías, además de impedir la llegada de insumos, también obstaculiza la movilidad de los viajeros que tenía pensado su viaje a lo que se suma también el temor que se genera en los turistas y la ciudadanía, la situación de orden público que se ha vivido la ciudad en los últimos días.

“Nosotros veníamos mostrando un buen comportamiento, no los niveles óptimos, pero sí una ocupación que nos había permitido empezar a ver una recuperación o mantener la operación, pero todo lo que se ha generado en torno al paro, fue como si volviéramos al tiempo de la cuarentena y la operación, casi que paralizada en su totalidad”, argumentó la funcionaria.

Sánchez también explica que al menos el 80% de las reservas que se tenían para el mes de mayo se han cancelado y de seguir con esta situación, durante el mes de junio se presentará un  caso similar, siendo así mucho más la afectación ya que durante el próximo mes empezará la temporada de fin de año, la cual era una esperanza de recuperación para el sector.

Ocupación

Aunque la actividad no había alcanzado un punto de equilibrio, su actividad si estaba generando ingresos, al menos para el sostenimiento de los hoteles. En este punto agrega la vocera de Cotelco en Risaralda, se venía manejando una ocupación de al menos el 30%. Pero una vez inició el paro y la contingencia, esta se encuentra entre el 10 y 12%.

“Estos niveles en hotelería son muy graves, porque para mantener un punto de equilibrio en la operación, se debe contar al menos con una ocupación del 40% y en este momento los hoteles están asumiendo los mismos gastos, sin tener ingresos que compensen su actividad, por lo que lo poco que se había logrado recuperar en estos meses de apertura, se está perdiendiendo nuevamente”, aseguró Sánchez.

Igualmente la preocupación también radica, en el desabastecimiento de alimentos que se está dando en la ciudad, ya que las cocinas de los hoteles también se han visto afectadas, por lo que tampoco puede operar sus restaurantes de manera óptima. Ante esta situación muchos gerentes de los alojamientos han recurrido a surtir sus cocinas con productos locales y de esta manera poder ofrecer el servicio de comidas al público en general.

Empleos

Bajo este panorama al menos 30.000 empleos, tanto del sector hotelero, restaurante, agencias de viajes y demás prestadores de servicios turísticos, estarían en riesgo y a pesar que desde Cotelco y sus hoteles afiliados se han hecho esfuerzos para mantener los puestos de trabajo, cada vez la situación es más difícil de sortear para los empresarios.

“Muchos hoteles estaban con el subsidio a la nómina del Gobierno Nacional, pero ya no lo están recibiendo, otros han optado por sacar a algunos empleados a vacaciones y de esta manera se han ido aplicando diferentes estrategias para proteger los empleos, pero no se sabe hasta donde sean capaz los hoteleros de continuar así”, argumentó representante del gremio hotelero.

Por ahora los esfuerzos están centrados en la temporada de vacaciones de mitad de año, en donde se espera llegar a una ocupación de al menos el 40%, lo cual sería una buena senda de recuperación para el sector y al menos suplir los gastos. Así mismo sería un buen inicio para recibir el 2022, en donde se espera empezar a ver utilidades.

La imagen

Debido a toda esta situación la imagen del país internacionalmente se ha visto deteriorada, lo cual puede afectar la llegada de turistas de otras partes del mundo, principalmente de Europa y Estados Unidos, los principales mercados para el país y la región en temas de turismo.

“La imagen es la piedra angular de la operación del turismo, este tema del paro nos ha hecho tener mala imagen en el exterior y eso va afectar mucho en la operación, lo que  vamos a hacer es esperar que pasen un poco las cosas y que se llegue a un diálogo y cuando eso suceda empezar con una campaña muy agresiva de imagen del país” afirmó Sánchez.

En este sentido desde Cotelco Nacional, junto con sus oficinas en las diferentes regiones del país, se trabajará para promocionar cada destino y volver a retomar la confianza de los turistas extranjeros en la región. En Risaralda, se seguirá destacando la oferta de turismo de naturaleza que tiene la región y como este es un destino que se puede disfrutar en familia, así como también gracias a sus vías de acceso se puede hacer un recorrido por las diferentes zonas turísticas del Eje Cafetero.

Compartir