22.6 C
Pereira
miércoles, abril 24, 2024

Se redujo la carga para los camiones en un 30%

También tiene que ver con la seguridad en las vías y el panorama económico del país.

Como preocupante han calificado la situación que actualmente atraviesa el gremio de transportistas del país, no solamente por el alza que podría darse en el ACPM, sino también a la reducción del casi 30% en el cargamento a distribuir. El Diario conversó con el presidente de Fedetranscarga, Henry Cárdenas, así como con el secretario de la Confederación Colombiana de Transportadores y miembro de la organización UNIDOS, Juan Diego Ortiz, los cuales expresaron su inconformidad frente a las conversaciones que se han mantenido con el Gobierno Nacional.

Y es que a través de los ministerios de Hacienda y Transporte, se han mantenido reuniones con líderes del transporte de carga para discutir un aumento en el precio del diésel, pero hasta ahora no se ha logrado ningún acuerdo. Así como tampoco se ha presentado ninguna propuesta concreta para el aumento, que debería comenzar este año. El presidente de Ecopetrol, Ricardo Roa, mencionó que se cerró el déficit del Fondo de Estabilización de Precios del Combustible con un aumento en el precio de la gasolina, pero advirtió que aún se necesita abordar los precios del diésel. Se está considerando un aumento de entre $2.000 y $3.000 durante el año.

En primer lugar, el presidente de Fedetranscarga, expresó que la medida contemplada del alza en el ACPM podría afectar aún más el negocio del transporte de carga, volviéndola inviable: “No tendríamos cómo trasladar ese costo al generador de carga porque en este momento hay mucha demanda de vehículos en el mercado y poca carga para transportar. Entonces, eso también debido a las políticas que vienen trayendo desde que Gustavo Petro es Presidente”, indicó.

Transversal a todos sectores

Si bien, este sector cuenta con alrededor de 500 mil vehículos de carga que podrían darle, según Cárdenas, trabajo a más de un millón de personas en Colombia. Sin embargo, la inseguridad, así como la crisis que atraviesa actualmente el sector de la construcción, afectando la economía colombiana, repercuten en que el transporte de carga pueda operar con normalidad:

“Entre menos casas se vendan en el mercado, menos tengo para transportar cemento, para transportar toda la materia prima que hay en el mercado. Por otro lado, la infraestructura de nuestro país está casi paralizada con los proyectos que se tenían para las carreteras en Colombia, y eso también hace que la economía se dinamice”.

¿Qué dice UNIDOS?

Juan Diego Ortiz, miembro de esta organización, expresó que una de sus primeras peticiones es que no se marquen las tarifas del combustible con las internacionales, “sabiendo que somos un país productor”.

De igual manera, ratificó el deseo de seguir con las mesas de negociación para que se logre un acuerdo de parte y parte que beneficie a este sector: “Nosotros no podemos decirle a todos los transportadores que no protesten a sabiendas de que hay unos anuncios de alza de diésel, pero nosotros desde la organización UNIDOS no tenemos ni amenazas de paro ni desacuerdos. Hemos estado esperando una reunión que se nos ha negado para hablar sobre la fórmula Colombia. Nosotros sabemos que tienen que hacerle un reajuste al diésel pero de una manera proporcional”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -