Riesgo en la dinámica constructiva; posiciones encontradas entre Camacol y Camacero

Desde La Cámara Colombiana del acero dicen que no es cierto que haya desabastecimiento de este material en Colombia y menos en Pereira, en entrevista con Oscar Ramírez, presidente de Camacero expresa que lo que se busca con esta falsa noticia de escasez es que los productores quiten los aranceles del material, lo cual no puede darse porque dañaría las relaciones bilaterales con los países que hacen parte del Tratado de Libre Comercio como Perú y México quienes han importado una buena cantidad de acero al país, ”ha entrado acero y el precio ha estado a la baja, México coloca su cupo de importación, hoy no hay inconvenientes” comenta Ramírez y agrega “sería bueno que debatiéramos sobre el tema porque no falta acero, los constructores tienen que sincerar el nuevo costo del acero”.

Desde Camacol Risaralda, Víctor Baza Tafur, gerente regional expresa, “El desabastecimiento, aumento de precio y los mayores tiempos en la entrega del acero en las obras son una realidad para los constructores de la región. Esta coyuntura pone en riesgo la dinámica constructiva, la generación de valor agregado, el empleo y la viabilidad de los proyectos a iniciarse e incluso en los que están en ejecución”, con ello esta agremiación advierte sobre la crítica situación que representa para el inicio y ejecución de los proyectos, el desabastecimiento y aumento de precios de acero que se evidencia en la región y el país.

Por su parte el presidente de Camacero aduce que si hubo escasez después del Paro Nacional ya que las plantas estuvieron paradas, los puertos estuvieron detenidos, las importaciones  no lograban entrar, los fletes estuvieron complicados, sin embargo, eso fue hace dos meses, ahora alude  a que hay suficiente suministro; “ Lo que pasa es que como se han subido los precios del acero Camacol reclama, con justa razón en ese sentido y que a los constructores de viviendas VIS no les da las cuenta para iniciar los proyectos, lo cual no es cierto, la vivienda VIS deja en margen alrededor de un 14%, y el incremento por cuenta del acero es por el orden del 5%”

Desde Camacol puntualizan que según el Índice de Costos de Construcción de Vivienda del DANE, la ciudad de Pereira registró en julio de 2021 un incremento anual del 10,4%, 3 veces mayor al registrado en el mismo periodo del año pasado, situación que pone en riesgo la ejecución de la política de vivienda y, por ende, la reactivación de toda la cadena de valor. Actualmente, en Risaralda hay 3.948 unidades de vivienda en fase de cimentación y estructura, y 4.529 se encuentran pre-vendidas sin iniciar su construcción. Ese volumen de actividad actual y prevista representa la sostenibilidad de 17.000 empleos, $1,5 billones de inversión para la reactivación económica regional y una demanda de insumos, materiales, y servicios equivalentes a $900 mil millones, proveniente del 54% del aparato productivo de la región.

“Lo que tenemos en riesgo son los proyectos, su viabilidad y la vivienda formal de los risaraldenses, pero, además, si los proyectos no se inician o frenan su ejecución por esta coyuntura, se pone en riesgo la reactivación económica y la generación de empleo. Y eso ya lo hemos venido evidenciando, dado que, en lo corrido del año a julio, el inicio de unidades de vivienda se ha contraído en 33,5% comparado a igual periodo del año 2020”,

Aunque desde Camacero se habla de una reducción leve en los precios por la oferta que ha llegado desde Perú y México, Ramírez dice que también hay algunas maneras de contrarrestar estos precios del acero; “para contrarrestar los precios del acero se pueden usar nuevas tecnologías, la industria que más contamina es la industria de las minas, de carbón, de hierro, de caliza, puedes sustituir los bloques de concreto y el ladrillo con el panel de poliestireno expandido que te ahorra el 14% en el costo de la estructura, esa es una alternativa para contrarrestar el alza y es ecológicamente más amigable”, por último Ramírez invita a los almacenes de acero de la ciudad, de los cuales dio algunos nombres donde encuentran acero, insistiendo en que desabastecimiento no hay”.

Compartir