Reforma tributaria; la carga de tributación más alta la tienen las empresas

Se espera que en pocos días se lleve a cabo el segundo debate de la ley de Inversión Social en plenaria del senado y la Cámara de Representantes, una discusión que puede, de igual manera, decidirse en un día o realizar un análisis más profundo  que puede durar varios días; sin embargo, de las más de 350 proposiciones que no fueron tenidas en cuenta por el gobierno en el primer debate realizado el 25 de agosto, algunas serán revisadas de nuevo en este segundo debate y puede que de los 35 artículos iniciales que ahora son 56, el articulado aumente.

Recuerde que el fin de este proyecto es recaudar 15,2 billones de pesos y aún se tiene claro cuáles son las estrategias para recaudar este dinero; por otro lado,  varios artículos fueron reformados y otros incluidos, hasta ahora sin que ninguno toque directamente a las clases sociales vulnerables.

Quienes más tienen que aportar a esta reforma serán los empresarios con la tasa de renta corporativa la cual según la Ocde es de las más altas en el mundo y de los países que pertenecen a este bloque, Colombia está en primer con un 32%; con la reforma estos tributos quedan en un 35%.

Empresarios

El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, desde que se radicó este proyecto de ley, ha dicho que esto es lo que se debe hacer, las empresas deben tener esa carga tributaria, sin embargo, ahora con el primer debate donde se incluyeron 25 artículos más, dice Mac Master, que el gobierno no debe permitir más cambios en la reforma porque puede perder su naturaleza y llevar a que se demore más de lo esperada su aprobación.

Desde que este proyecto de ley se dio a conocer a la opinión pública, los gremios empresariales comenzaron a pedir mesura al gobierno a la hora de fijar las tasas tributarias, pues no es lo mismo la rentabilidad de una microempresa a una gran empresa; las afectaciones en los negocios se esperan a largo plazo, El Diario habló con Lina Londoño, gerente financiera de Núcleo Constructora, quien expresó que tendrán una afectación en el mayor impuesto de renta del 35% y aunque se tenía previsto un descuento tributario del impuesto de Industria y Comercio del 100 a partir del año 2022, este ya no se dará, “esto claramente tiene una repercusión en el flujo de caja de la empresa ajustando en tiempos el pago de las obligaciones con proveedores, contratistas y bancos; a esto se suma el incremento significativo en el pago del impuesto a la renta que golpeará la utilidad final del ejercicio”, concluye Londoño.

Por otro lado, Luis Fernando Jaramillo, presidente de la junta directiva de Fenalco le expresó a El Diario la posición frente a este tema aduciendo que esta reforma que se está tramitando  en el Congreso si bien trae una recarga muy grande sobre el sector privado, es el mismo sector empresarial el que ha salido a decir que están en capacidad de afrontar y solventar las necesidades de la nación en este momento de crisis por el tema de la pandemia, “es necesario decir que las tarifas altas conducen a evasión fiscal y que los impuestos debería ser más exigentes con las personas naturales que con las empresas que son las que generan las riquezas y el empleo, esta reforma la requiere Colombia y ojalá sea aprobada lo más pronto posible”.

El CEO de la empresa Partes y Complementos Plásticos (PCP), Luis Arango, en entrevista con El Diario, dio su opinión frente a la Reforma Tributaria que se tramita: «como todas las reformas tributarias, esta busca aumentar el recaudo, necesario para poder financiar los planes de disminución de brechas sociales en nuestro país. Uno de los aspectos positivos de la reforma, es el esquema de incentivos para dinamizar la contratación formal de jóvenes sin este incentivo experiencia laboral; Este beneficio del 25% de un salario mínimo nos dará la oportunidad de contratar más, y ser el primer trabajo de muchos jóvenes colombianos que desean empezar a encontrar oportunidades de desarrollo.

Sin embargo, como todas las empresas del país, nos veremos afectados en los incrementos de la renta, ya que esta pasó del 31% al 35%. Lo que nos obligará a tributar aún más y dificultará la inversión, sin embargo creemos que es un gran aporte al desarrollo social del país”, concluye Arango.

¿Reforma de transición?

Para el economista Jhonier Cardona, esta reforma tributaria está pensada para que el tiempo que queda de gobierno se pueda terminar de manera tranquila, “esta reforma como la ha querido mostrar el gobierno es como una reforma de transición, de calmar las aguas, de que la situación del país termine al menos en un ambiente de tranquilidad, que se llegue a un proceso electoral con los ánimos calmados pero no trae en sí una solución estructural al problema del país, porque lo único que le vamos a entregar al próximo gobernante es un país comprometido en una serie de subsidios y auxilios como producto de la pandemia a la población que este de manera muy hábil le coloca como final el 2022 cuando esté próximo a retirarse”, según Cardona, al próximo gobernante le va a quedar muy difícil no continuar con estos beneficios sociales, le queda la obligación de asumir todo un proceso para poder garantizar que esos recursos le puedan llegar a la población.

Compartir