Recuperación del empleo se dará por parte de ocupados informales

La afectación a la economía, la liquidez de las empresas y por consiguiente al empleo, era algo inevitable frente a la aplicación de las medidas restrictivas para frenar los contagios de Covid-19. Si bien estas medidas se han venido flexibilizando con el pasar de los días, nuevas decisiones que han tomado alcaldes y gobernadores frente al manejo de la pandemia, no han permitido que se dé una verdadera reactivación para algunos sectores.

Esta situación ha llevado igualmente a afectar la recuperación del empleo, pues los empresarios al estar en medio de la incertidumbre y la posibilidad de nuevos cierres, se abstienen de abrir puestos de trabajo y re direccionar sus actividades para operar con los recursos y mano de obra que tienen hasta el momento

Para Mauricio Olivera, economista y director de Econometría Consultores,  la pandemia aumento aún más el efecto diferencial en el mercado laboral, tanto en temas de género, como en el tema geográfico, ya que develó las necesidades que tiene cada ciudad en aspectos como desempleo, entendiendo que cada región tiene un aparato productivo diferente.

“Para recuperar y generar empleo, los esfuerzos se debe concentrar en la formación para el trabajo, más que en los costos laborales, esto último es más una transición entre formalidad e informalidad, pero tener una mano de obra capacitada es vital para la generación de nuevos trabajos” expresó el analista.

Igualmente el economista resalta que la falta de capital humano idóneo para las necesidades de las empresas y de las regiones, llevan a los empresarios a centrar sus esfuerzos y estrategias de generación de empleo en otros aspectos o apostarle e invertir en aspecto como la transformación o el trabajo robótico de ser necesrio.

 

Productividad

En este aspecto asegura Olivera, tener una fuerza laboral, preparada para las actividades de cada empresa, asegura una mejor operación para la misma y asegura que una de las trampas de la productividad del desarrollo es la baja productividad laboral un trabajador, terreno que el país tiene mucho por recorrer, ya que un trabajador en colombiano produce el 35% de lo que produce un trabajo en la Unión Europea.

“En el país hay recursos para la formación para el trabajo, pero falta  pertinencia y calidad en esa formación para que se empiece a generar empleo. Esto es básicamente una articulación entre el sector productivo, los centros de formación y el Gobierno y también entra el papel de las ciudades, la cuales son muy importantes al momento de desarrollar estrategias para preparar mejor su mano de obra” argumentó el economista

Bajo este panorama se genera un efecto diferencial en temas de oferta y demanda en el aspecto académico. De acuerdo al análisis realizado por Econometria, se evidencio que durante la etapa de formación secundaria, hay más personas ofreciendo su trabajo, que vacantes por llenar este tipo de demanda. Por su parte en la formación universitaria, la demanda baja y se encuentran más vacantes que personas buscando empleo.

Mientras que en educación técnica, en temas de oferta y demanda hay una gran brecha en cuanto al personal que piden las empresas, lo que está ofreciendo el mercado laboral y las personas que están buscando trabajo.

 

Transición

Por su parte Cristina Fernández, Investigadora de Fedesarrollo, recalcó que en el mercado laboral se vienen presentando unas transiciones muy particulares, en donde si bien se evidencia una caída fuerte del mercado laboral al inicio de la pandemia, a medida que fue avanzando la reactivación, se fue presentando una redistribución entre los inactivos y los desocupados.

“En este momento están pasando muchas transiciones en el mercado que se deben tener en cuenta, por ejemplo sería importante entrar a analizar, de que actividades principalmente está migrando a la población inactiva, la cual ha ido creciendo a lo largo de la pandemia y porque no ha vuelto a hacer parte del mercado laboral, qué los llevo a dejar la búsqueda de empleo” agregó la investigadora.

Así mismo Fernández resalta, que esta crisis afectó fuertemente los asalariados informales, quienes por las medidas de restricción no pudieron salir a desempeñar sus labores y cayeron de una manera importante los ocupados en esta población. Igualmente se presentó una importante caída en los informales independientes, pero en este punto destaca la vocera de Fedesarrollo “estos se han recuperado a una velocidad impresionante y ya casi están en el mismo nivel de ocupación del año 2019”.

En cuanto a la caída en la ocupación en los asalariados formales, se estima que esta recuperación sea un poco más lenta, teniendo en cuenta que los empresarios, tuvieron que aprender a realizar sus operaciones con el mínimo de su personal, optimizar tareas y en este sentido seguirán apostando a la automatización.

“Con estos escenarios, si es posible ver una recuperación del empleo, como lo que se está presentando con el pasar de los meses, las aperturas que se han venido dando. Pero esta recuperación va a ser más alta desde el lado de la informalidad y los trabajadores independientes. Por parte del trabajo formal, esa recuperación se va a demorar un buen tiempo” concluyó Fernández.

Deja un comentario