22.4 C
Pereira
sábado, septiembre 24, 2022

Por bloqueos en vías, café de exportación se encuentra represado en Risaralda

Ante el saqueo de bodegas en el puerto de Buenaventura, el más importante del país, los caficultores hicieron hoy un llamado urgente a que cesen estas acciones y demás actos de violencia, así como los bloqueos de carreteras que perturban el tránsito normal del café, la seguridad alimentaria, la salud, la vida y el trabajo de los colombianos.

 

En Risaralda la preocupación radica en el café que se encuentra represado en las trilladoras, teniendo en cuenta que el departamento es el centro de trilla de Colombia, desde donde se exporta alrededor del 60% del café de todo el país, por lo que hoy los exportadores se encuentran con incumplimientos con sus compradores por la dificultad de sacar el café hasta el puerto, por lo que actualmente hay casi 500.000 sacos de café represados sin poder ser exportados.

 

“Si bien esto no tiene una sanción económica como tal, si genera una mala imagen para el sector a nivel internacional, ya que Colombia se ha caracterizado por tener buenos cumplimientos en los compromisos comerciales en el exterior lo que quiere decir también que los exportadores se están quedando sin liquidez para poder pagar a los productores”, expresó Luis Ramírez, representante de Risaralda ante la Federación Nacional de Cafeteros.

 

Si bien hasta el momento a ningún productor se les ha dejado de comprar el café, por parte de la Cooperativa de Caficultores de Risaralda, según lo explica Ramírez, esto puede generar un endeudamiento por parte de los exportadores, quienes deben recurrir a este mecanismo para poder cumplir con los caficultores.

 

Al menos 1.200 tractomulas con café no han podido llegar a los diferentes puertos de Colombia, a lo que se suma la ya desalentadora coyuntura que afronta el sector cafetero, producto de los bloqueos de las vías en el territorio nacional, que han impedido sacar el grano de las fincas hacia los centros de acopio.

 

 

Otros mercados

 

Otro aspecto que preocupa al gremio, es que ante el incumplimiento de las exportaciones y la falta de este productos en los diferentes lugares del mundo, estos compradores se pueden volcar a buscar otros mercados en países de Centroamérica o Vietnam y cuando esto se restablezca se pueden presentar dificultades para volver a tener esa labor comercial.

 

“Esta situación es realmente preocupante, porque si bien el café de Colombia se caracteriza por ser el mejor café suave, los compradores se pueden encontrar con otras calidades ante el incumplimiento en las exportaciones y afectar el mercado a futuro, porque pues los negocios en otros países no se pueden parar porque en Colombia se está viviendo esta situación social que a afectado nuevamente toda la economía”, argumentó el líder cafetero.

 

En el país hay 25 grandes exportadores, los cuales compran el café en las 33 cooperativas de caficultores del país y quienes mueven el 95% de todo el café que se produce en el país.

 

Esta situación también podría afectar los buenos precios que ha venido mostrando el café, los cuales se encuentran a más de $1.300.000 la carga de 125 kilos ya que los compradores pierden interés en el café colombiano, buscan otros mercados y cae la demanda del grano.

 

“En general esta afectación es para el sector agropecuario del departamento, hay muchas pérdidas de cultivos y eso se ve en falta de liquidez y recursos de los productores, un territorio productos de café, por regla un territorio productor de café tiene variedad en sus cultivos, por lo que esta afectación se da de manera generalizada”, puntualizó el vocero de la Federación Nacional de Cafeteros en Risaralda.

 

 

Llamado al diálogo

 

Los caficultores colombianos, por medio de sus representantes en el Comité Directivo, urgen soluciones pacíficas e inmediatas, máxime cuando esta situación ha costado la vida de decenas de compatriotas y ha interrumpido el suministro de insumos, comida y combustible a varias regiones del país.

 

A todo lo anterior se suma el retraso en la vacunación contra la covid-19, lo que profundiza aún más la compleja situación económica, social y de salud que afronta Colombia.

 

“Los caficultores siempre han aportado al desarrollo social y económico de Colombia. Hoy, cuando el sector puede volver a ser un actor fundamental en la recuperación económica, los bloqueos y el vandalismo son un obstáculo para este fin y una fuente de desasosiego para los colombianos”, expuso el cuerpo directivo de la Federación Nacional de Cafeteros.

Tras 22 días del llamado paro nacional, el pronunciamiento se dio a conocer al término de una sesión ordinaria del Comité Directivo de la FNC.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -