Pese a cambios, reforma tributaria sigue acabando la clase medi

En medio de las manifestaciones que ha generado la presentación de la nueva reforma tributaria, el Gobierno Nacional anunció que está dispuesto a hacer cambios al documentos, retirando aspectos como cobrar IVA a los servicios públicos, revisar la tarifa de impuesto a la gasolina y reducir el recaudo a 18 billones de pesos sin embargo aún hay sobre la mesa puntos que siguen generando inconformidad. 

Para Jahir Gutiérrez Ossa, Docente de Administración de Empresas de la Universidad CES, la reforma sigue siendo confiscatoria, ya que vigila diferentes aspectos de las personas que los puede llevar a pagar impuestos por uno u otro concepto y termina castigando el trabajo.

“Se siguen teniendo en la propuesta temas como mirar los ahorros voluntarios y los activos personas y esto lleva a que más las personas digan ‘ni ahorro, no trabajo y más bien me mantengo en un estrato bajo en antes el estado me de dinero”, expresó el docente.

Otros cambios

Otro de los puntos que se mantendría en el documento sería, la subida de impuestos a productos básicos de la canasta familiar o el progresivo aumento del impuesto a la renta a quienes ingresan 2,4 millones de pesos mensuales, otro impacto más a la clase media y baja, que han sido las más golpeadas económicamente por la pandemia.

“Finalmente una persona va a optar por decir y revisar muy bien, si invierte en compra de vivienda, compra de vehículo o si definitivamente se queda con los pocos bienes activos que tiene y evitar que le compren impuestos por tener un patrimonio, por tener un bien, por superar los topes de la DIAN, en fin por todo”, agregó el administrador de empresas.

Para el analista esto podría ralentizar la economía y la recuperación de la misma, pues se desacelera el consumo y llevando a que los principales sectores económicos se contraigan y con esto también aumente el desempleo.  

 

No la retirará

Pese a las contradicciones el Gobierno Nacional advirtió que no retirará la reforma, argumentando que es necesario cerrar el hueco que ha creado la pandemia en las arcas del Estado, y con esta reforma espera recaudar 25 billones de pesos unos 6.850 millones de dólares).

En este punto Gutierrez afirma, que si bien es necesario atender la emergencia sanitaria y económica en la se encuentra el país, se deben mirar otras opciones para mitigar el impacto que ha dejado la pandemia

“Aquí todo el mundo responde con lo mismo y es que la salida a las crisis económicas del estado es subir impuestos, parece que no hay otras alternativas como poner activos a la venta, un ajuste interno de gastos o fortalecer la oferta para que el país se convierta en un atractivo para inversionistas extranjeros. Pero la opción no es aporrear el bolsillo de la población que más se ha visto afectada con la pandemia”, expuso Gutierrez. 

Diálogo

Por parte del Gobierno argumentan que estarán abiertos al consenso en el marco de las instituciones y con los partidos que hay en el Congreso, además de aceptar propuestas del sector privado.

Sin embargo, no hizo alusión a posibles reuniones con sindicatos y organizaciones sociales, que fueron quienes convocaron al «paro nacional».

Compartir

Deja un comentario