22.5 C
Pereira
miércoles, febrero 28, 2024

Personas que tengan ingresos superiores a $2.000.000 ¿Declarar, pero no pagar?

Aunque aún no se presentado oficialmente, se han conocido varios aspectos que podría incluir la nueva reforma tributaria que se implementará en el país, hasta el momento, el proyecto plantea cambios en materia de Impuesto de Renta tanto para personas naturales, como jurídicas, IVA e Impuesto al Patrimonio, entre otras; con lo cual el Gobierno espera recaudar $25 billones por año, para sustentar programas sociales y tapar el hueco fiscal de $90 billones.

Uno de los puntos que ha causado más polémica es la declaración de ingresos para las personas que ganen $2.000.000 y aunque desde el Gobierno Nacional, han argumentado que el hecho de declarar los ingresos, no quiere decir que tenga que pagar el impuesto, este podría ser el primer paso para que este tipo de trabajadores sean nuevos contribuyentes. 

Deberán pagar

Para Durley Helena Huertas Suarez, Contadora Pública y Docente del Programa Contaduría Pública de la Fundación Universitaria del Área Andina, de aprobarse el proyecto y convertirse en la nueva reforma tributaria para los colombianos, además de una mayor contribución a los ingresos del estado, que en últimas lo que busca toda reforma; también habría un mayor control a los gastos del estado, mayor control a la evasión, más beneficios o estímulos para la generación de empleo y un mayor número de familias beneficiadas a través del ingreso solidario, la devolución del IVA y la disminución en las tarifas de matrículas entre otras. Puntos muy positivos a favor de los contribuyentes.

“Es importante tener en cuenta que las reformas tributarias son necesarias, en la gran mayoría de países existen, lo que sucede es que en Colombia, en los últimos años, hemos asistido casi que a una reforma por año, y eso es algo complejo de manejar, tanto para el ciudadano de a pie, como los para los empresarios.  Además no puede olvidarse que las finanzas del estado tienen un hueco fiscal que es preciso cubrir, para poder cumplir con los diferentes programas a los que el gobierno se ha comprometido” expresó la docente.

Cabe aclarar que a la fecha, se trata del proyecto de reforma tributaria planteado por el Gobierno Nacional, el cual debe primero surtir las diferentes etapas de discusión ante las respectivas comisiones de Senado y Cámara de Representantes, momento para el cual, muchas cosas pueden cambiar.

 

Declarar, no pagar

En este punto la contadora argumenta que el hecho de declarar los ingresos, no quiere decir que se tenga que pagar el impuesto, así mismo el proyecto plantea que se amplía entonces el universo de los obligados a declarar,  es decir, habrá más personas declarando, pero no siempre declarar es pagar.

De acuerdo a esto quienes ganen desde $2.500.000 deberán empezar a declarar renta, para estas personas, el impuesto será cero ($0) y solamente aquellas que ganen a partir de $2.600.000, pagarán con tarifa marginal creciente; con lo cual, quienes más ganen pagarán con una mayor tarifa.  

“Hay que entender además, que el procedimiento en la liquidación del impuesto de renta depende también de otras situaciones entre las que se encuentran: Ingresos adicionales que tenga el contribuyente, su nivel de patrimonio, los movimientos bancarios, etc., y una serie de beneficios a los cuales puede acudir, y con lo cual no siempre se termina pagando impuesto o se paga un valor relativo” agrega la experta en el tema.

Los contribuyentes adquieren la obligación de entregar información tributaria a la DIAN, que si bien no le genera ingresos al estado, si aporta información para la fiscalización de patrimonios.  Con la información que aporta el contribuyente, la DIAN realiza cruces de información y puede controlar los niveles de evasión que es uno de los mayores dolores de cabeza a nivel fiscal para el estado.

 

No son solo ingresos

Por otra parte, Huertas Suarez, explica una persona natural no solo adquiere la obligación de declarar renta por su nivel de ingresos, sino también por aspectos como su nivel de patrimonio, el monto de los movimientos bancarios, los consumos con tarjeta de crédito, las compras o consumos efectuados durante el año y su responsabilidad frente al Iva.  Aspectos para lo cual, se fijan topes que varían cada año.  

“Esto quiere decir que si una persona por su nivel de ingresos no supera el tope, pero tiene un patrimonio que por ejemplo con respecto al año gravable 2020, supera los $160.232.000, entonces si debe declarar renta.   Así las cosas, con uno solo de los requisitos que cumpla una persona, de acuerdo a los topes fijados cada año por el gobierno, debe declarar”, explica la docente. 

 

Reducir evasión

Finalmente la contadora explica, que este tipo de medidas, contrario a lo que se piensa, busca reducir la informalidad en la que se encuentran muchas empresas, así como reducir la evasión de impuestos 

Siempre que surge la discusión sobre una nueva reforma tributaria, se mencionan aspectos como estos, pero hay que tener en cuenta que medidas como la flexibilización laboral, el trabajo por horas con cotización, la formación para el trabajo con pertinencia, iniciativas de equidad de género, estado Joven, estado emplea, inclusión laboral, economía naranja y emprendimiento, entre otras, son alternativas que buscan aumentar el crecimiento económico y la productividad.  Alternativas que por lo demás, deben estar a su vez debidamente reglamentadas para evitar abusos” puntualizó Huertas.

 

Sindicatos

Por su parte, Lina Montilla, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores en Risaralda, argumenta que desde el sector sindicalista, rechazan todo el paquete de reformas que se están planteando durante el actual Gobierno y en cuanto a la actual reforma argumenta que será la clase media y baja, quienes asuman el costo de la actual crisis económica. 

“El hecho de que se quiera grabar por vía declaración de renta a las personas que ganen más de $2 millones, no es compensable, teniendo en cuenta que el costo de vida se ha incrementado, las condiciones laboral cada vez son más precarias en función a que el empleador desconoce cada vez los derechos de los trabajadores. Por lo que este tipo de trabajadores que ganan estos salarios, la mayoría son salarios integral que no tienen prestaciones sociales” argumento la líder sindicalista. 

Así mismo Montilla asegura, que algunos costos adicionales que ha dejado la pandemia y el trabajo en casa, como el incremento en los servicios, costos en tecnología y conectividad, también están teniendo que ser asumidos por el trabajadores y el mayoría de los casos, estos gastos están siendo reemplazados por el subsidio de transporte.

Desde los sindicatos, también advierten que se debe revisar el tema de tributación en el sector empresarial, principalmente en las grandes empresas, ya que estás con el sofismo de generar empleo son exentas de pagar algunos impuestos. Así como también se debe brindar apoyo al sector de las mipymes. Igualmente para la clase trabajadora es importante seguir impulsando la renta básica para las personas que perdieron el empleo y que están en la informalidad.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -