Papitos ¡a meterse la mano al dril!

La educación en Colombia está diferenciada en dos tipos: la pública, con sus paros, instalaciones con uno que otro faltante, pero llena de camaradería y gratuidad en matrícula y PAE. La privada, preciosas instalaciones, laboratorios, gimnasio y hasta capilla, no existen los paros pero tienen una alta exigencia de acompañamiento pedagógico por parte de los padres de familia.

En ambos espacios, los elementos necesarios para alcanzar los conocimientos y formarse como ciudadano de bien tienen una diferencia abismal. Las matrículas de los colegios semiprivados arrancan en $300.000, más una agenda que es obligatoria para la comunicación entre padres y docentes que está alrededor de $20.000, de ahí para arriba cualquier cantidad que depende de la elección y la capacidad adquisitiva de las familias, quienes igual cada mes deberán pagar una pensión.

¿Los niños aprenden de igual manera? La discusión está puesta sobre la mesa, porque unos dicen que en los exámenes del ICFES siempre encabezan los privados, lo que poco se tiene en cuenta es que sus estudiantes por lo general tienen forma de pagar un Pre-ICFES. Es así entonces que dónde se estudie es lo de menos, lo que importa es que se formen seres humanos de calidad y para eso se necesitan los siguientes materiales.

Las listas

Un padre de familia que matricule a su hijo por ejemplo para el cuarto año de primaria en un colegio público de Pereira, al llegar a la papelería se topa con dos opciones: la línea económica y las marcas reconocidas. Entonces empieza a sumar: los cuadernos económicos de 100 hojas están a $2.250 y en la otra línea a $8.200, porque tienen tapas de cartón más resistente y los motivos con los personajes de moda. Son en promedio ocho cuadernos, que tirando economía no bajan de $18.000.

Colombia es un Estado laico donde se respeta la diversidad de cultos pero varias listas advierten que hay que conseguir una biblia. Puede ser también un instrumento musical si el colegio es privado, no importa que el estudiante no sienta afinidad por la música, porque a final de año los materiales que sobren se devolverán a los papitos.

En los públicos no se hacen exigencias, pero sí sutiles sugerencias en la marca de los colores que traen todos los tonos de piel y no solo el café. La caja de 12 colores económica está en $14.950 y la ‘sugerida’, en $22.350, que el padre terminará comprando, para evitar que su hijo sea víctima de matoneo al llevar la económica sin los otros cinco tonos de piel.

Los cuadernos de 50 hojas de marca costosa cada uno cuesta $6.650, versus uno de los baratos con las mismas hojas que se consigue por $1.800. En una de las listas para colegio privado a un estudiante para primer grado de primaria le exigen ocho cuadernos de 50 hojas, tres de 100 hojas y un cuaderno pentagramado, menos mal que es un pedido para las primeras letras. Esto hace parte de una lista en la que también solicitan desde papel higiénico, hasta cinta de enmascarar y un tablero acrílico pequeño.

El total solo en útiles en este colegio privado es de $296.250, más $230.000 del uniforme y medio millón de la mensualidad, ni punto de comparación con la educación pública que sale por $300.000 pesos para un alumno nuevo con la ayuda del paquete de la Caja de Compensación.

El paquete de Comfamiliar para primaria (valor aprox. $75.000)

Block Carta 70 Hojas

Block de papeles surtidos

Bolígrafo

Borrador Nata

Carpeta Fuelle Carton

Cartuchera un bolsillo

Colores caja X 12

2 Cuadernos de 100 Hojas cosidos cuadriculado y línea Corriente

2 Cuadernos de 50 Hojas cosido Cuadriculado y línea Corriente

Escarcha

Libro Mandala / Colorear

Pegante en tubo liquido (Sello)

Pincel plano

Plastilina barra (Colores básicos)

Plumones X 6

Regla 30 cms

Sacapuntas sencillo con depósito

Tijeras milimetrada punta roma

Vinilos (colores básicos X 6) 

Lápiz Hb #2 biodegradable con cordón

Compartir

Deja un comentario