Nueva reforma tributaria, ¿qué la hace diferente?

Para el 20 de julio tiene presupuestado el Ministro de Hacienda, Juan Manuel Restrepo, radicar ante el congreso el proyecto de “ley de Inversión Social” , es decir la reforma tributaria 2.0, la cual buscó enfocarse en consensos que surgieron de varias visitas a las regiones del país donde el Ministro recogió las apreciaciones de diferentes gremios, partidos políticos, entre otros.

Ayer en horas de la tarde se dio el cierre del “Gran consenso de inversión social” y dieron a conocer varios puntos que están dentro de la reforma tributaria que estará compuesta de 35 articulados.

Dentro de los puntos más relevantes es fortalecer la inversión social y su financiamiento; las consecuencias de la pandemia han generado varios subsidios que han beneficiado a empresarios y a ciudadanos que han sufrido las consecuencias de este virus, por tal razón se quiere que estos subsidios se extiendan hasta el 2022, el ingreso solidario es uno de ellos; según el presidente, Iván Duque, la idea es que siga con los actuales beneficiarios y amplíe su cobertura a 200 mil hogares en condición de extrema pobreza.

El subsidio a la nómina PAEF también se amplía para el periodo de julio a diciembre de 2021 visualizando las empresas que tienen menos de 50 trabajadores, además de incluir a las personas naturales que generan pocos empleos.

Los jóvenes quienes estuvieron en el consenso se concentraron en hablar sobre las oportunidades de empleo que necesitan a la hora de terminar su pregrado, para esto se propuso un esquema de incentivos para la contratación formal de jóvenes, como el 25% de un salario mínimo por contratar a jóvenes entre los 18 y 28 años de edad.

El Jefe de Estado dice comprometerse con la austeridad en el gasto público, el cual generará un ahorro de  1.9 billones de pesos anuales; se harán recortes en gastos de telefonía móvil, viáticos, arrendamientos y vehículos, entre otros.

Las transferencias a cargo de la Nación se reducirán anualmente, salvo las del Sistema General de Participaciones, los aportes a la salud, a las universidades y a las pensiones.

Se controlarán y se disminuirán los gastos relacionados con los contratos de prestación de servicios o nóminas paralelas.

Otro de los puntos es disminuir la evasión de impuestos y para ello fortalecerá la capacidad de fiscalización de la DIAN, recaudando 2,7 billones de pesos.

En esta reforma las empresas juegan un papel importante, ya que también adquieren un compromiso de aportar mayores ingresos tributarios sin afectar a las personas naturales. Entre ellos está el aporte solidario de las empresas para el financiamiento de la inversión social, a través de un incremento en la tarifa de renta de 30% a 35% a partir de 2022, aquí se recaudarán 6,7 billones de pesos. También habrá una extensión de la sobretasa al sector financiero de 3 puntos porcentuales, desde 2022 hasta 2025.

El Ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, divide esta reforma en 4 lineamientos muy importantes, los cuales son, primero la protección de los más vulnerables, en segundo lugar la obtención de recursos por medio de la austeridad, la lucha contra la evasión, y la solidaridad empresarial; en tercer lugar está la reactivación económica y como último lineamiento está la estabilidad fiscal.

Lo más importante y que se tiene en cuenta dentro de la reforma, según el Ministro, es no tocar a  los más vulnerables, ni a la clase media que se ha visto golpeada desde que la pandemia llegó al país.

 

Otro punto de vista

 

El profesor de la Universidad Libre y doctor en Economía, Jhonier Cardona, analiza esta reforma tributaria social que deja el presidente Duque antes de terminar su mandato.

Para Cardona, en Colombia hay al déficit fiscal que representa el 9% del PIB, hay graves problemas de evasión y hay ciertos elementos que requieren replantearse para mejorar el recaudo tributario, como ejemplos, Cardona aduce que hay que hacer énfasis en aumentar los impuestos a los dividendos, al patrimonio, lo cual es algo fundamental en esta reforma.

 

Dentro de la reforma se habla de continuar con el ingreso solidario, para el profesor Jhonier, esto se va a convertir  en un problema para el próximo gobernante al igual que las series de ayudas que se vienen, pues se debe analizar si estas son sostenibles o que tal vez se deban generar procesos productivos que de verdad incorporen masivamente a la población a trabajar.

“La incertidumbre es mucha, lo que va a hacer el gobierno es simplemente plantear una reforma tributaria para capotear el temporal de lo que le falta de su gobierno, pero realmente el que va a recibir un país en unas condiciones no muy buenas es el próximo gobernante” concluye Cardona.

 

CIFRA

15.2 billones de pesos es lo que se recaudará  para cumplir con las necesidades sociales.

Compartir

Deja un comentario