Nueva ola de contagios, pone freno a actividad de sectores turismo y comercio

La temporada de fin de año y puente de reyes era la esperanza de los empresarios de sectores como el comercio y el turismo para poder cerrar con buenas cifras el año anterior y mitigar un poco el impacto negativo que ha generado la pandemia del coronavirus que actualmente ataca el mundo. Sin embargo estas se vinieron abajo con el aumento de casos de Covid-19 que se han presentado en los últimos días en Risaralda y con ellos la implementación de medidas como restricción de movilidad para cierta población y toques de queda en las noches. 

 

Comercio

En el caso de los comerciantes, estos esperaban recuperar una gran parte de su liquidez en las compras de fin de año, en donde estrategias como el día sin Iva y algunos otros descuentos que aplicaron los diferentes establecimientos de comercio durante los meses de noviembre y diciembre, ayudó a mover la economía de este sector. Pese a esto, para los representantes de esta actividad comercial, esto se vio contrarrestado con la implementación de medidas como pico y cédula y toques de queda, ya que las ventas bajaron de manera sustancial, dejando una gran afectación para el cierre de 2020. 

De acuerdo con Jorge Tamayo, representante de los centros comerciales en Pereira, durante el mes de noviembre y los primeros días de diciembre de 2020, las ventas presentaban una buena dinámica, sin embargo, la semana anterior al 24 de diciembre, con la decisión del gobierno departamental de imponer nuevas restricciones, la actividad comercial cayó en un 80%. Una situación preocupante ya que la temporada navideña, representa el 50% de las ventas totales de la segunda mitad del año para los comerciantes. 

“Hasta ese momento teníamos marcas que estaban vendiendo hasta $12 millones y posterior a esto, empezaron a reportar ingresos por un valor de $3 millones. En ese sentido se sigue viendo que las medidas siguen afectando la economía y se pone en riesgo la vida de muchas empresas de la ciudad y no facilita la generación de empleo, ya que los empresarios siguen operando con el mínimo de personal, para no generar más costos” agregó el empresario. 

En el caso de los centros comerciales, la afectación es aún mayor, pues afirma Tamayo, en donde medidas como el pico y cédula, han reducido el tráfico de personas en un 70%, pasando de tener un ingreso diario de aproximadamente 8.000 personas a 2.500 por día. 

“La recuperación que esperábamos para inicio de año no se va a dar, porque seguimos con las restricciones y seguimos en la incertidumbre de lo que vaya a pasar porque estamos dependiendo del comportamiento del virus” agregó Tamayo. 

Igualmente con la determinación de iniciar clases de manera virtual es otro golpe para la economía pereirana, ya que las compras escolares, también representan una importante dinámica para el comercio.

 

Turismo

El sector turismo es otro que no ve señales de recuperación, si bien para los representantes de esta actividad, estaba claro que terminarían el año a pérdida, las restricciones terminaron afectando fuertemente las expectativas de cierre del 2020. 

Como lo explica Paula Arango, directora ejecutiva de Cotelco Risaralda, la proyección en cuanto ocupación hotelera durante la temporada de vacaciones de fin del año 2020 era de aproximadamente el 55%, sin embargo, según informes preliminares de la entidad gremial, se estima una ocupación total del 40%. 

Esto demuestra que el destino dejó de recibir en esta temporada alrededor de $1.200 millones, producto de los servicios de alojamiento, sin embargo la afectación puede ser mayor teniendo en cuenta la cadena de valor del sector, como es servicio de comidas y atractivos turísticos y demás servicios que demanda el sector.

Factores como el cierre del Túnel de la Línea, que garantiza la movilidad de un importante mercado para la región como es los visitantes bogotanos. Así como también las restricciones de movilidad y cuarentenas en otras ciudades igualmente importantes para el turismo regional, como Medellín y Calí y el alza en el número de nuevos casos llevaron a que se presentaran cancelaciones por parte de los turistas.  

“No logramos la meta esperada, el cierre de vías importantes para la llegada de turistas en el departamento influyó mucho, aunque se hizo promoción en usar vías alternas como en el caso del Alto de Letras, para quienes vienen de Bogotá, esto no fue suficiente para que se aumentara el número de visitantes en el departamento” expresó a líder gremial. 

Arango también advierte que el departamento es es un destino familiar y la restricción de movilidad para las personas mayores de 70 años, lleva a que muchas familias cancelen sus planes de viajar. Igualmente indica que el Eje Cafetero debe entenderse como un destino en sí y quienes llegan a la región lo hacen con la intención de viajar entre los tres departamentos que componen la zona cafetera, por lo que se debe trabajar de manera articulada en las tres entidades gubernamentales para que las medidas que se van a implementar no afecten el tránsito de turistas.  

 

Promoción

Ahora la meta de los empresarios de este sector está en la temporada de Semana Santa y vacaciones de mitad de año y en ese sentido una vez más la vocera de Cotelco Risaralda, destaca la labor de trabajar de la mano con alcaldías y gobernaciones para tener una estrategia que permita visibilizar las bondades que tiene el destino en términos de atractivos turísticos, de la calidad del servicio y accesibilidad. 

“La mayoría de los hoteles afiliados a Cotelco Risaralda ya iniciaron con las estrategias de promoción de descuentos para sus huéspedes que facilitan la llegada de turistas al departamento brindándoles siempre un mejor servicios y sobre todo bioseguro” concluyó la vocera del sector hotelero. 

 

Empleo

Paula Arango, directora ejecutiva de Cotelco Risaralda, advierte que en cuanto al empleo la tendencia se ha mantenido y las empresas se encuentran trabajando con el 50% de su personal y de acuerdo al comportamiento que ha tenido la actividad turística no se han podido reactivar una gran cantidad de empleos. 

Desde el cierre que se presentó en el mes de marzo de 2020, el sector ha perdido casi 10.000 empleos, de los cuales 2,789 son directos y 8,744 indirectos. 

 

Cierre de empresas

Según información entregada por la Cámara de Comercio de Pereira se cancelaron un total de 2.634  establecimientos, sucursales y agencias cancelados a cierre de 2020, de los cuales 1.173 son empresas del sector comercio y 64 de turismo.

Por su parte, las cancelaciones  del registro mercantil de enero a diciembre 31 de 2020 totalizan en 5.877: Comerciantes: 3.243, Establecimientos: 2.634. 

Registrándose una reducción del 14,2% frente a las cancelaciones de comerciantes y establecimientos del año 2019, cuando sumaron 6.852

 

Deja un comentario