Micronegocios en Pereira un gran motor de economía y empleo

Los micronegocios representan un eslabón importante en la economía de las ciudades y de muchas familias que hacen parte de este sector de economía, sin embargo a pesar de ser una  unidad económica con máximo 9 personas ocupadas que desarrolla una actividad productiva de bienes o servicios con el objeto de obtener un ingreso, estos no cuentan con muchas garantías al momento de afrontar crisis como la que se está presentando actualmente a causa del coronavirus. En donde panaderías, tiendas, restaurantes, entre otros pueden estar en riesgo de desaparecer o yo la han hecho debido a los prolongados cierres que se dieron como medida de contención del virus.

De acuerdo con la Encuesta de Micronegocios,  realizada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Pereira y su área metropolitana en el año 2019 contaba con un total de 58.915 micronegocios, de los cuales 92,5% son propiedad de trabajadores por cuenta propia, mientras que el 7,5% tenían como propietarios a empleadores.

¿Qué son?

Los micronegocios son empresas de venta presencial con establecimiento o sin establecimiento que por las medidas del Covid 19 tuvieron un impacto en la disminución de sus ventas, pocos compradores, no manejan domicilios, no realizan ventas online y no cuentan con canales de promoción virtuales.

En ese sentido según un sondeo realizado por el Parque Científico de Innovación Social de UNIMINUTO estos negocios han visto reducidas sus ventas mensuales en un 50% y apenas 12.212 de estos establecimientos se encuentra formalizado ante la Cámara de Comercio de Pereira, mientras que 46.703 se encuentra bajo la informalidad.

Un aspecto que casusa un gran inconveniente al momento de acceder a ayudas o beneficios que ha establecido el Gobierno Nacional para salvar la liquidez de las empresas, así como también se dificulta el momento de solicitar créditos ofertados en la época de la pandemia, lo cual pone en riesgo una cantidad considerable de empleos.

 

Respaldo

De acuerdo con Gregorio Mejía presidente de MiBanco, una solución para la solvencia de estas empresas, han sido facilitar el acceso a las micro financieras y de esta manera mitigar un poco la modalidad de prestar el dinero a los prestamistas o conocidos como gota a gota, la cual es muy utilizada por los propietarios de este tipo de negocios, al no contar con los requisitos mínimos para acceder al sistema financiero. Teniendo en cuenta que los ingresos mensuales totales de este tipo de negocios oscilan entre los $2.500.000 y los $9.000.000.

“En este momento es muy importante brindar un acompañamiento a este tejido productivo tan importante para la economía y el empleo en el país y las regiones y garantizar el acceso a las micro finanzas y a los microcréditos es una manera de ayudar a salvar estos negocios” expresó Mejía.

En el marco de la pandemia a través de la líneas de crédito que se han establecidos para las mipymes, a través de Bancoldex y el Fondo Nacional de Garantías, se han logrado colocar en la región alrededor de $100.000 millones en créditos para los microempresarios.

 

Por sectores

De acuerdo con la actividad económica, el 49,7% de los micronegocios desarrollaron actividades de servicios, el 36,1% de comercio, el 13,0% realizaron actividades relacionadas con la industria manufacturera y el 1,2% desarrollaron su actividad en el sector agropecuario.

Así mismo del total de los micronegocios en la ciudad 19.727, es decir el 33.5%, se ubican en una vivienda; que por lo general son los negocios informales y donde sus trabajadores son por cuenta propia que prestan servicios como pintores,  electricistas,  fontaneros, entre otros, que no tienen un local y tienen que estar en movimiento para vender o prestar un servicio.

Por otra parte 12.263 de estas empresas  cuentan con un local, tienda, taller u oficina, mientras que 19.336 realizan su actividad puerta a puerta o por medio de servicio a domicilio y a través de negocios ambulantes en sitios descubiertos.

Desde la perspectiva del motivo principal de creación, el 29,2% de los micronegocios lo identificó como una oportunidad de negocio en el mercado, mientras que el 20,2% fueron constituidos porque su propietario no tenía otra alternativa de ingreso y el 18,3% lo hacen para complementar el ingreso familiar o mejorar el ingreso