22.4 C
Pereira
lunes, diciembre 5, 2022

La trombosis, coágulos sanguíneos que atacan a cualquiera

En octubre también se conmemora el Día Mundial de la Trombosis, y expertos invitan a la sociedad a reconocer de manera oportunidad esta enfermedad que genera discapacidades e incluso la muerte.

Una de cada cuatro personas en el mundo fallece a causa de enfermedades causadas por la trombosis, así lo indica, la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia, entidad que además asegura que esta afección se caracteriza por la formación de coágulos de sangre en los vasos sanguíneos, ya sea, vena o arteria. Se trata de una patología subyacente de un infarto de miocardio, ictus tromboembólico y tromboembolia venosa, las tres principales enfermedades cardiovasculares causantes de muerte.

La trombosis venosa profunda y la embolia pulmonar (TVP y EP), son enfermedades que pueden afectar a cualquier persona, sin embargo, si se detectan en su etapa inicial, se pueden prevenir y tratar. De acuerdo con, el doctor Harold Miranda, especialista en medicina interna, medicina vascular, e hipertensión arterial, “el tromboembolismo venoso, es la tercera causa de muerte por enfermedad cardiovascular, luego del síndrome coronario y el evento cerebro vascular; y es la primera causa de muerte intrahospitalaria”.

Agrega Miranda, quien es presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Vascular que “la mortalidad por enfermedad tromboembólica venosa ronda en un 6%; y aumenta hasta un 13% en presencia de trombos a nivel de la circulación pulmonar, por lo que, esta patología se considera una enfermedad crónica. La trombosis venosa profunda y embolia pulmonar presenta una incidencia anual entre 1 y 2 personas por cada 1.000 habitantes, con una incidencia de hasta 300.000 muertes anuales en países como Estados Unidos y Europa”.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, aproximadamente la mitad de las personas con trombosis venosa profunda no tienen ningún síntoma, sin embargo, hay que tener en cuenta que los signos de alerta más comunes se presentan en la parte del cuerpo afectada y son:
– Hinchazón
– Dolor
– Sensibilidad al tacto
– Enrojecimiento de la piel

Es de considerar que la TVP, puede aparecer en presencia o no de factores de riesgo, aunque, los que aumentan la posibilidad de presentar esta afección son:

Sexo, con mayor frecuencia en mujeres.
Edad, tener más de 60 años aumenta el riesgo de TVP, aunque puede ocurrir a cualquier edad.
Inmovilidad prolongada, cuando las piernas permanecen quietas durante horas, los músculos de las pantorrillas no se contraen, lo que normalmente ayuda a que la sangre circule.
Trombosis venosa profunda y embolia pulmonar previas o antecedentes familiares, si usted o alguien de su familia ha tenido uno o ambos, es posible que tenga un mayor riesgo de desarrollar una TVP.
Lesión o cirugía, las lesiones en las venas o la cirugía pueden aumentar el riesgo de coágulos de sangre.
Trastornos de la coagulación hereditarios, algunas personas heredan un trastorno que hace que la sangre se coagule más fácilmente. Esta condición por sí sola podría no causar coágulos de sangre a menos que se combine con uno o más factores de riesgo.
Tabaquismo, fumar afecta la coagulación de la sangre y la circulación, lo que puede aumentar el riesgo de TVP.
Obesidad, el sobrepeso aumenta la presión en las venas de la pelvis y las piernas.
Neoplasias o cáncer, algunas formas de cáncer aumentan las sustancias en la sangre que hacen que se coagule. Algunas formas de tratamiento del cáncer también aumentan el riesgo de coágulos sanguíneos.
Insuficiencia cardiaca, esto aumenta su riesgo de TVP y embolia pulmonar. Debido a que las personas con insuficiencia cardíaca tienen una función cardíaca y pulmonar limitada, los síntomas causados incluso por una embolia pulmonar pequeña son más notorios.
El embarazo, aumenta la presión en las venas de la pelvis y las piernas. Las mujeres con un trastorno de coagulación hereditario están especialmente en riesgo. El riesgo de coágulos de sangre por el embarazo puede continuar hasta seis semanas después de tener a su bebé.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -