La tecnificación del campo, la mejor herramienta para mejorar la productividad

Dada la importancia que ha venido teniendo el campo a lo largo de la pandemia, garantizar la alimentación se convirtió en uno de los principales propósitos de los gobernantes, es por esto que aplicar nuevas estrategias que ayuden mejorar tanto la productividad, como la rentabilidad y que sea un modelo sostenible, debe convertirse en una prioridad. 

Una de las apuestas que ha venido cogiendo cada vez más fuerza, es la de la tecnificación del sector agricultor, a través de la cual se pretende tener un mejor conocimiento de los cultivos y ser más precisos a la hora de tomar decisiones frente al manejo de estos. 

Según lo explica Miguel Andrés Amado, director de negocios de Yara para la región Andina, una buena estrategia para aplicar en la tecnificación del campo es el Servicio de Diagnóstico y Monitoreo de Cultivos, que tiene como finalidad que los productores puedan contar con cosechas de calidad y rentables, además de mejorar su producción. A través de esta herramiento se puede obtener un completo diagnóstico del cultivo por parte de los agricultores a través de 3 etapas: Diagnóstico de fertilidad a través de análisis de suelos, recomendaciones nutricionales y monitoreo satelital de cultivos.

“Este proceso de tecnificación lo que busca es ayudar a la agricultura a través de una serie de herramientas digitales que les permitan mejorar su toma de decisiones y la gestión de sus cultivos y básicamente es un servicio que permite un acompañamiento de los agricultores de principio a fin, desde antes de iniciar el cultivo” expresó el vocero de Yara Colombia. 

Esta herramienta incluye el desarrollo o la gestión de los analisis de suelo a través plataformas analiticas, así como también detectar los planes de cultivos acorde a las condiciones locales. Dentro de las novedades de este servicio se encuentra el acceso de monitoreo satelital de los cultivos a través de una plataforma que les permite a los agricultores, hacer un seguimiento constante de sus predios y tener acompañamiento constante para el manejo del mismo.

Conocer los contenidos de las reservas del suelo, así como las condiciones químicas y físicas del mismo, son valiosas herramientas para la nutrición de los cultivos. Por esta razón, la primera etapa del servicio de diagnóstico y monitoreo de cultivos se centra en el análisis de los suelos y comienza desde la recolección de la muestra, sigue con el envío al laboratorio especializado y finalmente comparte la interpretación de los resultados.

Compartir

Deja un comentario