18.4 C
Pereira
lunes, agosto 15, 2022

La minería prende las alarmas en Belén

Bajada

Según la Agencia Nacional Minera casi todo el municipio es susceptible de explotación minera y ya están en trámite 13 solicitudes que comprometen el 53% de su territorio.

 

Por Óscar Osorio Ospina

En Belén de Umbría, un municipio caracterizado por su potencial agropecuario y donde se destacan la producción de café y plátano, están prendidas las alarmas y no es para menos. La posibilidad de que se desate una oleada de concesiones mineras para explotar los recursos del subsuelo está más latente que nunca y ello ha levantado toda clase de voces de alarma.

Incluso el Concejo Municipal, presidido por Yuri Vanessa Benjumea Guerrero, ha realizado en una semana dos reuniones informativas para poner sobre alerta a la comunidad acerca del oscuro panorama que en material ambiental se cierne sobre esta población.

Todo este alboroto fue causado por la decisión de la Agencia Nacional Minera de declarar a casi la totalidad del territorio belumbrense como potencial minero y ante el hecho cierto de que en ese despacho oficial y en la Agencia Nacional de Licencias -Ambientales cursan 13 solicitudes de concesiones mineras que cubren casi la mitad del mapa de este municipio.

Belén, hoy

Este municipio cuenta con una extensión de 251 kilómetros cuadrados, está ubicado a 1.564 metros sobre el nivel del mar.

De ese total, 8.120 hectáreas están destinadas al área agrícola, en donde se destacan la producción de café (7.497 hectáreas), plátano, caña panelera y cítricos, otras 5.729 hectáreas (el 32.3% de su territorio) están en pastos y en bosques natural secundario y guadua hay 2.084 hectáreas que representan el 12.2%. Entre este componente se destaca el Parque Natural Santa Emilia, creado mediante acuerdo 045 de 1995, que cubre 517 hectáreas.

Sus dos corregimientos (Taparcal y Columbia) y sus 38 veredas son abastecidas por dos ríos (Risaralda y Chapatá) y 21 micro-cuencas abastecedoras.

En la actualidad solo hay vigentes cinco títulos mineros que impactan un área de 234 hectáreas que representan el 1.3% del total del territorio, de los cuales uno está en etapa de exploración y cuatro en etapa de explotación.

Panorama minero

Sin embargo, lo que puso sobre alerta a Belén de Umbría acerca de lo que se puede venir a futuro, es un documento de la Agencia Nacional Minera en el cual se incluye a este municipio junto a Guática (Risaralda) y Anserma (Caldas) en una ZRP (Zonas Reservadas con Potencial). Según el artículo 4, numeral 16, del decreto-ley 4134 de 2011, la Agencia Nacional Minera tiene, ente otras funciones, la de “reservar áreas con potencial minero, con el fin de otorgarlas en contrato de concesión”.

La ZRP en la que figura Belén de Umbría fue creada mediante resolución 233 del 27 de diciembre de 2021.

Pero el hecho que más preocupación ha causado en Belén de Umbría es que según la Agencia Nacional Minera, el 97.1% del total del territorio (unas 17.533 hectáreas) son consideradas como susceptibles de ser concesionadas para explotación minera. Según un documento conocido por EL DIARIO, de esa posibilidad solo se excluyen las 517 hectáreas que corresponden al Parque Natural Municipal Santa Emilia. 

Y lo más inquietante es que en este momento hay un paquete de 13 solicitudes de explotación minera que abarcan un total de 9.494 hectáreas que representan el 52.57% del total del territorio, de las cuales ocho son para materiales de construcción y las restantes para oro y otros minerales preciosos como cobre.

Tales solicitudes para contratos de concesión corresponden a las firmas Mataje Colombia, Ladrillera La Cacica Umbría, Silvio Alberto Bedoya, Sociedad Exploraciones Northern Colombia, Tormenta Amarilla, Gabriel Ramírez Medina, Tres T Capital, Carlos Arturo González Patiño, M&M Inversiones Asociados, Carolina Corrales Escobar, Hispaquarry Mining Company y Mining Systems.

“Es ahí donde nosotros como Concejales convocamos a la comunidad el sábado 18 de junio para hablar acerca del tema, esta reunión fue publicada en las redes sociales del Concejo para que el municipio se informe masivamente de cuáles son los proyectos mineros que según la Agencia Nacional de Minería y la Agencia Nacional de Licencias Ambientales se pueden llevar a cabo dentro del territorio de Belén de Umbría”, indicó la presidenta del Concejo Municipal, Yuri Vanessa Benjumea Guerrero. Sobre el mismo tema se realizó otro encuentro el pasado viernes, 24 de junio, en el teatro de la Casa de la Cultura.

La posición del Alcalde

EL DIARIO tuvo también acceso a un acta de la reunión de coordinación y concurrencia realizada el pasado 2 de junio de este año, a la cual asistieron el Alcalde, Jesús Antonio Bermúdez; la Secretaria de Planeación, Francy Adriana Valencia; la Gerente de Contratación y Titulación de la Agencia Nacional Minera, Ana María González, Luis Fernando Estupiñán Ávila del programa de relacionamiento con el territorio y Helmer Fabian Barbosa gerente de promoción.

Dicha reunión tenía como objeto “coordinar, las diferentes actividades que se desarrollen referidas al uso del suelo del municipio, así como las diferentes actividades a ejecutar en el subsuelo, considerando las diversas funciones y facultades y coordinando la concurrencia de las mismas a cargo de cada una de las entidades que aquí intervienen respecto del uso y aprovechamiento de recursos naturales no renovables mineros en el área del municipio”.

Y en el orden del día figuraban temas como la explicación del proceso de titulación y el ciclo minero y la presentación de la información geológica, ambiental y minera del municipio, el Sistema Integral de Gestión Minera, el Programa de Relacionamiento con el Territorio y el Plan de Gestión Social, las Autorizaciones Temporales y las Áreas Estratégicas Mineras.

El documento no aparece firmado y, según supimos de otras fuentes, el Alcalde de Belén de Umbría anunció que no lo firmará.

Total rechazo

La concejala Benjumea Guerrero indicó que a la fecha solo existe una concesión minera. “Es una licencia de una cantera que fue tramitada por el municipio, pero es una explotación irrisoria para la complejidad de los procesos que se pueden llevar a cabo si se le concesiona a alguna multinacional minera para que venga a explotar nuestro municipio”, anotó. Agregó que “la gente está preocupada porque tenemos en casa y también otros municipios que están siendo que están siendo explotados, como Quinchía, y conocemos de la gravedad del asunto. Hay que evaluar los daños sociales, ambientales y económicos que la explotación minera a cielo abierto puede ocasionar en el municipio”.

Lo cierto es que desde la corporación pública, donde tiene asiento seis vertientes políticas distintas, hay una posición unánime de rechazo a la gran minería y a la perspectiva de que grandes compañías de este sector lleguen a explorar y después a explotar este territorio que ha sido en un 95% agropecuario. “Belén es un municipio muy productivo, es el primer productor de café, plátano, de lulo y de mora, es considerado la capital asociativa de Colombia y tiene los suelos más fértiles y gran cantidad de los afluentes hídricos”, puntualizó.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -