18.4 C
Pereira
jueves, febrero 2, 2023

La mala hora para los productores de café

En un 25% cayó la cosecha cafetera del 2022 en Risaralda, los buenos precios del mercado no lograron subsanar la pérdida, y ahora los caficultores además tienen sus cafetales envejecidos.

Con grandes dificultades empezaron el 2023 los caficultores en el país, incluidos los de Risaralda, el fenómeno de la niña y la poca fertilización, debido al aumento del precio de los insumos, generó caída en la producción cafetera, a esto se le suma que no se logró tampoco la meta de renovación cafetera fijada en 80 mil hectáreas, de 830 mil que tiene el país.

“El 2022 cierra con una disminución muy alta de la producción…en el país fue del 11%, pero en Risaralda podemos hablar de una cifra muy cercana al 25%, eso realmente es crítico, en diciembre se presentó una época de 15 días de verano que permitieron una afloración muy buena, pero con las lluvias de enero esta no cuajó…En este 2023 obviamente habrá una disminución en la cosecha”. manifestó Luis Miguel Ramírez Colorado, miembro del comité directivo y comité nacional, de la Federación Nacional de Cafeteros representando a Risaralda.

En el departamento de Risaralda se producen alrededor de 4 millones de arrobas de café al año, sin embargo con la caída en la producción, el 2022 cerró con 3 millones de arrobas, a pesar de los buenos precios, el líder gremial asevera que estos no compensan la pérdida. “Muy buenos precios durante el año 2022, pero realmente no compensan esos buenos precios a la baja producción, tenemos que ser muy concretos en que no tuvimos bonanza cafetera y realmente la pérdida de producciones fue muy alta”.

Renovación
Otro reto que no lograron alcanzar los caficultores del país, fue la meta de renovación de cafetales fijada en 10%, equivalentes a 80 mil hectáreas de café, de las 830 mil que hay sembradas en Colombia, llegaron solo a una cifra cercana a las 60 mil hectáreas. “La caficultura del país se sigue envejeciendo, tener un cafetal envejecido, es tener un caficultor para los próximos años con muchas necesidades”, agregó el líder gremial.
Ramírez asegura que ni el Gobierno entrante, ni el saliente, aportaron recursos suficientes para el logro de esta tarea, los cuales son del orden de los $40 mil millones, lo que llevó al caficultor a no poder renovar.

Se conoció que en el caso de Risaralda se requieren renovar 6 mil hectáreas de café, sin embargo en el 2022 faltaron un total de 400 para cumplir con la tarea. “En los últimos seis años no hemos alcanzado la meta de renovación, tenemos un acumulado por encima de las 95 mil hectáreas en todo el país”, puntualizó Ramírez.

Así entonces los caficultores esperan que en este 2023 no solo cambie el clima a su favor, sino también el Gobierno nacional los apoye con recursos para alcanzar la meta de renovación.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -