26.2 C
Pereira
martes, julio 23, 2024

La cosecha en Risaralda con presente y futuro prometedor

El Diario se tomó un café con el director ejecutivo del Comité de Cafeteros de Risaralda para discutir los principales desafíos de la segunda cosecha del año.

La cosecha del segundo semestre es, sin duda, una de las más esperadas en las regiones cafeteras del país. Sobre todo en Risaralda, luego de que el fenómeno del Niño afectara la producción de la mitaca, lo que a su vez, según el último boletín económico del Banco de la República, generó una disminución en el volumen de exportaciones en el Eje Cafetero.

Jorge Humberto Echeverri, director ejecutivo del Comité de Cafeteros de Risaralda, compartió para este medio de comunicación los principales retos a los que se enfrentan las más de 19 mil familias cafeteras de la región, las cuales esperan una abundante cosecha para este fin de año.

“Tenemos al frente una cosecha que por el fenómeno del Niño generó un estrés hídrico en los árboles, lo cual se traduce en unas floraciones muy abundantes”. Así mismo y posterior al fenómeno del Niño, Echeverri expresó que las precipitaciones provocadas por el próximo fenómeno de La Niña, permitieron que los cafetales se robustecieran y, por ende, entre los meses de agosto a diciembre, se pueda llegar a la meta de más de 650 mil sacos de café pergamino seco.

En cuanto al volumen exportado de café verde desde el Eje Cafetero, durante el primer trimestre de 2024, disminuyó un 25,8 %, totalizando 32.932 toneladas. Esta reducción se atribuye a condiciones climáticas desfavorables, como las fuertes lluvias de 2023 y el intenso verano desde finales del año, que afectaron los cultivos con una alta presencia de broca y pasilla.

Quindío registró la mayor caída, con una disminución del 57,2 % en sus exportaciones, alcanzando solo 8.943 toneladas, principalmente por la reducción de ventas hacia Estados Unidos. Caldas también experimentó una reducción, con 18.819 toneladas exportadas, lo que representa una baja del 11,5 % debido a menores envíos a Estados Unidos, Bélgica y Japón. En contraste, Risaralda mostró un crecimiento superior al 100 %, exportando 5.171 toneladas, gracias a un aumento en las ventas a Italia, Japón, Alemania y Australia.

Jorge Humberto Echeverri, director ejecutivo del Comité de Cafeteros de Risaralda.

Sin embargo, para el 2024, Echeverri indicó que el árbol de café se encuentra en buen estado, con bajos niveles de broca y la expectativa de que la recolección de café sea del 85% para esta segunda cosecha. “Para eso tenemos que estar preparados, por eso el mensaje que estamos llevando a los caficultores es que hagamos todo el programa de mantenimiento a los beneficiarios de café, preparemos los cuarteles para recibir a los recolectores y preparemos todo el equipo tiene que haber para una preparación de la cosecha”, aseguró.

Precios

Frente al precio actual del grano de café, Echeverri indicó que, gracias a que el precio es “relativamente favorable” para los productores, se espera que en esta cosecha estén por encima de los costos de producción. “Ojalá ese precio se conserve para la cosecha cafetera, que sería un estímulo muy grande para el caficultor. La cosecha cafetera no solamente es importante para los cafeteros, es importante para toda la economía del departamento. En momentos menos fáciles, necesitamos esa cosecha cafetera porque es una forma de irrigar recursos a todos los rincones de la economía del departamento y de los municipios. Si tenemos una buena cosecha, se mueve el comercio y el turismo”.

Empleos para esta cosecha

El Comité de Cafeteros del departamento de Risaralda se enfrenta a un gran reto para la cosecha de café de este año: la consecución de mano de obra. Según el comité, la implementación del Plan Cosecha, un plan interinstitucional vigente desde hace varios años, deberá ser más agresiva este año, debido a las dificultades que ya se están viendo en la obtención de trabajadores.

La cosecha cafetera de este año está valorada en aproximadamente 700.000 millones de pesos, según los precios actuales del mercado. Para manejar esta valiosa cosecha, se necesitará una cantidad significativa de mano de obra, que provendrá tanto de trabajadores locales como de otros municipios y departamentos vecinos. Se estima que el departamento de Risaralda requerirá alrededor de 40.000 empleos, incluyendo los dueños de las fincas y sus familiares. De estos, se necesitarán entre 8.000 y 9.000 empleos para trabajadores foráneos, incluyendo población indígena y personas de otros departamentos.

Menos tierras

En los últimos años, el departamento de Risaralda, al igual que la mayoría del centro del país, ha visto una disminución en la cantidad de tierra dedicada al cultivo de café. Este fenómeno se debe en parte al aumento en el costo de la tierra y al cambio en su uso, especialmente en zonas como Pereira, Dosquebradas y parte de Santa Rosa de Cabal, donde la tierra ha pasado de ser cafetera a ser utilizada para proyectos inmobiliarios.

A pesar de esta disminución en las áreas sembradas, el departamento ha logrado mantener una buena área de cultivo en el occidente del departamento. En los últimos diez años, se estima que las áreas sembradas han disminuido en unas 10.000 hectáreas. Sin embargo, el departamento ha aumentado su productividad al tener más árboles sembrados y más jóvenes en las hectáreas restantes.

“Es importante destacar que, aunque tenemos menos áreas sembradas, tenemos más área productiva. Hoy en día, somos más productivos con menos tierra gracias a la siembra de más árboles por hectárea y árboles más jóvenes. La competencia ahora es por tener producciones altas en espacios más pequeños”, finalizó el directivo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -