13.9 C
Pereira
jueves, febrero 2, 2023

La Bella despensa agroecológica donde nacen flores de exportación

En el corregimiento La Bella de la ciudad de Pereira, no solo se cosechan tomates, cebolla, repollo, entre múltiples hortalizas, también allí nacen Hortensias y Calas verdes de tipo exportación.

Ubicada a 1.807 metros de altura, La Bella, uno de los 12 corregimientos que tiene la ciudad de Pereira, es una zona privilegiada por su clima y geografía que combinadas, permiten que de la tierra broten múltiples y apetitosas hortalizas, entre las que se destacan el tomate, la cebolla, el repollo, cilantro, frijol, habichuela, aguacate hass y hasta zucchini (Zapallos italianos).

Por años este corregimiento habitado por más de ocho mil personas, ha sido despensa agrícola de los pereiranos, actividad de la que aún dependen la mayoría de sus pobladores, otros están dedicados a la ganadería y a la producción de café, así lo advierte Jorge García, líder comunal de la vereda La Estrella, quien además explica que las exigentes condiciones en las que muchos de estos productos hoy deben ser cultivados, han generado que estos ya no estén entre la principal línea de producción.

“Hace 10 años el tomate, la habichuela, la arveja, se cultivaban al aire libre, hoy en día toca en invernaderos y son costosos de instalar, por eso muchos han decidido dejar de producirlos”, dijo García.

Los productos estrella en producción sin duda son la cebolla larga y el tomate, desde La Bella en promedio salen semanalmente cerca de 25 arrobas de cebolla y de 30 a 40 mil manojos de cilantro con destino al centro de la capital risaraldense, del campo, directo a la ciudad. Otro que no se queda atrás es el repollo, se estableció que de una sola unidad productora se pueden obtener hasta 20 toneladas por semana.

Flores

Pero en este corregimiento no solo nacen verduras; ocultas bajo varios metros de lona, en la finca La Esperanza, manos muy pereiranas cultivan hortensias y calas verdes de tipo exportación, un producto muy especial que hoy llega hasta Estados Unidos y Europa, donde es usado para grandes eventos, especialmente en bodas.

Juan Guillermo Marín López, administrador de la finca donde se cultivan Flores de Castilla, explica que bajo múltiples cuidados, cada seis meses se dan nuevas producciones, y constantemente despachan hasta 50 cajas de este producto al exterior.

“También se producen para Colombia, estas flores son comercializadas en Armenia, Manizales, aquí mismo en Pereira, Cartago, entre otras ciudades”, agregó el productor.

Retos 

En medio de la alegría que genera para el campesino llevar productos de la tierra a la mesa, también aseveran que hoy enfrentan grandes retos, además del invierno, los productores hoy se enfrentan a los elevados costos de los insumos para la producción como abonos y plaguicidas que poco a poco les van dejando cada vez más poca rentabilidad.

“La gente se sostiene, pero a veces es duro, sobre todo porque el invierno y las granizadas dañan nuestros cultivos, el campesino hace préstamos para sembrar y el agua acaba con su siembra y después no puede pagar, además el Gobierno no nos ayuda cuando tenemos este tipo de problemas, se nos destechan las viviendas y vienen con dos hojas de zinc y ya, eso es una humillación para las personas que abastecen la ciudad”. agregó García quien hace un llamado a las autoridades locales para que resuelvan la problemática de las vías de acceso, hoy en muy malas condiciones.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -