Inicia cruzada por la libertad de fauna silvestre

Si bien ahora se habla mucho de cuidado animal y de cuidar el medio ambiente, muchas veces esto se puede mal interpretar y en el afán por mantener y cuidar a los animales, muchas personas tienden a tener animales silvestres en cautiverio a modo de mascotas.

Sin embargo al no ser un habitad adecuado para ellos, los animales que son domesticas tienen a enfermarse y no contribuir al desarrollo de los ecosistemas ambientales y productivos, que es uno de los papeles que cumplen estos seres vivos dentro de la naturaleza.

Por la liberación

Por eso las autoridades ambientales han iniciado una cruzada en defensa de dicha fauna. En operativos realizados por la Policía Ambiental y funcionarios de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Cárder, se logró la recuperación de 32 individuos que eran privados de su libertad, entre ellos loros, guacamayos, tortugas y serpientes. Estos se suman a los cerca de 1200 que actualmente está recuperando la Corporación Autónoma en el Hogar de Paso.

“Se encontraron en distintas casas de familia. Vemos con preocupación cómo la ciudadanía está usando esta fauna silvestre como si fuera doméstica, como si fuera un perrito o un gato. Llamamos a la ciudadanía a que no tenga esta clase de fauna en sus casas ya que les puede llevar una sanción administrativa, como puede ser una multa; o puede configurarse en un delito por lo cual tendrían una investigación judicial y conllevaría a una condena”, afirmó el mayor Andrés Castañeda, comandante de Policía Ambiental del Área Metropolitana.

 

Caen en el error

Las personas que encierran estos animales cometen un grave error; al adoptar fauna silvestre como mascotas no solo les quitan la libertad, también atentan contra su integridad física, puesto que en cautiverio no pueden desarrollarse naturalmente y adquieren enfermedades. De otro lado, la fauna silvestre es la encargada de distribuir semillas en nuestros bosques y actuar como purificadores de los mismos.

“Le tiene que quedar claro a los ciudadanos de este departamento que el lugar de la fauna es en los diferentes sitios donde hay biodiversidad, donde ellos deben estar. Lo que se está cometiendo es un delito, esta fauna la necesitamos para que nos ayuden a repoblar los bosques. La Policía Nacional Ambiental y la autoridad ambiental seguiremos en esa lucha incesante por controlar cualquier acto de ilegalidad en materia forestal, en materia ambiental y de atentados contra nuestra fauna que tanto necesita nuestro planeta”, puntualizó el director general de la CARDER, Julio César Gómez Salazar.

 

Recuperación

Cabe anotar que, tras ser rescatados estos animales entran en un proceso de recuperación y rehabilitación antes de ser devueltos a su hábitat natural. Los cerca de 1200 individuos de distintas especies que actualmente se están recuperando en el Hogar de Paso; lugar con el cual cuenta la Cárder para cuidar y recuperar esta fauna, refleja en gran medida la urgencia de que la ciudadanía desarrolle mayor conciencia al respecto.

Así pues, se hace un llamado a los risaraldenses para que, en caso de notar que un vecino tiene este tipo de fauna avise a la línea 1,2,3 o la Cárder para que se pueda realizar la intervención por parte de las autoridades.