Industria en Risaralda inicia el año con buenas expectativas

A inicios del 2020, las expectativas de la industria en el departamento eran altas y tenía buenas perspectivas de crecimiento, partiendo de una dinámica importante en el aumento de la producción y ventas, por lo que se avizoraba un buen año. Sin embargo la llegada de la pandemia cambió los planes e impuso y cantidad de restos que hasta algunos sectores están logrando superar. Ahora para este 2021, las esperanzas están puestas en la llegada de la vacuna y que poco a poco se recupere el ritmo de producción con se venía trabajando.

En conversación con El Diario, Lina Álvarez Vélez, gerente Andi seccional Risaralda – Quindío, expresa que si bien la pandemia y las medidas que se aplicaron para frenar el número de contagios, afectó gran parte de la industria en el departamento, hubo otros sectores que no sufrieron un impacto tan grande, los cuales tienen que ver los productos de primera necesidad, así como también su cadena de valor y logística.

“Pese a esto la afectación en tema de productividad, ventas y empleo el sector empresarial se vio muy afectado, además por todos los retos que trajo el virus en aspectos como trabajo en casa, reducir el personal en las oficinas o plantas para cumplir las medidas de aislamiento, entre otros temas. Siendo los meses de abril y mayo en donde se presentó una mayor caída de las ventas” expresó la representante del sector empresarial en el departamento.

Pero igualmente Álvarez Vélez resalta que la actividad de otros sectores ayudaron a salvar una cantidad importante de empleos, que en muchos casos son invisibles, al momento de hacer los cálculos y que son igual de importantes para el desarrollo de algunas actividades. Como es el caso de la agroindustria, quienes se deben valer de proveedores y otros fabricantes, que trabajan para las empresas de consumo masivo, para poder cumplir con su producción y seguir operando con la misma dinámica.

 

Reinvención

Por otra parte resalta la funcionaria de la Andi en la región, la reinvención pasó a ser uno de los principales puntos en la agenda de los empresarios para poder seguir con la operación de sus empresas, si bien se ha venido presentando una reapertura económica, el comercio electrónico se sigue priorizando, así como también el uso de otras tecnologías que garantizan la operación y productividad de una compañía, más en este momento en donde se enfrenta una nueva etapa de altos contagios y que se imponen nuevas restricciones.

“Las empresas tuvieron que reinventarse de varias maneras, primero cambiar sus canales de distribución y comercialización para aquellas que no tuvieran el comercio electrónico y la transformación digital como prioridad en su agenda, la pandemia les mostró que se convirtió en un canal importante de comercialización, quienes lo tenía pudieron potenciar sus ventas. Otras que tenían un modelo de negocio más presencial vieron sus negocios más afectados y tuvieron la pandemia para reinventarse y así lo han hecho y ahora podemos ver a muchas empresas muy tradicionales ofreciendo sus productos a través de la página web, la cual usaban como algo más informativo o la página no era tan robusta en el tema de las ventas online” agregó Álvarez.

Igualmente la líder empresarial, resalta que empresas del sector tecnológico vieron aumentada su productividad hasta 10 veces más, sabiendo aprovechar la oportunidad y la ventaja digital tecnológica que tenían para suplir las necesidades que se presentaron en este momento. Así como también fueron el bastón para otras actividades económicas que tuvieron que cambiar su modelo de negocio y distribución.

Dentro de los ejemplo resalta las empresas de domicilios que ofrecen sus servicios a través de plataformas digitales y que por este medio dieron oportunidad a un gran número de negocios de seguir operando y no ver tan afectada su actividad.

 

Nueva mentalidad

Otro de los retos y aprendizaje que resalta gerente de la Andi en Risaralda, es el de la aplicación del trabajo en casa, ya que inicialmente imponer esos límites entre el espacio laboral y el espacio en el hogar era difícil de distinguir, pero poco a poco las empresas y los trabajadores, con la ayuda de diferentes herramientas tecnológicas fueron adaptándose cada vez más a esa nueva normalidad.

Sin embargo esto también generaba un cambio de en la mentalidad de los trabajado y un reto para los empresarios, los cuales debían procurar mantener su ritmo de productividad y generar aún más sentido de pertenencia por parte de sus colaboradores, por lo que el acompañamiento por parte de los líderes empresarial, en esta etapa también fue determinante

“El trabajo en casa permitió que disminuyera el ausentismo laboral pero también, también llevo a los empresarios a aprender a comunicarse con los equipos de trabajo de una manera distinta. Como generar las dinámicas de seguimiento, de sentido de pertenencia que son factores determinantes para la actividad de una empresa” aseguró la funcionaria.

En el departamento, principalmente las empresas de servicio, cuenta con el 30 o 40% de su personal aplicando trabajo en casa, por su parte las empresas dedicadas a la producción, migraron al menos el 20% de su fuerza laboral a trabajo remoto.

 

Perspectivas

Bajo este panorama  desde la Andi, argumentan que el sector empresarial se encuentra optimista frente a este nuevo año, se espera que la producción industrial en Risaralda y la economía, crezca al mismo ritmo del país, principalmente los sectores de la industria manufacturera en la producción de autopartes y el sector automotriz, el cual muestra buenas señales de crecimiento. Así como también se espera una fortalecimiento en la producción de los sectores que son de consumo de primera necesidad, en los cuales la región demostró tener una gran potencial de abastecimiento y de producción.

Deja un comentario