17.4 C
Pereira
jueves, octubre 6, 2022

Empresa exportadora de aguacate se convierte en empresa B

El aguacate hass se ha convertido en la nueva perla del agro colombiano gracias a la inmensa acogida de este producto en el mercado internacional. Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en 2020 se exportaron 67.071 toneladas y US$144,9 millones, aumentando en más de un 40% las cifras en contraste al 2019 y en 2021 las cifras están en constante crecimiento. Es así como Cartama, ha solidificado su negocio pero lo quiere hacer de una manera sostenible para así crear un valor real para la sociedad, y en especial para los agricultores que exportan sus mejores frutos a países de los mercados europeos, norteamericanos y asiáticos.

Según Ricardo Uribe Lalinde, CEO de Grupo Cartama, afirma que: “la certificación B significa un compromiso con nuestra gente, ellos son el corazón de la operación contribuyendo a desarrollar el agro colombiano; con el medio ambiente, trabajando por un compromiso social, y aplicación de buenas prácticas ambientales de nuestros colaboradores que son fundamentales para seguir construyendo un desarrollo sostenible;  con las comunidades, generando vínculos cercanos para mejorar su calidad de vida y asimismo brindarles oportunidades y bienestar, llevando progreso por medio de un trabajo digno; con el futuro del país, para continuar cultivando el amor y el orgullo por la agricultura responsable y sostenible de Colombia; y con la sostenibilidad, que es el camino para poder garantizar un futuro que represente impactos positivos y que inspire a las próximas generaciones a seguir con la responsabilidad de cuidar activamente nuestro medio ambiente”.

Cartama es una empresa antioqueña con más de 20 años de experiencia en el manejo del aguacate, quienes en el año 2014 decidieron abrir las puertas en Risaralda cuando se dieron cuenta de las bondades del suelo para cultivar esta fruta, por esta razón en unas tierras ubicadas en el municipio de Quinchía comenzaron las primeras producciones de esta empresa en la región, continuaron creciendo y un año después obtuvieron cultivos en Guática, Risaralda; se dieron cuenta de que no solo el clima y los suelos eran buenos para los cultivos, sino que la zona es un punto estratégico por su ubicación al estar tan cerca de los puertos por donde comenzaría a exportar esta fruta por primera vez, así que,  decidieron en el 2015 construir y empezar a operar la planta de empaque de aguacate Hass en Pereira.

Qué significa el certificado B

Para lograr la Certificación B, la compañía tuvo que integrar cada una de las áreas desde el vivero, pasando por los cultivos y hasta la planta de empaque haciendo trazabilidad de las prácticas que se debían mejorar. También, se hizo una preparación para lanzar el Ecosistema Cartama, un ambiente de servicios sostenibles para el agro colombiano, en el que se busca acompañar al productor a crear un futuro más verde y transferir conocimiento, brindando asistencia técnica, servicios financieros, venta de insumos, mano de obra especializada, agricultura de precisión, acompañamiento del grupo de investigación Cartama R+D+I, primer grupo de investigación dedicado exclusivamente al aguacate, inscrito en MinCiencias y el Avolab, primer laboratorio en el mundo especializado en aguacate.

Recuerde

En el mes de junio del año anterior salió desde Guática, Risaralda, un municipio de unos 20.000 habitantes, hasta el puerto de Shanghái la primera exportación colombiana de aguacate Hass, un viaje de 31 días con una carga de 24 toneladas que entraron al mercado de China.

Esta empresa en Risaralda tiene más de 1.000 hectáreas dedicadas al cultivo de aguacate hass, tienen 146 colaboradores y 57 empleados de planta. Igualmente la empresa también cuenta con tierras en los departamentos de Caldas y Antioquia y tienen productores aliados en el Quindío.

Uribe Lalinde, sostiene que los negocios exitosos de hoy deben ser sedimentados por la creación del valor compartido. Los últimos han sido de grandes logros para la compañía y esperan cerrar el 2021 con un crecimiento +25% en comparación del anterior, 1.500 colaboradores y con un crecimiento del 185% de la oficina en Europa donde se negocia cerca del 90% de la producción actual, así seguir cultivando los frutos de un sueño de sostenibilidad inspirado en un futuro más verde.

Sistema B

Son empresas con objetivos de «triple impacto»: económico, social y ambiental, el objetivo es dar respuesta a problemas sociales y ambientales de manera voluntaria, incorporándose legalmente en sus estatutos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -