18.4 C
Pereira
viernes, agosto 19, 2022

El sector textil resiste los altos costos de la producción

Una alerta lanzó el presidente de la Cámara Colombiana de la confección y Afines por las grandes pérdidas de esta industria desde que comenzó la crisis sanitaria, a la vez hizo una fuerte crítica a una serie de medidas del gobierno que acabaron de hundir empresas del sector en esa época y que hasta la fecha ha sido imposible recuperarlas.

En el comunicado enviado por la Cámara dan a conocer su inconformidad y desatino por parte del entonces Ministro de Comercio, José Manuel Restrepo quien animó al sector textil y de confección para que volcaran sus fábricas a la producción de productos biomédicos, en especial la fabricación masiva de tapabocas, al considerarlos como un gran reactivador y oportunidad para el sector.

Para el gremio confeccionista, la que en ese momento parecía una invitación sensata, se convirtió en la peor de las pesadillas, al punto que hoy, varios han tenido que cerrar sus empresas y despedir a sus colaboradores. Poco tiempo después de la recomendación del ministro y viendo que gran parte de los empresarios volcaron integralmente sus fábricas, personal y presupuesto a la producción de estos elementos, de forma sorpresiva e inentendible, el gobierno nacional desmontó los aranceles y exoneró del pago del impuesto de IVA la importación masiva de tapabocas terminados.

“Las noticias son alarmantes para los empresarios y microempresarios del sector textil y de la confección. Hoy el DANE en su informe, reafirma esta preocupación, registrando unas cifras de pérdida de empleo nunca antes vista, lo cual, como gremio golpeado, nos deja prácticamente en cuidados intensivos.” Afirma Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines.

Por último el presidente de la Cámara expresa que casi a manera de estocada final, el gobierno tiene la intención de una nueva reforma tributaria que propone aumentar el impuesto a la renta al 35% sin tener en cuenta la progresividad de las empresas; ubicando en igualdad de condiciones a las pymes (pequeñas y medianas empresas), con el resto de las grandes empresas del país.

Industria textilera en Dosquebradas resiste

Los precios de la materia prima utilizada en el mercado textil ha tenido un crecimiento exorbitante, según el presidente de la Cámara de Comercio de dosquebradas,  John Jaime Jiménez Sepulveda, estos oscilaron entre un 80% y 150% de crecimiento, esto como consecuencia de los bloqueos que se llevaron a cabo en los puertos a raíz del Paro Nacional, por ello el comportamiento del sector vio afectada su producción y ahora se viene un gran reto para fin de año, ya que esta temporada el sector textil tiene grandes expectativas, “si esa circunstancia no se regula adecuadamente tendremos unos serios líos en el sector”, afirma Jiménez.

Frente a la ley de Inversión Social que se radicó en el Congreso y que de ser aprobada tendría efectos para el año 2022, dice Jiménez que es un efecto que golpea fuerte a los costos de producción y esto no es nada grato ni para el sector textil, ni para los demás sectores, aduce que este es un impuesto transversal.

En Dosquebradas hay 3 empresas del sector de la confección que frente a la Cámara de Comercio cerraron sus puertas dejando sin empleo a 85 colaboradores; por otro lado dice Jimenez, que de igual forma se han abierto otras oportunidades en el municipio industrial con nuevas plazas de trabajo que han abierto otras empresas de este sector y han empleado entre 100 y 150 personas, “esto se debe a las condiciones de tributos en Dosquebradas y de mano de obra, además por la sinergía del sector en el municipio”.

El trabajo arduo para el municipio se viene en este segundo semestre, pues si los costos suben, las fábricas deben ser más productivas y más eficientes y realizar estrategias para reducir o eliminar costos que se tienen en las plantas de producción.

Otro reto que se viene para este segundo semestre del año es el de realizar un censo en el sector ya que infortunadamente existe informalidad de talleres satélites que están camuflados y que golpean directamente a la competencia del sector y así conocer datos más cercanos de la realidad de esta industria.

Frente al tema de las medidas que implementó el gobierno nacional al comienzo de la pandemia de quitar aranceles de las importaciones y reducir el IVA de los mismos Jiménez manifiesta que fueron medidas contradictorias que en vez de proteger dejaron expuesto el sector en los embates de la competencia internacional.

DATO

Ese sector ha manejado entre 15 mil y 16 mil empleos formales en la zona de Dosquebradas y la capital.

PROPUESTA

El sector textil y de la confección, que está conformado en un 90% por pymes, le ha venido insistiendo al gobierno con llamados de urgencia sobre la necesidad de la implementación de las siguientes medidas para que los generadores de más de 1’650.000 puestos de trabajo, puedan retomar su recuperación:

1. Implementación de los máximos aranceles permitidos por la OMC a la importación de prendas de vestir.

2. Disminución del arancel a la importación de hilos pasando del 10% al 5%, con el fin que los confeccionistas puedan acceder a insumos.

3. Implementación de las descripciones mínimas de los insumos de las prendas.

4. Umbrales aduaneros.

5. Impuesto de renta progresivo en el cual no se mida con la misma vara a las mipymes con respecto a las grandes empresas.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -