El alza del dólar beneficia a exportadoras pero encarece los precios al consumidor 

En los últimos días el dólar en Colombia superó la barrera de los $4.000 pesos evidenciando las implicaciones que trae esta alza.

Lo primero es que el peso colombiano se sigue devaluando; para los exportadores es una oportunidad ya que van a recibir mayores recursos por el producto que estén enviando; por otro lado, hay una afectación para los importadores, ya que muchos exportadores compran materia prima en insumos en el extranjero, “sectores que son altamente exportadores, por ejemplo el sector cafetero que sumado a un alto precio de la libra de café en los mercados mundiales, se le suma este aumento en el precio del dólar y en este caso para la región cafetera es un beneficio” expresó Jesús Saldarriaga, presidente de Analdex.

Para los economistas el alza en esta moneda tiene diferentes causas, entre ellas la baja del precio del petróleo y de otras divisas; sin embargo, en los últimos días a nivel mundial se hablaba de la nueva variante COVID que está saliendo, “eso aumenta el precio porque muchos de los inversionistas cuando salen las noticias lo primero que se piensa es que la reactivación económica de ahora se vuelve lenta otra vez, entonces los inversionistas se refugian en el dólar y aumentan la demanda de estos, eso hace que se incremente el precio.” comenta Jhon Jairo Marín Restrepo, docente del programa de Negocios Internacionales del AreaAndina de Pereira.

El incremento en los precios de los productos ha sido notable desde la época del paro nacional, sin embargo, después de eso los precios no volvieron a estabilizarse; a esto  se le suman varios problemas que harán que la inflación aumente para este último mes del año, primero, está la escasez de contenedores que ha hecho que los costos de transporte se incrementen hasta llegar a triplicarse y eso hace que la mercancía importada se encarezca muchísimo más, «en esta época de fin de año con precios de importados tan altos por la tasa de cambio tan alta y todo el problema de los contenedores se juntan dos problemas, y todo lo que va a adquirir la gente, tanto en productos terminados para la época decembrina va a estar costoso”. puntualiza Marín.

El Diario se comunicó con Jesús Botero García, docente investigador y director del Grupo de Coyuntura Económica de la Universidad EAFIT, quien realizó un análisis frente al alza del dólar, “el inevitable cambio de perspectiva de la política monetaria en Estados Unidos, que empezó en noviembre con una reducción de la compra mensual de títulos por parte de la Reserva Federal y que llevará a futuros aumentos en la tasa de interés para enfrentar las tendencias inflacionarias observadas en ese país, está generado presiones sobre la moneda colombiana, debido al fortalecimiento del dólar en los mercados mundiales, a las vulnerabilidades propias del país en su balanza de pagos, y a la dependencia que ello le genera de flujos de capital. En el último mes la TRM ha pasado de 3.784.44 a 4.010.98, mostrando que conforme se endurezcan las políticas monetarias en el mundo, más difícil será financiar el déficit, y mayor será la devaluación”.

Por otro lado, Botero se refirió a los resultados que vendrán en poco tiempo; “la tranquilidad ha empezado a retornar hoy a los mercados, conforme se entiende mejor la nueva variedad del virus, pero la tendencia en el mediano plazo será devaluacionista, conforme se implementan políticas monetarias más estrictas en el mundo, para enfrentar la inflación, impulsada por la crisis de las cadenas logísticas, por los precios de los energéticos, y por la recomposición del comercio mundial que resulta del desacople de Estados Unidos y China.”

Compartir