El 2021 puede ser el año para invertir en compra de vivienda

Pese al fuerte golpe que sufrió la economía, por la llegada de la pandemia, este año, puede ser una gran oportunidad para realizar inversiones en ciertos sectores. Uno de estos puede ser el de la vivienda.

De acuerdo a lo que explica Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, debido al momento de recuperación económica que se vivirá a lo largo del 2021, será un buen momento para decidir adquirir vivienda, esto debido a que se verá una recuperación en el empleo, así como también se contará con tasas de interés bajas, por lo que la financiación de vivienda será muy más fácil.

“Para realizar una inversión de este tipo se deben tener en cuenta algunos aspectos como la financiación de esta, el presupuesto con el que se cuenta para realizar esta inversión, analizar su rentabilidad, en caso tal de que se quiera para arrendar o si simplemente se quiere para vivir en ella e invertir el dinero del arriendo en el pago del inmueble” agregó el analista. 

 

Nueva o usada

Una de las ventajas más atractivas en la compra de vivienda nueva, es la posibilidad de acceder a los diferentes subsidios que ofrece el Gobierno nacional, lo cual es una oportunidad para personas que no tienen ingresos que le permitan completar la cuota inicial y con estos recursos lo pueden hacer.

“En este aspecto llama mucho la atención principalmente los subsidios que se otorgan para los estratos bajos y medios, adicional a esto, actualmente se cuenta con las mejores condiciones en términos de construibilidad. Por lo que si la persona esta buscando un inmueble en el cual pueda sacar rentabilidad mucho más rápido, puede optar por vivienda nueva, que cuenta con acabados nuevos, en tendencia y no tendría que hacerle mejoras” argumentó Olarte. 

Por otra parte el economista también advierte que adquirir un casa usada, puede tener la ventaja de contar con precios más bajos que los de la vivienda nueva, además de que se puede buscar en el sector de preferencia del comprador. Igualmente se le pueden hacer ciertas mejores que ayuden a incrementar su precio a futuro. 

“En este aspecto se debe tener en cuenta que está será una inversión para recuperar su rentabilidad a largo plazo, ya que se debe contar con el tiempo de remodelación, así mismo se deben tener presentes los costos financieros, no solo de la comprar del inmueble, si no también de las mejoras que se hagan, igualmente si los recursos para la remodelación también serán financiados, se deben descontar del flujo de caja del comprador”, expresó Olarte. 

Autoevaluación

En muchas ocasiones la compra de vivienda puede ser una decisión emocional y de esta manera la personas puede incurrir en deudas que a futuro serán difíciles de pagar y terminar por perder, tanto la inversión, como el inmueble. Para no pasar por una situación de estas el analista de Scotiabank Colpatria, advierte que es importante hacer una autoevaluación financiera y tener muy presente los ingresos fijos del hogar, de esta manera se podrá hacer una aproximación de la capacidad de pago de cada persona. 

“Lo primero que tengo que tener en cuenta es cuánto es mi ingreso permanente, los cuales no dependen si me va bien en el mes, son ingresos estables y sobre eso ya se puede pensar en si es viable adquirir una deuda de este tipo. Igualmente basándose en estos ingresos, será también el monto del crédito. Por su parte los ingresos que no son estables pueden ser utilizados para reducir el valor del crédito o abono a capital, ya que son dineros que llegarán adicional al hogar”, afirmó el experto en finanzas. 

Precios más bajos

En cuanto a esperar para lograr unos precios en vivienda más bajos, el economista argumenta que, este no es un fenómeno que pase con mucha frecuencia, ya que estos no bajan de manera pronunciada durante mucho tiempo. Sin embargo el vocero advierte que la vivienda es un bien estable, del cual se puede recuperar la inversión, contrario a esto si decide vivir en el inmueble adquirido, se evitará el pago del arriendo y este dinero irá para el pago de las cuotas y lo que puede generar una recuperación de la inversión más rápido. 

Tasas de interés

Una de las preguntas más frecuentes es en cuanto a las tasas de interés y si estas pueden afectar a futuro el valor de la cuota del crédito. En este aspecto Olarte explica que esto depende del tipo de préstamo y en este caso la personas elige el que mejor se acomode a sus necesidades. 

Actualmente para crédito de vivienda se ofrecen tres opciones, una de ellas es manejar una tasa de interés fija, de tal manera que la tasa que se pactó con el banco el día del crédito, no varía a lo largo de toda la deuda. 

Otra posibilidad es acceder al crédito en donde la tasa de interés es determinada por el UVR (Unidad de Valor Real), un indicador que se pacta de manera fija, pero varía de acuerdo a la inflación que se cause mes a mes, de tal manera que la cuota cambia dependiendo de este indicador. 

Finalmente otra de las opciones es el leasing habitacional, se puede adquirir con tasa fija o UVR, que inicialmente puede mejorar el flujo de caja, ya que las cuotas son mas bajas, pero se tarda más tiempo en empezar a abonar a capital. Sin embargo si se tiene pensado tener una vida de crédito más corta, se puede optar por tasa fija. 

Por su parte Olarte expresa que también se deben tener en cuenta otras consideraciones como el lugar en el cual se quiere adquirir el inmueble, con que fin se va a obtener y analizar en el mercado que tipo de vivienda es el que más rentabilidad está teniendo 

Subsidios

  • Mi casa ya: Es otorgado por el Gobierno Nacional y está dirigido a inmuebles con un precio entre los 70 y 150 Salarios Mínimos Mensuales Legales Vigentes (SMMLV). El Gobierno también subsidiará el porcentaje de la tasa de interés entre 4 y 5 puntos del crédito hipotecario o leasing habitacional.
  • Cajas de compensación: Es una ayuda para todos los trabajadores que hagan sus aportes a estas entidades y puede ser entregado en especie o en dinero y solo se entrega una sola vez en la vida a cada persona. Puede ser utilizado en mejoramiento de vivienda, construcción en terreno de su propiedad o para compra de vivienda, está dirigido a personas que devenguen hasta 4 SMMLV.
  • Subsidio concurrente: Acceder a este beneficio se puede hacer uso de los subsidios de la caja de compensación y del programa de Mi Casa Ya, para hogares que devenguen hasta 2 SMMLV.
  • Vivienda VIS y No VIS: A estos subsidios pueden acceder familias que tengan ingresos hasta 4 SMMLV, y deseen Vivienda de Interés SOcial (VIS), así como también pueden acceder, quienes deseen comprar vivienda que esté por encima del valor de $438 millones, catalogadas como NO VIS y que tengan ingresos superiores a los 4 SMMLV
Compartir