Víctimas del conflicto en busca de estabilización social y económica

Las familias en Risaralda que han sido víctimas de desplazamiento forzado, retornados o reubicados, fueron vinculadas al programa de “Familias en su tierra” de Prosperidad Social para aportar a su estabilización social y económica.

El programa ha logrado vincular a 5252 familias, de las cuales 458 son de los municipios de Pueblo Rico y Quinchía que están priorizados en Risaralda.
El departamento hace parte de la Zona III, a donde también pertenecen, Caldas con 1207 hogares vinculados, La Guajira con 1200 y Magdalena con 2387.
El objetivo de la entidad es lograr atender 5600 hogares en 15 municipios con una inversión que supera los $44.000 millones.

“La meta en estos 15 municipios priorizados es vincular 5600 familias. Con ellas se realiza una intervención integral que incluye el fortalecimiento de las capacidades para la integración social y comunitaria, la seguridad alimentaria, el mejoramiento de las condiciones de la vivienda y la generación o fortalecimiento de proyectos productivos para generar ingresos sostenibles”, afirmó la directora de Prosperidad Social, Susana Correa Borrero.

“Con las familias vinculadas en estos cuatro departamentos, hemos logrado realizar el primer encuentro comunitario que permitió levantar un diagnóstico de cada una de sus necesidades, tanto de su núcleo familiar como de los sectores comunitarios. También logramos el levantamiento de los planes de inversión de manera concertada para que, a finales de este mes de enero de 2020, puedan recibir el incentivo que les permitirá mejorar sus condiciones de habitabilidad en el marco de Casa Digna, Vida Digna del Gobierno Nacional”, puntualizó Correa Borrero.