Sin un POT viable, pereiranos no podrán aplicar a subsidios para compra de vivienda

A pesar del reciente anuncio del Gobierno nacional de otorgar subsidios de vivienda concurrentes, en los que se pueden unir los recursos de las cajas de compensación y los del programa ‘Mi Casa Ya’, desde Camacol Risaralda conceptúan que de no tener un Plan de Ordenamiento Territorial pensado en la dinámica urbana y desde la necesidad de planeación de la ciudad, los proyectos de Vivienda de Interés Social serían inviables debido a los costos que tienen actualmente los suelos que están habilitados para la construcción en Pereira.

De ser así los interesados en acceder a este tipo de beneficios para la compra de vivienda VIS en la ciudad no lo van a poder hacer.

El gerente de la Cámara Regional de la Construcción en Risaralda, Víctor Baza Tafur, expresó que los alcaldes deben ser gerentes urbanos y debe haber una coherencia entre las medidas que adopta el Gobierno nacional para activar el sector de la construcción en el país y las administraciones municipales, por lo que se hace necesaria la disposición de suelos que se requieren para el próximo cuatrienio con el fin de que haya oferta, que no sólo estén habilitados para el desarrollo constructivo de vivienda nueva, si no que sean viables financieramente para desarrollar los proyectos de interés social.

Los alcaldes

“En esencia el Gobierno nacional está preocupado y es por eso que piden que los alcaldes que van a asumir las administraciones locales entiendan un poco la dinámica urbana, la necesidad de una planeación de ciudad y que no solo sea de tres periodos como lo establece la Ley 388, si no que vaya mucho más allá para tratar de que existan políticas públicas urbanas y de desarrollo urbano de largo aliento mientras se cumplen las expectativas en el corto y en el mediano plazo”, expresó el gerente de Camacol en Risaralda.

Aseguró Baza Tafur que se debe pensar mucho más allá de la dinámica del sector y se deben tener en cuenta aspectos como el crecimiento y el desarrollo de la ciudad, además la necesidad que hay actualmente de proveer vivienda para los nuevos hogares y mejorar el déficit de vivienda que se registra.

Déficit de vivienda

Desde un estudio realizado por Coordenada Urbana, un instrumento de medición entre la oferta y la demanda, se determinó que en Risaralda para el próximo cuatrienio se estarían necesitando alrededor de 800 hectáreas viables para la construcción de Vivienda de Interés Social, teniendo en cuenta que el actual Plan de Ordenamiento Territorial solo permite la construcción en tres sectores de la ciudad como son el centro de Pereira, Cerritos y el macroproyecto Gonzalo Vallejo en la comuna San Joaquín, los cuales no tienen cierre financiero favorable para los nuevos compradores, ya que el valor del metro cuadrado superaría el valor de la vivienda VIS.

“Por esto se requiere un suelo que sea viable financieramente para los nuevos compradores, por que una persona puede aplicar a la concurrencia de los subsidios, siempre y cuando el suelo o los desarrollos se los permitan, de resto no van a aplicar los interesados a estos subsidios”, agregó el funcionario.
Casi la misma situación se vive en el municipio de Dosquebradas, en donde se están desarrollando la mayoría de los proyectos de vivienda de interés social actualmente, sin em-bargo allí se presenta un problema de abastecimiento de agua, agregando también que los suelos que fueron dispuestos para estos proyectos ya han sido copados en su capacidad debido a la situación actual que se tiene con el POT en Pereira, que llevó a que los proyectos de construcción migraran al Municipio Industrial.

Viabilidad de suelos

Para otorgar suelos viables para la construcción de proyectos VIS, se debe hacer a través de la Política de Gestión de Suelo, la cual está en cabeza de la administración municipal desde donde se encargan de adelantar a través de este instrumento, todas las gestiones pertinentes para habilitar los suelos necesarios.

“Quiere decir que, un ejemplo, los suelos del macroproyecto están bien pero entonces tiene que intervenir la administración a través de un instrumento de gestión que permita bajarle el valor al metro cuadrado que le tienen los propietarios y lo mismo se debe hacer para los otros sectores y así ya empezar a desarrollar planes de interés social. No solo es disponer de las zonas sino permitir que los compradores tengan un cierre financiero para poder acceder a la vivienda”, continuó diciendo Baza Tafur.

El Ministerio de Vivienda acaba de establecer el acceso a vivienda como una política pública de Estado por la importancia que reviste el tema por lo que debe haber un trabajo conjunto entre el gremio de la construcción, teniendo en cuenta que el sector hace parte importante de la economía regional y local, generando 5,6 empleos nuevos con la construcción de una vivienda de interés social, convirtiendo el sector en jalonador de otros sectores que hacen parte de la cadena de producción.