Sector autopartista, importante generador de empleo en la región

El pasado lunes 11 de mayo los talleres de carros y motos reanudaron sus  actividades comerciales, de acuerdo a lo dispuesto por el Gobierno Nacional para la actual fase de la cuarentena, sin embargo deben cumplir con todos los protocolos de bioseguridad definidos por el Ministerio de Salud y Protección Social.

En Risaralda actualmente se encuentran registradas ante la Cámara de Comercio de Pereira, un total de 16.728 empresas de este sector, dedicadas a la comercialización y reparación de vehículos, por lo  que estima que 33.515 trabajadores hayan retomado sus empleos nuevamente. Sin embargo se espera que la cifra sea mucho más alta ya que es un sector en el cual se ve un alto grado de informalidad.  Además se debe contar también con los empleos indirectos y colaterales que genera el sector, como son las estaciones de servicio y conductores del sector transporte.

“Con la reactivación de este sector ya nos da un poco más de garantía,  se aguantó hasta donde más se pudo, pero sobre en el tema de los talleres, que viven del día a día, se vio mucha afectación y debido a esto hubo muchos empresarios que no lograron acceder a los créditos por no tener un historial crediticio, por lo volver a las labores es un alivio para estos trabajadores” expresó Luis Manuel Lozano, director  de la Asociación del Sector Automotriz y sus Partes, Asopartes en el Eje Cafetero.

A nivel nacional este sector un total de 4.500.000 empleos, teniendo en cuenta que también comprende subsectores como los de mantenimiento de carros y motos, también aquellos que venden partes, piezas y accesorios. Por lo que las pérdidas en este renglón de la economía ascienden a los US$500 millones, teniendo en cuenta que el 60 % de la producción es de materiales importados, mientras que el 40 % es producción nacional.

También expresa Lozano, que a pesar de que muchas empresas contaban con inventario para los meses de marzo y abril, muchas de las pérdidas se deben a la mala interpretación de la norma, en donde se habilitaba a estos sectores para la atención del transporte que hacían parte de las funciones esenciales dentro de la Medida de Aislamiento Obligatorio.

 

Será un proceso lento

Igualmente el representante del gremio asegura que lo más importante es velar por la seguridad y salud, tanto de los trabajadores, como de los clientes, por lo que el proceso de reactivación puede darse de manera paulatina, al igual que en otros sectores, ya que se debe cumplir con el proceso antes las Alcaldías para la autorización de los protocolos de bioseguridad.

“Nosotros hemos estado asesorando a las empresas para la elaboración y hay algunas que aún no lo implementan o no lo tienen claro, por eso esto puede retrasar un poco el proceso de reactivación ya que es un requisito fundamental para que puedan iniciar labores y así mismo empezar a mover la economía de sus hogares” explicó el director de Asopartes en el Eje Cafetero.

 

Los protocolos

De esta manera, las medidas de bioseguridad frente al covid-19 que deben cumplir dichos establecimientos son aquellas establecidas en la Resolución 666 de 2020 y que se basan en el distanciamiento físico de mínimo de 2 metros entre las personas, el uso de tapabocas, el continuo lavado de manos con agua, jabón y toallas desechables, la disponibilidad de alcohol glicerinado entre el 60% y el 90% en sitios estratégicos y realizar la permanente desinfección de objetos y superficies con alcohol al 70% u otros desinfectantes.

Sin embargo para estos sectores en especial de autopartes y otros establecimientos, se suman unas medidas adicionales:

– Establecer zonas específicas para el almacenamiento de materias primas, en proceso y productos terminados.

– Promover el uso de la escalera o pasillos en un sentido único.

– Generar barreras físicas en el área de recepción, por ejemplo vidrios.

– Desinfectar con alcohol al 70% los paquetes, elementos o mercancía que sean recibidos o entregados.

– Tomar medidas para la libre ventilación en espacios cerrados

– No utilizar los sistemas de control de ingreso por huella.

– Disponer de espacios para que los trabajadores guarden sus elementos y ropa.

– Utilizar sólo hasta el 50% de los parqueaderos.

– Señalar puntos de espera.

– Los vehículos que ingresen a mantenimiento deben ser desinfectados.

– Los negocios de autopartes funcionarán a puerta cerrada y se entregarán los productos a través de envíos.

– Para los casos de comercialización de vehículos, se invita a vender por plataformas electrónica y establecer control de acceso a clientes, siempre teniendo en cuenta todas las medidas de bioseguridad.