Salvar el empleo necesita medidas estructurales

La economía sintió con rigor los estragos de la pandemia. Los gobernantes, al decidir el confinamiento para la población, cuidaron la salud con menoscabo de la producción económica. Una decisión más que necesaria ante el devastador camino de la epidemia del covid – 19.

Las mediciones al respecto no fueron nada alentadoras en las 23 ciudades del país, incluyendo sus zonas metropolitanas: todas las ciudades, según el DANE, presentaron tasas de desempleo superiores a un dígito.

La evaluación del desempleo en el trimestre junio – agosto mostró la radiografía del fenómeno en un momento coyuntural, porque abarca el período de reactivación gradual de la economía, siguiendo los lineamientos del Gobierno nacional.

De cómo lo explica John Jairo Marín, docente del programa de Administración de Negocios Internacionales de la Fundación Universitaria del Área Andina, si bien prontamente no será posible tener tasas de desempleo de un solo digito como las que se evidenciaban hasta el año 2019. Si se hace necesario implementar estrategias estructurales para poder mejorar estos indicadores y llegas a cifras de al menos el 12 o 14 %.

“Esta pandemia, evidenció los problemas estructurales que tiene la región y el país en cuanto a su sistema productivo y su mercado laboral, lo cual demostró la fragilidad del mismo y las pocas estrategias que hay para sacarlo delante de una manera más asertiva” expresó el docente.

El experto en el tema también deja en evidencia que en tan solo seis meses se perdieron en la ciudad de Pereira, un total de 60.000 empleos, pasando de registrar en el mes de enero un total de 283.870 ocupados a 223.654 en el mes de julio. De estos 60.000 desempleados, 27.000 corresponden a mujeres y 35.000 hombres.

 

Decisiones de fondo

Según el último reporte del Dane, para el trimestre julio – agosto de 2020, la informalidad en la ciudad fue de 47,6 %, una situación que para Marín, también se agudizó con la pandemia, ya que quienes perdieron sus empleos en la pandemia han recurrido a el trabajo informal o independiente para poder suplir sus necesidades.

“Si bien los informales se cuentan dentro los ocupados, esta fue la población que más sufrió con los cierres de las cuarentenas. Sabemos que son personas que trabajan al día a día y que tampoco han podido acceder a las ayudas que ha destinado el Gobierno Nacional, porque estas son solo para empresas formalizadas y a eso es a lo que se le está apostando ahora” agregó el analista.

En ese sentido el docente asegura que si bien se han tomado buenas medidas para tratar de frenar un poco el impacto de la pandemia en las cifras de desempleo, estas estrategias no son de manera permanentes si no temporales, ya que a través de proyectos que impliquen el gasto público, como la adecuación de vías, construcción de o adecuación de infraestructura, se generan empleos pero no manera permanente.

“Apoyar la creación de nuevas empresas es fundamental para la creación de nuevos empleos, ya que de lo contrario no vamos a ver una recuperación del mercado laboral dedo a que la empresas están cuidando los empleos que tienen y contratan de acuerdo a la demanda, pero si esta no crece no se van a abrir nuevas puestos de trabajo” argumento Marín

 

La reactivación

De acuerdo a información entregada por la Alcaldía de Pereira, la reactivación en la ciudad comenzó, al igual que en todo el país, con los sectores de la construcción y manufactura, en donde se apostó a una reactivación de la economía, bajo el entendido de que “tendremos pandemia para rato y por lo tanto tendremos que aprender a convivir con ella”, como lo dijo el alcalde Carlos Maya.

Bajo esta premisa se destinaron recursos para ayudar a las empresas, así como también se otorgaron ciertos beneficios para quienes tuvieran obligaciones tributarias

Estas acciones estuvieron enfocadas principalmente a las micro, pequeñas y medianas empresas, las cuales generan el 60 % de las ocupaciones en Pereira y que a su vez, según Johnnier Cardona, subsecretario de Planeación de Pereira  representan el 95 % del total de las organizaciones en la ciudad.

Recuperación

En la más reciente medición del Dane (trimestre junio – agosto 2020) indica que la ciudad recuperó 22.000 mil puestos de trabajo.

“Estas plazas de trabajo fueron especialmente en las actividades industrial, construcción, comercio, restaurantes y hoteles. Debido a esto actualmente nos encontramos entre las cinco ciudades con menor desempleo del país” expresó Cardona.

De acuerdo a estos datos, la ciudad es privilegiada frente a sus pares del eje cafetero, en donde Manizales ocupa el puesto 15 con una de desocupación de 25,3 % y Armenia en el puesto 18 con 26 % de desempleo.

El mismo panorama se evidencia si se compara con las principales ciudades del país como Bogotá que tiene una tasa de desempleo de 24, %, Medellín con 22.6 % y Cali con 25.2 %.

Deja un comentario