Risaralda sigue siendo líder en inclusión financiera

Risaralda lidera la inclusión financiera en el Eje Cafetero al reportar un 89,90 % de los adultos que han adquirido un producto financiero durante el 2019, lo cual equivale a 637.456 personas en edad para adquirir este tipo de productos, de acuerdo al reporte entregado por Banca de Oportunidades.
De este porcentaje al menos 524.455 de los adultos cuentan con algún producto financiero vigente.

Estos datos se ubican incluso por encima de los indicadores de la región cafetera, en donde se registra un nivel de indicador de inclusión financiera del 86,41%. En ese sentido el departamento se ubica 3,4 puntos porcentuales por encima del total regional, junto Antioquia con 86,8%. Mientras que Caldas y Quindío están por debajo con 79,3 % y 76,3 % respectivamente.

“Tener un buen indicador de acceso a los productos financieros está claramente ligado al dato de informalidad que hoy vive la ciudad de Pereira, que está entre los más bajos del país y con esto podemos comprobar que las ciudades que son más bancarizadas, son ciudades con altos índices de formalidad. A través del acceso a estos productos se pueden realizar proyectos a corto mediano y largo plazo, con el ahorro que es la puerta de entrada el crédito se pueden llevar a cabo inversiones”, expresó Freddy Castro, director de Banca de las Oportunidades.

Segmento de edad

En general, el segmento poblacional que más accede a productos financieros es el de 41 a 65 años y el que menos es el correspondiente a los jóvenes con edades entre los 18 y 25 años. En los cuatro departamentos de la región del Eje Cafetero se mantiene esta tendencia.

“El poco acceso que tienen los jóvenes a los servicios financieros se puede interpretar como una falta de confianza y de educación financiero y también se debe tener en cuenta la dinámica del mercado laboral. Si bien Pereira es la ciudad con menor tasa de desempleo en jóvenes, sigue estando por encima de la tasa de desempleo global y eso también lleva a que los jóvenes no se atrevan a iniciar con la inclusión financiera”, agregó Castro.

En Quindío, la diferencia entre el porcentaje de adultos con al menos un producto financiero de los que tienen de 41 a 65 años y los que tienen de 18 a 25 años es de 33,7 puntos porcentuales, en Risaralda es de 3,06 y en Caldas es de 28,4. Antioquia es el único departamento con una diferencia muy pequeña, 6,1.

Por otro lado de los 637.456 adultos que han accedido a algún producto financiero el año anterior, el 92,72 % fueron solicitados por hombres, mientras que la mujeres representaron un total de 88,1 % que accedieron al sistema financiero. La misma situación se vive en los demás departamentos de la región.