Restaurantes listos para su apertura el 1 de julio

Con la extensión de la medida de aislamiento obligatoria hasta el próximo 15 de julio, empieza el camino de reapertura de los restaurantes y de esta manera poder salvar la economía de estos negocios que a completan tres meses de cierre.

Según lo anunciado por el presidente Iván Duque, el decreto que permitirá la apertura de estos locales  venta de alimentos, será emitido en los próximos días por el Ministerio del Interior y se iniciará con esta apertura en los municipios que están libres de covid-19.

En Risaralda hay actualmente hay cerca de 4.000 establecimientos de comida, registradas ante la Cámara de Comercio de Pereira, de los cuales 2.838 están ubicados en la capital risaraldense, generando más de 12.000 empleos, que se podrían activar el próximo 1 de julio.

 

Apertura por municipios

De acuerdo con lo indicado por el Gobierno Nacional, esta prueba piloto se estará llevando a cabo en municipios que presenten casos del virus y en regiones donde no haya una alta tasa de caso de contagio de covid-19. Por lo que para poder iniciar la reapertura los alcaldes deberán realizar la solicitud de estos pilotos, principalmente en los municipios no covid y de esta manera analizar cómo será la implementación de estos protocolos de bioseguridad.

“Seguimos avanzando con los pilotos en municipios que no han tenido ninguna afectación de COVID-19, empezamos pilotos presenciales en restaurantes. Por esto los alcaldes de esas localidades con baja afectación de COVID-19 podrán solicitar ser parte de esos pilotos para ver cómo funciona el distanciamiento físico y los procedimientos de control de aforos en restaurantes» detalló el mandatario de los colombianos.

A pesar del cierre, los empresarios del sector gastronómico no han dejado de trabajar, diseñando los protocolos de bioseguridad adecuados para poder iniciar sus labores, es así como de la mano de Fenalco, se han desarrollado talleres con el objetivo de poder establecer sus actividades.

 

Adecuaciones locativas

Principalmente el aforo de los restaurantes, cafeterías y establecimientos de comidas rápidas estará́ calculado por el número total de comensales permitidos por ley en la capacidad de aforo. En este caso, solo podrán estar simultáneamente sentados un máximo el 50% del total permitido de los comensales

Dentro de las adecuaciones a los locales se deberá disponer de áreas comunes y zonas de trabajo, de suficientes puntos de aseo para el lavado frecuente de manos, los cuales deberán ser acordes a los metros cuadrados construidos y el número de trabajadores según las recomendaciones de las autoridades de salud.

Igualmente se deberá disponer suministros de alcohol glicerinado, como mínimo al 60%, y productos de desinfección que recomienden las autoridades sanitarias en todas las áreas donde haya personal. Así mismo, establecer protocolos de desinfección previos al uso de cualquier elemento o herramienta de trabajo. Se deberá garantizar la existencia de desinfectantes cerca de las zonas de desplazamiento y trabajo.

Es importante garantizar la correcta circulación del aire y evitar el uso de aire acondicionado o ventiladores en las instalaciones.  Tomar medidas para favorecer la circulación y recambio de aire en espacios cerrados o con escasa ventilación, y realizar el mantenimiento de los equipos respectivos y sistemas de ventilación.

El propietario del establecimiento debe garantizar un espacio para que el trabajador guarde sus elementos personales y ropa de diario en los casos en que se requiera. Igualmente, de bolsas para guardar la ropa de trabajo y posterior lavado (tener cuidado con otras prendas personales y familiares).

 

Interacción en el restaurante

Definir protocolos de distanciamiento social y de interacción entre trabajadores y colaboradores, que incluyan medidas que favorezcan la circulación de aire en espacios cerrados. Garantizar el distanciamiento mínimo de 1,5 metros entre trabajadores.

En caso de realizar trabajos que requieran trabajar a menor distancia de la anteriormente mencionada, previo a la realización de la labor, se deben ejecutar procedimientos de asepsia integral de las personas y, para el desarrollo de la actividad, equiparlas de elementos mínimos de protección como son tapabocas y guantes plásticos. Una vez finalizada la actividad, nuevamente se deben ejecutar procedimientos de asepsia integral de las personas. Se recomienda que, en trabajos grupales, el número de personas trabajando a menos de metro y medio (1.5m) se limite a cinco (5).

Durante el desarrollo de las actividades, evitar el intercambio de herramientas manuales y eléctricas, así como los equipos de trabajo entre el personal. En caso de ser estrictamente necesario, se debe ejecutar el proceso de desinfección.

Se debe prohibir la manipulación de teléfonos celulares, sin un lavado de manos y desinfección previa si hay algún tipo de contacto con materiales o equipo que provenga o sea posteriormente entregado a otro trabajador o persona. Evitar igualmente la manipulación de los mismos durante los periodos de alimentación

 

Clientes
  • Al ingreso de los clientes se deberá hacer la respectiva desinfección, principalmente de manos y de calzado.
  • Cuando la capacidad de aforo sea la máxima, los clientes deberán realizar en las puertas de entrada fila de ingreso, con estricta separación de dos metros entre personas.
  • Se debe definir claramente del número máximo de proveedores y de clientes por turno que pueden estar en el lugar de operación, dependiendo de las condiciones del lugar de trabajo.
  • Fomentar el pago con tarjeta y otras plataformas digitales, para reducir el uso de dinero en efectivo. En caso de no ser posible se recomienda pagar el monto exacto de la compra y evitar la firma de recibido del producto. A menos que utilice su propio lapicero.

 

Manipulación de insumos
  • Para productos terminados, se recomienda utilizar sellos resistentes a la manipulación o doble bolsa para garantizar que no haya contaminación de los mismos.
  • Se debe hacer obligatorio el uso de medidas de protección (tapabocas y guantes) durante el proceso y manipulación de los alimentos, y durante la atención a los clientes.