Precios de bienes importados presentarán alza el primer trimestre del año

Para nadie es un secreto que desde la aparición de Coronavirus, ha generado no solo una alerta en temas de salud, si no también una reacción de temerosa de los mercados internacionales, dejando consecuencias de las cuales Colombia no ha sido ajeno. El temor infundado, más la real situación del virus, ha provocado que en las últimas semanas se hayan detenido muchos negocios a nivel mundial como son el tema de las exportaciones e importaciones.

El impacto se puede ver a nivel de regiones, en el caso de Risaralda, teniendo en cuenta que los bienes de consumo y materias primas representan el 71,4% de las importaciones del departamento.

En primer lugar si hablamos de las importaciones tenemos que tener claro que Colombia es un importante socio comercial de China la mayor parte de los productos de bienes intermedios y de consumo final que llegan al país, provienen de China el impacto ya se está haciendo sentir. Es de recordar que muchas de las fábricas estuvieron detenidas y que el proceso económico Chino se redujo sustancialmente dando lugar a un desaprovisionamiento global de materias primas que por supuesto estaba afectando al país y que pueden afectar los precios finales, especialmente durante el primer trimestre de este año” explicó Geovanny Montoya, economista y director grupo Ágora.

Así mismo el aumento del dólar como consecuencia de la crisis en las industrias de China, que ha generado el Coronavirus ha llevado a presión al alza del precio de la divisa, provocando a su vez una devaluación del peso colombiano, lo que llevará a afectar los bienes de consumo y en mayor medida los bienes de capital, estos últimos serían los de mayor impacto en la economía pues son los que se utilizan para la producción industrial de diversos productos, lo que podría desencadenar una presión inflacionaria leve sobre estos.

Toneladas

De acuerdo al más reciente informe del Dane, para las importaciones registradas en el mes de diciembre de 2019 se puede evidenciar una reducción en la cantidad de bienes importados al país, pasando de 21.675 toneladas en diciembre de 2018 a 16.018 toneladas en diciembre de 2019. Sin embargo en cuanto al monto de las compras se presentó un aumento reportando un total de US$ 45.129.000 en 2018 a US$ 57.724.000 en el último mes del 2019. 

Montoya argumenta que este comportamiento obedece fundamentalmente al tema cambiario, recordando que en los últimos meses del 2019 hubo una fuerte presión alcista en la cotización del dólar.

En ese sentido se están movilizando una menor cantidad de productos los cuales están sujetos a la variación internacional de precios y al diferencial cambiario que hace que también se encarezca, fundamente es un asunto de precios externos porque estas cotizaciones están en dólares de los Estados Unidos” agregó el economista.

Exportaciones

Para el caso de las ventas al exterior están no representan un riesgo para la economía local, teniendo en cuenta que China no es un destino importante en ese sentido para el país, ni para la región. 

Sin embargo debido al impacto del virus y la afectación que ya se ha visto en otras regiones del mundo, si podría representar un riesgo para las exportaciones colombianas, en donde países como Estados Unidos y algunos de Europa si son un destino comercial para las ventas externas. 

En cuanto a las negociaciones que se vienen haciendo desde el departamento para la exportaciones de bienes agrícolas, Montoya argumenta que, si bien no hay riesgo de que se terminen, si puede presentarse un retraso en las mismas, mientras la economía y la industria del país asiático vuelve a la normalidad.

Positivo y negativo

Finalmente para el alza del dólar hay dos elementos que se contraponen en el tema de remesas, el primero tiene que ver con la desaceleración económica que se presentará el primer trimestre del año a escala mundial, lo cual puede ocasionar a que haya menor demanda de empleos.

Pero por otro lado es claro que la tendencia alcista del dólar estimula el envío de dólares desde el exterior, los cuales al monetizarlos en Colombia van a tener un buen valor en el país y de esta forma se aumentará el consumo en los hogares, lo cual es bueno para la economía local.

Este punto afectaría las remesas reconociendo que posiblemente los colombianos residentes en el exterior pueda estar teniendo problemas de empleo, lo cual podría dificultar el envío de remesas. Pero por otro lado es clarísimo que una tendencia tan alcista del dólar estimula el envío de dólares y en punto de vista finalmente primará lo segundo y tendremos un tercer trimestre con un alto volumen de giros procedentes del exterior” puntualizó el representante de grupo Ágora.